Páginas vistas en total

viernes, 29 de mayo de 2009

Evo ha traicionado a Bolivia, le ha despojado de su sagrado nombre. Ha renunciado a representar a Bolivia, que "ya no existe" por tanto debe irse ya!!

Víctor Vargas Montaño
Cambio de nombre o traición a la Patria?

Si bien el Art. 1 de la nueva Constitución Política del Estado aprobada por el MAS y sus seguidores, contempla que: “Bolivia se constituye en un Estado Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario, libre, independiente, soberano, democrático, intercultural, descentralizado y con autonomías. Bolivia, se funda en la pluralidad y el pluralismo……”. Ello no implica que se haya facultado al poder ejecutivo para que cambie la estructura nominal de la República de Bolivia a sólo criterio personal o político-partidista.

Por otra parte, todo cambio de nombre (así sea de una persona individual) implica un cambio radical de la personería tanto así que jurídicamente deja de ser quien era y pasa a ser otra persona legalmente distinta aunque físicamente siga siendo la misma; lo propio ocurriría ahora si se confirma el absurdo cambio de nombre de nuestro país.

No es un capricho ni una crítica interesada de mi parte, pero, creo firmemente que con el nombre de un país no se debe jugar, esto no sólo afecta el orden interno sino a nivel internacional; tómese en cuenta que todas nuestras relaciones internacionales se han realizado con la República de Bolivia y ninguna con el “Estado Plurinacional de Bolivia”.

Por otro lado, si revisamos el trámite legal que debe hacerse para proceder al cambio de nombre de un ciudadano común, resulta que sólo es posible mediante un proceso ordinario civil, la demanda debe contener una especial argumentación y fundamentación jurídica que hagan posible llegar al convencimiento de la autoridad para que acceda a autorizar el cambio de nombre; para ello, debe además de sus argumentaciones presentar pruebas, certificaciones y un cúmulo de requisitos que permitan acreditar la necesidad del cambio de nombre.

Ahora bien, ¿Cuánto más debería necesitarse para cambiar el nombre de un País?... En primer lugar debe consultarse al pueblo y luego, seguir los pasos legales para que el cambio de nombre sea admitido tanto a nivel interno como internacionalmente. No se trata pues de satisfacer un simple impulso de la “temática” politiquera o de pintarrajear paredes en tiempos proselitistas. ES EL NOMBRE DE NUESTRA PATRIA.

Ésta actitud, jurídicamente no está contemplada, pero en mi criterio el D.S. 0048 de 2009 implica Traición a la Patria, Dn, Juan Evo Morales aún siendo el Presidente de Bolivia, no está facultado legalmente para cambiar el nombre del País ni con esta constitución ni con ninguna otra, caso contrario que revise el Art. 172 en sus 27 numerales de la actual Constitución Política del Estado, con especial énfasis en el numeral 2.

Por otro lado, esta Constitución en su Art. 232 textualmente dice: “La Administración Pública se rige por los principios de legitimidad, legalidad, imparcialidad, publicidad, compromiso e interés social, ética, transparencia. Igualdad, competencia,….”. Principios que no son expresados de ningún modo en el D.S. 0048/2009 puesto que carece de legitimidad, de legalidad, de competencia y de ética; por el contrario, es una clara muestra de infidelidad y menosprecio al pueblo boliviano, es un total irrespeto a Bolivia como República libre, independiente y soberana.

Dicho de otro modo, Dn. Juan Evo Morales con este D.S., ha renunciado directamente ser Presidente de la República de Bolivia cargo al que accedió por la vía democrática y ha preferido nominarse un nuevo Estado “Plurinacional” para ejercer su propio sistema de gobierno de tipo dictatorial, quizá bajo esa creencia está atacando permanentemente al Poder Judicial y tratando de eludir al Legislativo en todo cuanto se le antoja, tanto así que ya no contamos con el Tribunal Constitucional que tanto sacrificio costó al pueblo boliviano su instauración puesto que los gobiernos de turno en aquella época no querían admitir su presencia que de hecho significaba un control muy riguroso a sus apetitos anticonstitucionales, sin embargo, éste gobierno que se autodenomina del pueblo, lo destruyó de forma directa para evitar sus decisiones frente a la arbitrariedad que viene ejerciendo como es este caso de cambio de nombre de Bolivia.

miércoles, 27 de mayo de 2009

la egolatría de Evo Morales está llegando a extremos. ser declarado "salvador de la patria", acuñarse monedas de oro con su efigie, pretenderlo todo


Lo perverso del culto a la persona

Mauricio Aira

Los sociólogos llaman al fenómeno también “culto a la personalidad” que es en dimensiones políticas la exagerada admiración a los líderes. En las autocracias es una forma de culto a la persona del autócrata o dictadorcillo. Conviene puntualizar de entrada que un cerebro organizado y normal no necesita ni del culto ni del aplauso para ejercitarse en el cumplimiento de sus deberes, el aplauso que se cambia a la adulonería, la lisonjería que engendra el egocentrismo, son más propios del mundo del espectáculo artístico o deportivo. Sabido es que el mérito de un espectáculo se debe a muchos, no siempre los que están en el escenario, por lo que algunos descubren la malicia, la perversidad de aplaudir sin reparar ofendiendo a la justicia social, aumentando la desigualdad que hiere el sentido de lo correcto, de la legalidad.

Llenar de laureles a los campeones ha sido tradición de pueblos cultos como Grecia y Roma, sin caer en la egolatría que instauró Julio César llenando de halagos al pueblo que le permitía ceñirse la corona de laurel, culto a la personalidad le rindieron millones de rusos al dictador José Stalin que conduciendo a la muerte a millones de seres, permitió que los vivientes le levantaran estatuas, que al morir el imperio fueron derribadas, como los que derribaron de Hitler al término de la guerra mundial, de Mao Tse Tung al surgir la revolución cultural, las de Pinochet, las de Rafael Trujillo o las de Francisco Franco cuando se les acabó la vida en Chile, Dominicana y España. Es el destino impajaritable de aquellos que creyéndose dueños de la verdad y seres superiores, se dejan vencer por la tentación de la egolatría como el narciso de la historia que enamorado de su propia imagen que veía reflejada en un espejo de agua quiso abrasarse a sí mismo y se ahogó. La historia está repleta de ejemplos de modo que la capacidad de maniobra y demagogia de individuos como Evo Morales “héroe encumbrado por sí mismo” rodeándose de adulones eincondicionales que le han llevado al convencimiento de ser único, incomparable, semidiós.

Los hitos del proceso que lleva decenios se han ido perfilando falsamente, “que la choza de Orinoca” tiene que ser un museo, que la corneta del bandido (por su pertenencia a una banda de músicos) tiene que ser de oro, que su ascensión al poder, debe recibir sahumerios y k´oas en la Puerta del Sol, que su efigie debe ser grabada en monedas de oro, suplantando a la auténtica heroína Juana Azurduy, considerándose “líder indiscutido de los cocaleros” puso dinero y la organización del estado para recibir sendos diplomas y vestimentas con que alimentar su “ego”, hasta ser declarado “libertador de los indígenas” siendo que no habla ni quéchua, ni aymara, ni castellano. Cuando los periodistas preguntan para estar seguros de haber captado su pensamiento responde “yo no sé, no fui a la Universidad, ni nadie me enseñó”.

Los “formadores” de Morales muy bien identificados con algunas ONG, y con el extremismo de la izquierda utópica que jamás administró el poder de una nación se han referido al culto a la personalidad como una perversidad de la derecha, propia de la sociedad capitalista, “tan potente como la codicia y tan corrosiva como la envidia”, sin pensar que la criatura de su hechura excedería a todos sus alcances, jamás pensaron que los males de los doctorcillos de Charcas o de las oligarquías se “amebarían” (de adherirse a las paredes intestinales) para no desprenderse jamás en el pseudo indigenismo originario.

Bastará repasar un manual de la egolatría para constatar que el auténtico talento no necesita del halago, el talento creador repudia el aplauso el primitivismo asociado al galardón tiene que ver con la lógica de estimular al talento, al genio y al ingenio, aunque en el fondo siempre habrán talentos ocultos o encubiertos al lado de los que simulan serlo o pagan para recibir lauros.

Lo inexplicable es que muchos humanos son sensibles al halago, a la adulación y quieren situarse por encima de los otros, hacen uso de todo el poder, de ingentes fortunas y sacrifican vidas humanas y honras ajenas con tal de ser “honrados y reconocidos por la plebe como sus salvadores”. Nada merece el culto a la persona, porque quién verdaderamente se merece está por encima de la vanidad y la soberbia. El culto a la personalidad es el ritual con que las sociedad débiles se auto blindan contra el abuso, el maltrato y rendidas por el miedo eligen como el mal mejor, rendir pleitesía al tirano que se ensoberbece más todavía. La inspiración y el esfuerzo no persiguen la codicia o el reconocimiento de los demás, la egolatría es la perversidad de una sociedad enferma de “muchas patologías crónicas” para las que no existe medicina ni cirugía que les ponga final.

lunes, 25 de mayo de 2009

felizmente no son muchos, los militares que "por una pega" se doblegan y aceptan servir incondicionalmente al amo de turno. algunos ejemplos odiosos


Gildo Angulo, gracias a una recomendación del ministro de la Presidencia , Juan RamónQuintana, fue designado como presidente de YPFB-Transportes y de entrada se mandó una perlita que muy bien podría figurar en la más selecta antología del servilismo.

Sucede que Angulo, un militar cuyas veleidades políticas eran ampliamente conocidasy por tanto siempre estaba medrando en las periferias del poder, el 2005 fue candidato a la presidencia por la Nueva Fuerza Republicana (NFR) jefaturizada por Manfred Reyes Villa.

En esa épocas su ocasional jefe representaba para él, la suma insuperable de las virtudes ciudadanas ycívicas y no ahorraba adjetivos para ensalzar la figura de Reyes Villa.

Pero mutatis mutandis, Angulo ha cambiado radicalmente de opinión y pidió perdón por haber militado y haber sido candidato por NFR, lo cual dijo fue un tremendo error. Paralelamente considera que Reyes Villa ya no es la persona que miraba con ojos maravillados sino un siniestro separatista.

Es evidente que los billetes y una pega puede hacer maravillas en el razonamiento de ciertos individuos y Gildo Angulo (conocido además por andar detrás de los medios para figurar) es una muestra de ello pero no es el único. En el gobierno del MAS se pueden encontrar muchos personajes de cuya trayectoria política, lo menos que se puede decir es que es sinuosa.

En primera fila se tiene al propio ministro de la Presidencia , Juan Ramón Quintana, quien era el mimado y protegido de la familia Banzer-Prada. Luego podemos nombrar al ministro de Defensa, Walker San Miguel, defensor de la capitalización y ex colaborador del MNR y muy allegado al yerno de Goni, Mauricio Balcázar.

Otro ejemplos: el ahora radical y fanático masista, Sacha Llorenti, fue miembro de la Avanzada Universitaria que reunía a los universitarios del MNR. De la misma agrupación era el ministro de Defensa Legal del Estado, Héctor Arce.

Como ellos hay muchos más que hoy reniegan de su pasado y permanentemente hacen profesión de fe ante el jefazo. Para evitar cualquier desconfianza hacia ellos asumen generalmente las posiciones más extremas, no vaya a ser que a alguien se le ocurra acusarlos de falta de entusiasmo en una época de caza de brujas.

Evo premia su lealtad con algunos cargos para ellos y sus familiares pero no se percata que estos mismos individuos, con el mismo ardor que hoy lo muestran como un Pachacuti resurgido en la cordillera andina, más temprano que tarde también se mostrarán arrepentidos de haber sido parte de su gobierno, renegarán de él y lo mostrarán como el más grande sátrapa que haya pasado por nuestra historia.

domingo, 24 de mayo de 2009

Daniel Pasquier en su art. La dimensión del odio, confirma el odio como sistema del gobierno masista tortura, mata, exilia...y desconoce los DDHH!

Bolivia encara, con temor, una etapa de exacerbada violencia. Y si la violencia destroza ese sutil tejido de sentimientos, lazos culturales, confianzas ganadas durante luchas compartidas y emprendimientos comunes en una sociedad, se intuye un panorama desolador para la unidad de la Patria. La carencia de referencias a ella en la nueva CPE pone al descubierto la intención de los reales redactores del texto constitucional, la intención franca de desconocer un acerbo histórico común. En consecuencia, la repetida “refundación” es en sí, un rechazo a la Patria Boliviana, un rechazo al Proyecto de Nación y, quizás eso explica que en su lugar se utilice la aséptica definición de Estado Plurinacional, diseñado para desarrollar un proyecto político que nada tiene que ver con la intención fundacional, ni refundacional, de la República de Bolivia.
P. Shimose nos legó el verso “Vuelvo el rostro y veo la dimensión del odio”. La violencia ha rebasado los límites impuestos por la inseguridad ciudadana, para infiltrarse en terrenos donde lo que se juega ya es la libertad del ciudadano. Porque derechos fundamentales reconocidos por la CPE del 2009, están siendo desconocidos y atropellados de manera permanente, y con especial empeño en el Oriente y Sur, donde se ha concentrado la oposición al proyecto del MAS, filial del Socialismo Siglo XXI de Hugo Chávez. El Art. 15 dice “Toda persona tiene derecho a la vida y a la integridad física, psicológica y sexual. Nadie será torturado, ni sufrirá tratos crueles, inhumanos, degradantes o humillantes. No existe la pena de muerte”. Es evidente que todo el artículo se ha violado en Cochabamba, en Sucre, en Pando, y muchos otros lugares, con justicia comunitaria o sin ella. Se ha llegado a segar vidas humanas, una dolorosa crueldad; se ha recurrido a la tortura, tan repudiable que con frecuencia levantamos protestas en casos acaecidos a miles de kilómetros, como Guantánamo e Irak. Por el simple y trascendental hecho de pertenecer a la comunidad mayor, la humanidad. Si “no existe la pena de muerte”, ¿qué pasó en el Hotel Las Américas? ¿Si nadie debe ser torturado, qué sufrieron dos ex Unionistas, para arrancarles confesiones comprometedoras?
Se convierte en imperativo restaurar el Estado de Derecho. El Cap. III de la CPE (Art. 21) reconoce “la libertad de pensamiento…expresados en forma individual y colectiva, tanto en público como en privado,….”, que debe proteger de toda persecución política, y a los periodistas, la CPE les garantiza libertad “a expresar y difundir libremente pensamientos u opiniones por cualquier medio de comunicación….”, “a acceder a la información, interpretarla, analizarla y comunicarla libremente”. Carecen de fundamento la persecución, la amenaza o el chantaje a personas o empresas dedicadas a difundir información independiente. Es un mandato constitucional (Art. 22) “La dignidad y la libertad de la persona son inviolables. Respetarlas y protegerlas es deber primordial del Estado”. Los panegiristas de lo indefendible, hombres de prensa al servicio del gobierno y ex defensores de los derechos humanos, tendrán que rendir cuentas ante la justicia.
La tolerancia es un logro fundamental de la democracia liberal, cuya consecuencia es la paz social y, en la paz social, poder trabajar por mayor justicia social. El Estado de derecho es una consecuencia de la tolerancia política. John Locke, que vivió en carne propia la incomprensión, la intolerancia por razones de pensamiento, puso los fundamentos que desde el siglo XVII han influido en la conformación de los nuevos estados democráticos. No es posible vivir en sociedad dando rienda suelta a los efectos de taras, discapacidades e incapacidades, sean estas físicas, psicológicas, emocionales o intelectuales. No se debe configurar una sociedad en base a complejos, si no intentamos superarlos. La estrategia aplicada en el país, ya muy analizada, de ahondar diferencias, es eficaz políticamente, pero es deshonesta e inhumana. No cumple con principios y normas democráticas, cuando no hace falta ni siquiera en lo formal, y sin embargo genera conflictos de resultados funestos, con costos en vida y sufrimiento del pueblo boliviano.
El terrorismo es propio de los Estados totalitarios, con cientos de millones de víctimas. La ausencia de tolerancia, la destrucción del Estado de derecho, conduce a la aplicación del terror como instrumento político. ¿Porqué Bolivia va a ser el nuevo experimento de cambio mediante la práctica fracasada del terrorismo de Estado? Bolivia, y Santa Cruz en particular, ya han pasado por estas experiencias. Pero si duelen las afrentas externas, mucho más duelen las afrentas internas, de los que supuestamente nos llaman hermanos. A cuento de indigenismo se tilda a los cruceños de “separatistas”, olvidando que fuerosn cruceños los que se enrolaron voluntarios a defender nuestra heredad en el Pacífico, donde no pisó un “indígena”, porque la disposición legal restringió la convocatoria (R. Querejazu, La guerra del Pacífico, 2006). Otra publicación reciente aporta datos muy ilustrativos, que la historia ha recogido aunque sea “a grosso modo”, de las afrentas internas: “Las traiciones del Alto Perú a Santa Cruz” (Bismark A. Cuellar, 2009, en www.ernestojustiniano.org). Ese resumen suma 25 páginas. Y es que siempre los políticos han encontrado el pretexto para recurrir a la violencia, al miedo y el terror para someter a los bolivianos, y siempre el Ande apela con facilidad a la etiqueta “separatista” para justificar la violencia contra las aspiraciones cruceñas.
Hoy, la voluntad de un gobierno centralista, con ribetes de autocracia, se declara comunista (desfasado de la corriente mundial que está de vuelta de “revoluciones democráticas y culturales”), y esta ideología ha tenido siempre como “modus operandi” ejercer terrorismo de Estado. Es momento de recordar que cuando se pierde la tolerancia se está a punto de perder la libertad. Y la libertad es irrenunciable, no sólo es un derecho fundamental, es una condición del ser humano. Escuchemos a J.M. Sanguinetti, ex Presidente del Uruguay, quien al presentar su libro “La agonía de la democracia” (La Nación, 150509) dijo, “Los uruguayos perdimos la libertad porque antes habíamos perdido la tolerancia”. Con frecuencia, los mismos que atropellan hoy la democracia, mañana son los primeros en lamentar su no vigencia. “Esa es la lección de la historia”.
*CEO del ICEES, Santa Cruz (Bolivia)

viernes, 22 de mayo de 2009

soy marxista, leninista y comunista y ahora qué, declaro el originario ante la OEA. ahora que me expulsen como lo hicieron con Cuba. qué ignorancia...


Armando Méndez Morales
Marxista, leninista y comunista

 “Quiero decir a los miembros de la OEA que están aquí que quiero declararme marxista, comunista, leninista y ahora que me expulsen, ahora quiero que me expulsen de la OEA. ¿Quién puede creer que por ser marxista leninista lo expulsen de la OEA? Es increíble”. Esta es la declaración que hizo el Presidente Evo Morales, que los bolivianos la conocimos por medio de la prensa venezolana, con muy poca cobertura nacional,  y que “sorprendió” a la comunidad internacional al realizar esa confesión en una reunión del grupo de países que conforman la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), “al recordar las razones por las cuales Cuba dejó de pertenecer al organismo hemisférico (OEA) en 1962”, evento llevado a cabo de manera previa a otro de mayor relevancia como fue la V Cumbre de las Américas, realizada en Trinidad y Tobago, los días 18 y 19 de abril del año en curso.

Triunfada la revolución cubana acaudillada, por Fidel Castro y su principal lugarteniente Che Guevara, proliferaron los tribunales populares que sentenciaron a muerte a mucha gente, fusilamientos que publicaba periódicamente la revista “Bohemia” de esos tiempos. Los primeros años de esta revolución fueron muy sangrientos, de total desconocimiento de los derechos humanos. Castro que llegó al poder con un discurso democrático progresista, que le granjeó la simpatía del pueblo cubano frente a la dictadura corrupta de Baptista, pronto se declaró “marxista y comunista” con todas las connotaciones que ello conlleva. Estas son las razones por la que la OEA, en 1962, expulsa a Cuba. 

Terminada la Segunda Guerra Mundial, la nueva Constitución Política de la naciente República Federal de Alemania declaró la ilegalidad del Partido Nacional Socialista y del Partido Comunista Alemán, prohibiendo su existencia, porque se trataban de organizaciones que sustentaban ideologías antidemocráticas y subversivas, por tanto, organizaciones peligrosas para el desarrollo de la vida democrática de los pueblos.

La caída del muro de Berlín, en 1989, y la desaparición de la URSS después, terminaron por sepultar al “marxismo, leninismo y comunismo” tanto ideológica como políticamente, porque sus planteamientos, en el área económica, demostraron estar completamente alejados de la realidad del mundo moderno. Hoy, se puede confirmar que es una ideología fracasada y que pertenece al pasado.
 
¿Por qué este total rechazo del mundo occidental democrático al nacional socialismo y al comunismo? Para dar una respuesta a esta importante interrogante es necesario retrotraerse a los principales planteamientos ideológicos del marxismo.

En primer lugar esta su desacreditada “ley” de la explotación del trabajo en una economía de mercado, no de cualquier trabajador sino sólo del trabajador manual, del “obrero”. Este es el fundamental planteamiento marxista porque de aquí viene todo lo demás. Marx, equivocadamente, -como también en su tiempo estuvo Quesnay quién decía que la riqueza solo provenía de la agricultura- proclamaba que la riqueza creada en el capitalismo era generada sólo por los obreros, ya que todos los demás participantes en las actividades económicas no lo eran, sino sólo “transferidores de valor, pero no creadores de valor”.

Hoy día ningún economista, que se precie de serio y riguroso, aceptaría esta falsa hipótesis marxista. Pero esta conjetura equivocada se generalizó más tarde como que todos los trabajadores son explotados por el capital; que los ricos existen porque se apropian lo que producen los pobres; que las naciones son ricas porque explotan a los países pobres. Estas presunciones que no sólo son falsas, sino dañinas, se anidaron mucho tiempo en los cerebros de gente muy inteligente y bien intencionada y, hoy, sus restos yacen en el vulgo de toda sociedad.

La citada “ley” marxista permite entender todo el andamiaje comunista porque de ahí se concluye que la riqueza creada por el obrero no le es reconocida ni pagada por el capitalista sino que es apropiada por él. De esta manera, surge la riqueza que acumula el capitalista convertida en propiedad privada.

Por esta razón, la historia del capitalismo sería una continua lucha social y política por la apropiación de la “plusvalía” entre los obreros, por una parte, y los capitalistas, por otro, dando lugar a la inevitable lucha de clases entre proletarios y capitalistas, lucha que concluiría con la revolución socialista, con el gobierno dirigido por la clase obrera, con la “dictadura del proletariado”, quién pasa a expropiar la propiedad de los capitalistas, con lo cual se elimina la propiedad privada de todo medio de producción  -y también del comercio privado- para ser reemplazada por la propiedad estatal.

Del planteamiento anterior también se deduce el rechazo visceral que el marxismo tiene ante la fundamental ley económica que dice que los humanos ante todo buscan sus propios intereses y de acuerdo a sus propios valores, lo que en la actividad económica se traduce que cualquier persona busca lograr los mayores ingresos por la actividad que realiza, lo que alguna gente despectivamente llama “el lucro”, siendo la competencia el medio para impedir la concentración de este lucro

La segunda idea equivocada de Marx  dice que la economía de mercado es un “caos y anarquía”, que la competencia es causa de los ciclos económicos y de sus crisis. No se percata que es la forma como los individuos libre y voluntariamente participan en los mercados, dando lugar al intercambio generalizado, relación social por excelencia. Es el medio por el cual la libertad de los hombres se traduce en creatividad e iniciativas expresadas en las actividades económicas para lo que mejor estén dotados; es el medio, por el que se introducen cosas y servicios nuevos y que, en definitiva, favorece el bienestar de las mayorías. La economía de mercado es la forma como los países avanzan.

Como alternativa a la economía de mercado, Marx planteó la planificación y control de toda la actividad económica por parte del Estado, quién mantiene en sus manos todos los factores productivos, incluso el trabajo, razón por lo cual todos obligatoriamente pasan a ser empleados del Estado. 
 
La tercera idea equivocada es su pretensión de haber “descubierto las leyes de la historia”, los diferentes “modos de producción” por los que inevitablemente todas las sociedades cronológicamente transcurrirían, siendo, los siguientes: la comunidad primitiva, el esclavismo, el feudalismo, el capitalismo y, finalmente, el socialismo que se transforma en comunismo, con lo que llega al “fin de historia”. La sociedad perfecta, ¡el paraíso en la tierra!

La puesta en práctica de los planteamientos marxistas lleva al enfrentamiento sangriento, porque los afectados oponen resistencia y los gobiernos marxistas utilizan la fuerza para sojuzgar Toda revolución triunfante elimina la libertad de opinión, de reunión y de asociación. Todos los países que siguieron la ideología marxista fracasaron en asegurar un mayor bienestar a sus pueblos que lo visto en las sociedades capitalistas.

Mientras, hoy, Cuba trata de desandar el nefasto camino recorrido con el propósito de disminuir su pobreza generalizada, con reformas: primero, que dan seguridad jurídica a empresas transnacionales del petróleo para que operen en ese país; segundo, que buscan disminuir la omnímoda presencia estatal en la economía; tercero, que permiten a pequeñas empresas estatales operar como si fuesen privadas vendiendo sus productos a precios de mercado negro, y cuarto, que incrementa los precios de los productos agropecuarios que producen los privados para incentivarlos, Cuba está de vuelta y Bolivia está de ida. Mientras en Cuba surgen los movimientos campesinos que reclaman propiedad privada de la tierra, Evo Morales quiere la “propiedad comunitaria”.

Cuando Evo Morales se proclamaba ante el mundo: “marxista, leninista y comunista”, horas antes, en la madrugada del día 16 de abril en un hotel céntrico de la ciudad de Santa Cruz, un comando especializado de la policía nacional ejecutaba a tres  personas que se encontraban en paños menores  y mientras dormían, acusadas, por parte de su gobierno, de terroristas, sin cumplimiento alguno de normas, sin ningún procedimiento judicial y con total desconocimiento de los derechos humanos, haciendo, de esta manera, realidad esa frase del terrorista Robespierre que dice: “El Derecho es sólo el que la revolución necesita”. 

jueves, 21 de mayo de 2009

con palabras de oro el diario cooperativo OPINION exhibe a la democracia para evitar el abuso del poder y el equilibrio jurídico legal nl.

La democracia como sistema de gobierno y como forma de vida

Mantener la división y la independencia de los poderes del Estado, evita el abuso de poder, y permite equilibrio para la toma de decisiones. Pretender controlar todos los poderes es anticipar la destrucción del sistema democrático en lo político y en la vida de los bolivianos.
La democracia constitucional supone el gobierno de la mayoría, pero con el reconocimiento de los necesarios derechos de todas las minorías y el respeto de todos los seres humanos, límites absolutos y necesarios de los poderes del Gobierno. Cuando se analiza este precepto teórico estamos hablando necesariamente de una democracia representativa fundada en la existencia de un marco constitucional. La actual Constitución Política del Estado, reconoce los derechos y garantías de las personas, e incluso los amplía en relación a lo que establecía la antigua Constitución.De tal modo que la democracia es un régimen integral mediante el cual se intenta que la sociedad constituya su expresión propia y directa de la libertad y concurrentemente de la justicia, igualdad, en sus aspectos, cívico, político, cultural, económico etc., para la realización de los derechos necesarios, es decir de los llamados tradicionalmente derechos naturales y el bien común. La democracia representa un estilo de vida, un modo de ser del régimen estatal, una política favorable al hombre y a su libertad personal.El sistema democrático funciona universalmente en las democracias, mediante la separación de los poderes, como una forma de garantizar la independencia entre ellos y evitar la intromisión en el funcionamiento del Legislativo, el Judicial, con la injerencia del Ejecutivo.Nadie puede desconocer que durante los últimos años de desarrollo democrático en el país, las influencias políticas han dañado, por ejemplo, la administración de justicia en algunos casos con directivas emanadas desde el poder político y otras por influencias y componendas. Si esta práctica ha resultado dañina para la institucionalidad de los órganos del Estado, resultaría una aberración que a un Gobierno se le ocurra tener el control absoluto de esas tres instancias, es decir, manejarlas con el riesgo de la discrecionalidad en el poder político administrativo representado por el Ejecutivo, en el Legislativo donde la elaboración de leyes y los controles de fiscalización serían unidireccionales y en el Judicial, donde los tribunales de justicia, ya no sólo estarían proclives a las influencias, sino a los instructivos de las instancias máximas del Gobierno. La división de poderes o división de las funciones del Estado, que es característica fundamental de todo sistema democrático sería anulada, junto con los denominados controles interorgánicos, intraorgánicos y externos, es decir de los controles jurídico-administrativos, entre los poderes del Estado para un equilibrio en la toma de decisiones y evitar el abuso del poder. Quedarían excluidos todo vestigio de controles al interior de cada uno de estos poderes, y además, el mismo control externo, ahora denominado control de los movimientos sociales, resultarían simples figuras adocenadas al Gobierno.Declarar como lo ha hecho el presidente Evo Morales, la intención de controlar todos los poderes, es anticipar la destrucción del sistema democrático en lo político y en la vida de los bolivianos.

miércoles, 20 de mayo de 2009

con tal de alcanzar el poder cualquier cosa. sin respeto a nadie ni por nada, el bárbaro originario quiere tener todo dios, patria y ley a su favor.


Evo se lamenta que durante mas de tres años en el gobierno, no haya podido controlar el Senado, el Poder Judicial y a todos los medios de comunicación del país. Ha expresado en un reciente discurso en Cochabamba su deseo de hacerlo a partir de las elecciones de diciembre próximo. Ha mostrado también que no reparará en medios ni métodos “legales” o ilegales para hacerlo.
“Despotismo ilustrado” se llamó a una corriente surgida en la nobleza europea a fines del siglo XVIII que recogió algunos elementos del enciclopedismo. Se habían percatado de que era necesario introducir algunos cambios para mantener intactos sus privilegios.
Evo es un déspota pero no es ilustrado y lo que quiere es que nadie le ponga cortapisas a una ambición que amenaza con desbocarse. Entiende el “poder” en la peor de sus acepciones y lo identifica con el imperio de su voluntad.
Su concepto del “poder” es esencialmente antidemocrático y ya lo ha demostrado en innumerables ocasiones. Se traduce en el avasallamiento y la imposición alegando una supuesta misión histórica que solo a el y sus cortesanos les asiste el derecho de ejecutarla.
La independencia y la articulación de los poderes del Estado que constituyen la base del sistema democrático son para Evo un estorbo, un escollo que obstaculizan su avance hacia la satisfacción de sus ambiciones imperiales.
Pero hay que agradecer que, pese a su enrevesado castellano, Evo se deja entender y no deja dudas sobre sus propósitos. Para él, las elecciones de diciembre significan el momento fundacional de su proyecto autoritario. A partir de esa fecha, no piensa tolerar el más mínimo atisbo de oposición o divergencia, por tenue que esta sea.
El MAS y sus aliados internos y externos esta trabajando intensamente para ello. Tienen recursos de sobra, según la revelación de un ex dirigente masista de que tienen alrededor de 40 millones de dólares para la campaña, además de todo el aparato estatal, con gente, equipos y medios y hasta los militares “colaborarán” en este cometido al oficialismo.
Morales pretende controlar el Senado, que a pesar de sus errores significo un cierto freno para su proyecto dictatorial y esto ciertamente lo sacó de quicio. Pero, peor aún, quiere estructurar un sistema judicial que obedezca únicamente a su voluntad y no a las leyes, a las que considera un resabio “neoliberal”.
El alcanzar este poder omnímodo quita el sueño a Evo aunque se dice que esta no es la única causa de sus desvelos y existen otros relacionados con el consumo de algunas substancias que le alborotan sus inclinaciones mesiánicas.
Si logra sus ambiciones podrá exclamar. “El Estado soy yo” parafraseando a uno de los reyes europeos de los que ha copiado su despotismo, más no su ilustración.

domingo, 17 de mayo de 2009

inaudito. el periodista Oscar Melgar refiere el intento de linchar al arzobispo de Cochabamba rodeado de una horda de masistas, insultado y humillado

Esta mi experiencia ocurrida en Cochabamba y vivida en carne propia. Sucedió un domingo 10 de mayo de los no corrientes años. Tuve un encuentro con Monseñor Tito Solari (Para mi, un Santo, léase hombre de bien). Teníamos que avanzar sobre un proyecto que le presenté: Crear un centro de rehabilitación para toxico dependientes, con modalidad terapéutico científico y basado en el Proyecto Huomo de Italia. Modelo que el conoce perfectamente y del cual tiene cabal conocimiento de su eficiencia, no solo en Italia y el mundo, sino en Bolivia. Por ello su aceptación, insistencia e inquietud.
Asistí por el lapso de una hora a una tranquila y hermosa misa brindada por él en la hermosa Catedral dorada de Cochabamba. Posteriormente lo acompañé sentado, mientras él, parado y con su vestimenta blanca y su penacho púrpura, rociaba con agua bendita a una cola de feligreses.
Luego me pidió que lo acompañe al frente, a la Plaza Central, que estaba llena de palomas que comían maíz. Él tenía que conversar con algunos dirigentes.
Mientras buscábamos al cabecilla para dialogar, empezamos lentamente a ser rodeados por una horda de 150 personas que con mirada enrojecida empezaron a insultarlo.
“Ándate de acá extranjero de mier...; Queremos que nos devuelvas el oro que te llevaste hace 500 años; Hijo de...., estas tierras son del pueblo lo dice la Constitución; No creemos en tu Dios charlatán de mier...; ándate a tu tierra desgra…; tráenos el oro que nos robaste; Línchenlo, Línchenlo”.
Dentro de mi rabia, pudo más mi objetividad que mi dolor, pues si escuchaban mi tono oriental, de verdad nos linchaban. Mire al Santo que estaba impávido, vi como lloraba su alma, como se entristecía su cara intentando decirles que los amaba, como le temblaba el cuerpo y las delgadas manos. Sentí como se aceleraba su corazón. Lo vi más grande parado a mi lado y rodeado por la multitud.
Un joven se le acercó increpándolo en la cara y le dijo “ándate de acá cura de m... Él, con el corazón destrozado, le pregunto “¿cuantos años tienes hijo? y le contestó “treinta y cinco y que”. Entonces el padre le respondió: “yo vine acá hace cuarenta años para ayudar a los pobres, tu aún no habías nacido”.
Y vino la respuesta: “me ca… en vos, ándate, antes que te linchemos”. “Que hable, que hable”, dijeron. Él sintió mi presencia a su lado que le tocaba el hombro, no lo dejaron hablar. Monseñor vamonos que con esta gente no se puede dialogar. Hizo un ademán de caminar y como el mar rojo, se abrió la horda dejándonos salir.

se equivoca la policía al pretender que una pericia sea tomada como sentencia y con amenazar a quienes la discuten. sostiene Marcelo Gonzáles Yaksic.

El asunto de los terroristas muertos en el hotel “Las Américas” de Santa Cruz, ha tenido un giro sorprendente en los últimos días cuando varios medios de comunicación, algunos con investigaciones propias, han establecido unos datos contradictorios y extraños que la Policía Boliviana y el Ministerio Público estaban incubando sólo para inducir hacia la suposición que se produjo una contienda implacable, matizada por la resistencia frenética de los terroristas.
El hecho negativo pasa por la forma y la persistencia con que se trata de dejar cerrado este caso, sólo y exclusivamente a base de los informes periciales de balística elaborados unilateralmente en la escena del crimen.
En sana razón, debemos coincidir que los informes periciales deben quedar como unos simples medios probatorios, pero nunca como unas sentencias definitivas. Los peritos policiales y menos sus superiores, jamás debieron tratar de imponer ese criterio técnico como único, y peor alinearse en el afán de inducir en error a la opinión pública, para dejar establecido contundentemente que hubo enfrentamiento o que los terroristas resistieron su detención, si de manera mayoritaria y espontánea la propia población está poniendo en duda esa hipótesis; como consecuencia lógica de las enredadas y extravagantes explicaciones de los propios organismos policiales y los fiscales. El establecimiento de la verdad de los hechos es tarea del Órgano Judicial, y justamente a sus tribunales les está reservada la facultad de dictar sentencia, acogiendo o rechazando el contenido de cualquier medio de prueba, entre muchos, el propio informe pericial que tanto defienden.
Por si esto fuera poco, el Comando de la Policía Boliviana, fuera del proceso penal y sin responder a las normas de un Estado de Derecho, ha lanzado una seria intimidación a quienes pretendan desacreditar la capacidad e idoneidad de la institución del orden, y seguramente de sus peritos. En un comunicado público, la institución del orden ha planteado la posibilidad de iniciar acciones legales contra los que estigmaticen o censuren el accionar policial en cualquier caso. En los 182 años de vida institucional, la Policía ha presentado una infinidad de informes periciales, muchos de los cuales fueron notoriamente cuestionados en el ámbito judicial, pero jamás se había conocido este extremo intimidatorio.
Este escenario de por sí nos muestra un plan mediático del gobierno para infundir temor y consolidar un plan de terrorismo de Estado. Es que amedrentar con el inicio de acciones legales, emprendidas por el propio Comando, contra quienes pongan en duda las maniobras policiales de seguridad estatal en el caso del hotel Las Américas, no es racional. Sólo en un Estado policiaco se confirman estas actitudes oficiales que difunden la susceptibilidad y el miedo entre la población. La Policía Boliviana debería institucionalmente ratificar su apego a la ley y a los procedimientos, pero nunca proponerse degradar a las personas, exigiendo de ellas sumisión y respeto al contenido de unos informes periciales, que en el peor de los casos, pueden ser absolutamente rebatibles y cuestionables. Con todo esto, parece que lo verosímil juega contra la institución del orden.

sábado, 16 de mayo de 2009

"el caudillo indígena" se esmera en destruir lo institucional. está llevando a la culminación del acabóse. Cayetano Llobet (entre paréntesis)

Es un desierto de institucionalidad. La Corte Suprema descabezada y casi el total de sus miembros sometidos a juicio. Ya no existe el Tribunal Constitucional y tampoco el Consejo de la Judicatura. El control legislativo está pactado. La Contraloría General ha sido entregada a un parlamentario del gobierno, la Constitución vigente no fue aprobada por la Asamblea Constituyente, el Presidente cuenta con seguridad y transporte extranjeros. ¿Alguien, en las actuales circunstancias, puede dudar de la realidad del proceso de desinstitucionalización del Estado?
Evo Morales está culminando, de manera impecable, el proceso de desmantelamiento que inició Banzer el 2000 y que continuaron con asombrosa estupidez y coherencia, Tuto Quiroga, Goni Sánchez de Lozada, y Carlos Mesa. Con distintos discursos y con disfraces ideológicos supuestamente diferentes, todos ellos han trabajado en el mismo sentido, cavando lo que ellos creyeron túnel y que, en realidad es un hueco sin salida.
Es posible que los “teóricos” del actual régimen sostengan que precisamente se trataba de desmantelar el Estado anterior, para dar lugar al nuevo. Y es aquí donde surge el problema básico del analfabetismo político: no tienen la menor idea de lo que es un proyecto, un modelo de Estado. Y no lo van a tener, porque ellos creen, están convencidos, de que ya lo tienen. No saben que el régimen del caudillo es sólo un sistema vertical de obediencia, de sumisión, de ausencia de crítica, de discusión y de dudas, basado en las órdenes, aquiescencias o autorizaciones del Jefe -perdón, ¡del Jefazo!-, sin límites y sin controles, con una legitimación plebiscitaria surgida del atraso, la ignorancia y la rabia secular. No es un modelo de Estado: es el ejercicio del poder en todas sus manifestaciones. Es tan arbitrario, que ni siquiera siente la necesidad de adaptar formas y actuaciones a su propia referencia constitucional. No hay modo de interpelarlo.
Las revoluciones de verdad tienen proyecto de Estado. Lo tuvieron los liberales a principios del siglo XX, lo tuvo el MNR en 1952. Que su proyecto razonablemente burgués no culminó en la consolidación del Estado Nacional, es otra cosa. Lo tuvo la revolución cubana. Que hoy estén fregados porque apenas les alcanza para comer, es indicativo del fracaso de su modelo de Estado, ¡pero tuvieron modelo! Y porque lo tuvieron, es que generaron una nueva institucionalidad.
Aquí no hay nada, porque la única institución es el caudillo. Y se hace lo que Evo dice. En política exterior, él define, en su peculiar visión de la diplomacia, quién es el aliado y quién el adversario. Él define la política militar y la policial. El define, en política interna, quién es su enemigo: por eso la necesidad de recurrencia a las amenazas a su vida. Porque él es el conjunto de instituciones. Evo es el Estado. Es decir, ¡no hay Estado!
Todas las referencias institucionales de una sociedad moderna desaparecen. Por eso la necesidad de acudir a un discurso arcaico, enaltecedor de pasados imaginarios. Mientras el progreso y la modernidad tocan otras puertas, Evo, con más terquedad que sus antecesores, sigue cavando el mismo hueco. Mientras más hondo cava, más feliz se muestra de su tarea, rodeado de aplaudidores y adulones. Nosotros, el país, cada vez más lejos de la luz, cada vez con menos aire que respirar. En la lista de cavadores, Evo está resultando, de lejos, el mejor. En Bolivia, no hay que preguntar por la existencia de Estado… ¡sino por la profundidad del agujero!

jueves, 14 de mayo de 2009

ACNUR (alto comisionado para los refugiados) concedió protección y demandó asilo de Perú para ex-ministros perseguidos por Evo que viola todos los DDH

Los ministros de Gonzalo Sánchez de Lozada, Mirtha Quevedo y Javier Torres Goitia, fueron acogidos en Perú como refugiados del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y no como protegidos del gobierno de Alan García, según constató La Razón.
A diferencia del ex ministro de Desarrollo Económico Jorge Torres Obleas, quien en febrero de este año fue beneficiado con una autorización de “asilo político” otorgada por el gobierno de  García, Quevedo y Torres Goitia residen en ese país bajo el amparo de ACNUR, que este lunes aprobó su solicitud de refugio.
“Hice el trámite en Perú y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas aprobó mi solicitud el lunes y la decisión me fue comunicada el martes”, confirmó Quevedo a este medio. Dijo que su colega Torres Goitia se encuentra en la misma condición.
La ex ministra informó que en su solicitud explicó que ella no podía retornar al país debido a que “no existen condiciones para un juicio justo” en el caso denominado octubre negro, argumento que el Alto Comisionado de la ONU consideró válido para otorgarle el beneficio.
“Incluso nos van a entregar un documento de extranjeros residentes en el Perú, como cualquier extranjero que reside en Bolivia y al que le dan un carnet. Además permiten que podamos trabajar en cualquier instancia, organización pública o privada, lo que fuera”, explicó.
En La Paz, el asesor legal de ACNUR, Marco Rasguido, desestimó la posible extradición de los ciudadanos cobijados por el refugio que otorga esta organización. “La Convención del 51 en su artículo 53 establece el principio de no devolución al país donde esté sufriendo persecución (la persona refugiada), esto quiere decir que no procede la extradición mientras tenga la condición de refugiado”, explicó a Erbol.
No obstante, aclaró que en la misma Convención se establecen mecanismos para que una persona no pueda gozar de la calidad de refugiado, incluso teniendo calificación de ese derecho, en casos vinculados con delitos de lesa humanidad.
En términos legales, la ACNUR define al refugiado como la persona que "debido a fundados temores de ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social u opiniones políticas, se encuentre fuera del país de su nacionalidad y no pueda, o a causa de dichos temores, no quiera acogerse a la protección del país; o que, careciendo de nacionalidad y hallándose, a consecuencia de tales acontecimientos, fuera del país donde antes tuviera su residencia habitual, no pueda o, a causa de dichos temores, no quiera regresar a él".
Además de Quevedo, Torres Obleas y Torres Goitia, Sánchez de Lozada y ocho de sus ex colaboradores son procesados en  Bolivia por delitos de lesa humanidad que se habrían cometido durante las sangrientas jornadas de octubre del año 2003, cuando un enfrentamiento entre sectores sociales y militares acabó con la vida de 67 personas.

lunes, 11 de mayo de 2009

es de esperar que la probidad que ha caracterizado su vida entera prime cuando Jimmy Carter interceda por Evo hoy venido a menos ante el mundo

El presidente Jimmy Carter ganó reconocimiento mundial cuando colocó el respeto a los derechos humanos como eje de la política externa de Estados Unidos. Esa política fue una estocada al corazón de los regímenes militares en América Latina y se clavó mortalmente en el talón de Aquiles de la Unión Soviética: Democracia. Como el respeto a los derechos humanos no conjuga con dictaduras ni autoritarismos, la cruzada llevaría al entierro del “socialismo real”.
El mundo avanzó mucho en derechos ciudadanos desde la Segunda Guerra Mundial y en poco tiempo ya no aceptaba atropellos pasivamente. EEUU contempló de brazos cruzados las matanzas de Hungría, Alemania Oriental y Polonia, y la asfixia sangrienta de la “Primavera de Praga” que intentaba un imposible comunismo humanizado, pero su “debe” en esta cuenta subió en vertical con la siniestra cadena de golpes militares que siguió al de Brasil (1964). Al cerrar la década de 1970 en la conciencia mundial ya estaba instalado el respeto a los derechos que expresaba la Declaración Universal de 1948.
En Bolivia, los abusos a esos derechos han sido perversos pero temporales. Esas situaciones anómalas no duraron como sus progenitores habrían querido. La conciencia boliviana sobre la necesidad de respetarlos siempre terminó prevaleciendo sobre los abusadores circunstanciales. El “control político” y las milicias armadas, sumados a la corrupción, fueron el gatillo que detonó la caída del MNR en 1964. Y con los vientos de una corriente que repudiaba dictaduras, Bolivia retornó a la democracia hace tres décadas.
Estos días, las imágenes de los cruceños detenidos llevados a La Paz han revocado épocas sombrías de irrespeto a los derechos fundamentales. Y las de la acción armada sobre el hotel Las Américas han sido una cruda remembranza de la doctrina de seguridad nacional cuando, a título de defensa del Estado, las fuerzas policiales y parapoliciales eran omnipotentes. El Estado estaba seguro pero la inseguridad ciudadana cundía.
El 30 de abril, el presidente Morales anunció represalias contra Human Rights Foundation: expulsión para los miembros extranjeros y cárcel para los bolivianos. Esa institución se había estrellado con el Gobierno con una carta muy crítica cuyo contenido está en el sitio electrónico de la organización (http://www.fundacionderechoshumanos.com).
En una rara coincidencia, el sábado anterior Jimmy Carter estuvo en Bolivia, como cabeza del centro que preside a favor de los derechos humanos. La presencia del premio Nobel de la Paz coincidió con la ofensiva que el presidente boliviano acababa de desencadenar contra HRF. Carter llegó cuando arrecian las críticas al Gobierno acusándolo de violar los derechos humanos y llueven denuncias de corrupción sobre personajes del entorno presidencial. Y cuando está activa una campaña contra líderes regionales y el Gobierno se enreda en denuncias de conspiración, terrorismo, magnicidios, prefecticidios, separatismo, apoyadas en testimonios al menos dudosos. Carter se comprometió a plantar coca (¿?) con Morales en diciembre, pero también escuchó a los cuatro prefectos opositores, incluso a Savina Cuéllar. El ex presidente probablemente vio extrañado cómo alguien que hace sólo dos años era postulado al Premio Nobel de Paz, que él recibió en 2002, es acusado de violar esos derechos por una organización creada para defenderlos. Si era candidato al premio universal, se debe suponer que algunos rasgos que apuntalaron su postulación deberían ser parte esencial de su personalidad. Si no, uno creería que tales rasgos no existían y que los postulantes eran sólo sicofantes. El autor es periodista haroldolmos.wordpress.com (El artículo de Harold está publicado en Los Tiempos)

los fraudes de Evo van siendo analizados a nivel mundial. Alejandro Pena Esclusa compara el triple crimen con el asesinato del Fiscal Anderson en Ven.

A raíz del ajusticiamiento de tres jóvenes extranjeros, en circunstancias bastante irregulares, las autoridades bolivianas responsabilizan prácticamente a todos los grupos opositores cruceños en actividades terroristas contra el gobierno.Para fundamentar sus acusaciones, el gobierno de Evo Morales se basa en declaraciones de “testigos claves”, algunos de ellos con prontuario policial, que aseguran haber visto a empresarios y opositores cruceños reunidos con uno de los tres jóvenes muertos, Eduardo Rózsa Flores, sindicado de dirigir la “célula terrorista”.Sin embargo, para los que vivimos en Venezuela, todo parece un montaje muy similar —para no decir idéntico— al que realizó el gobierno de Chávez con motivo del asesinato de Danilo Anderson, ocurrido en el año 2004.El fiscal Danilo Anderson estaba a cargo de las investigaciones del “golpe” del 11 de abril de 2002 (en realidad no fue un golpe, sino una masacre, orquestada por el gobierno venezolano, muy parecida a la de Pando). Al parecer, Anderson utilizaba su cargo para enriquecerse personalmente, convirtiéndose así en una molestia tanto para el oficialismo, como para la oposición. El 18 de noviembre de 2004, el vehículo rústico de Anderson explotó con él adentro. Semanas después, el entonces Fiscal General de la República, Isaías Rodríguez, produjo un “testigo clave”, el colombiano Giovanny Vásquez, quien se encargó de incriminar en el asesinato de Anderson a destacadas figuras venezolanas, entre ellas, el cardenal Rosalio Castillo Lara, el empresario Nelson Mezerhane y la periodista Patricia Poleo, quien todavía permanece hoy asilada en los Estados Unidos.Giovanny Vásquez resultó ser un estafador profesional y un falsificador con amplio prontuario policial, que en el pasado ya había incurrido en el delito falso testimonio, pero aún así el oficialismo siguió considerando sus declaraciones como válidas. Paralelamente, surgieron otras versiones, según las cuales habían sido funcionarios del gobierno quienes habían ordenado el escandaloso asesinato de Anderson.El caso Danilo Anderson fue usado por Chávez para iniciar una feroz persecución contra los líderes de la oposición, alegando que todos eran terroristas. Los medios de comunicación de la izquierda internacional aprovecharon la oportunidad para lanzar una campaña de calumnias contra los factores democráticos en Venezuela, involucrando hasta la CIA en el atentando; tal como ahora hacen medios como Página 12 y la Agencia Bolivariana de Noticias con la presunta “célula terrorista” desmantelada en Santa Cruz.No sabemos quién es Rozsa, ni lo defendemos, pero evidentemente Evo Morales quiere utilizar este caso —válido o no— para criminalizar a la oposición boliviana, por varios motivos: primero, encubrir su responsabilidad en la masacre de Pando; segundo, barrer mediante el uso de la fuerza con toda forma de disidencia; y tercero, imponer un Estado policíaco en Bolivia, a fin de perpetuarse en el poder.

miércoles, 6 de mayo de 2009

se están depurando las mentiras en el proceso contra Rózsa. la verdad saldrá a flote con todo su brillo. lo evidente es un crimen triple inexplicable.

La Razón
LEGALIDAD • El fiscal Marcelo Sosa afirma que está en la obligación de investigar cualquier sindicación y que los ciudadanos mencionados deben asumir su defensa oportunamente.

El Ministerio Público admitió ayer que sólo tiene “indicios” sobre la vinculación de líderes políticos, cívicos y empresariales cruceños con el supuesto grupo irregular liderado por Eduardo Rózsa, quien fue muerto, junto a otras dos personas, en un operativo ejecutado el 16 de abril.
Una fuente vinculada a la investigación coincidió en que, hasta el momento, sólo se tienen “indicios”, por lo que expresó su sorpresa frente a la decisión del fiscal Marcelo Sosa de hacer públicas las declaraciones de los tres testigos en el caso y, con ello, las supuestas implicaciones de líderes cruceños.
Sosa defendió su accionar explicando que, cuando una persona es mencionada en una indagación, como sucedió con varios líderes cruceños, debe ser convocada a declarar ante el Ministerio Público, como parte de un procedimiento normal.
“Yo tomo solamente indicios; tengo la obligación de investigar. Si a usted le sindican a una persona, ¿qué tengo que hacer? Citarla para ver que esclarezca el tema y someterla a careo”, justificó ante consultas sobre si, además de las declaraciones testificales, existen otras pruebas contra los nuevos vinculados.
A partir de las declaraciones de Ignacio Villa Vargas, identificado como El Viejo y el supuesto “soplón” del grupo de Rózsa, y de los proveedores de armas a este movimiento, Juan Carlos Gueder y Alcides Mendoza, se relacionó al prefecto Rubén Costas, al ex cívico Branko Marinkovic, y a los líderes de los agroindustriales Mauricio Roca y de los ganaderos Guido Nayar, entre otras personas, con este grupo.
Fuentes de las investigaciones calificaron como “un error” la difusión de las declaraciones de Gueder, Mendoza y Villa, toda vez que éstas debían ser cotejadas con otros indicios y declaraciones hasta llegar a tener pruebas concretas.
Es más, aseguraron que no conocían de la conferencia que iba a dar Sosa la noche del lunes y, menos, su contenido.
Otra fuente explicó que la acusación principal de la Fiscalía hasta el momento está centrada en terrorismo, sobre la base del artículo 133 del Código Penal.
El artículo señala: “El que formare parte, actuare al servicio o colaborare con una organización armada destinada a cometer delitos contra la seguridad común, la libertad de locomoción o la propiedad, con la finalidad de subvertir el orden constitucional o mantener en estado de zozobra, alarma o pánico colectivo a la población o a un sector de ella, será sancionado con presidio de 15 a 20 años, sin perjuicio de la pena que le corresponda si se cometieran tales delitos”.
Como pruebas, la fuente recuerda que existe un arsenal de armas encontrado en Cotas, además de municiones, explosivo C-4, planos, agendas, documentos falsificados y computadoras.
También están “los nombres que mencionan los testigos; son meros indicios y no son pruebas, pero en algún momento deben presentarse a aclarar su situación y por qué fueron mencionados”, explicó la fuente.
El Ministerio Público declaró bajo reserva la pesquisa dada la situación delicada y compleja del proceso; sin embargo, Sosa levantó esta condición momentáneamente cuando presentó una grabación en la que, según sus declaraciones, Rózsa, Arpad Magyarosi y Michael Dwyer hablaban de un magnicidio. Esto ocurrió el 4 de abril.
Sosa indicó ayer que la reserva fue levantada una vez pasada la audiencia cautelar de Gueder y Mendoza, realizada el sábado. Esto, añadió, dio paso a que el lunes revelara las declaraciones de estos acusados, además de Villa.
La autoridad deslindó cualquier responsabilidad respecto a alguna “equivocación” de los testigos sobre los nombres de las personas que tendrían vinculaciones con el grupo de Rózsa.
Refirió que tiene la obligación “precisamente de convocar a una (persona) que sea (mencionada) en relación a este hecho; ahora, si esas personas hubieran dado ese dato equivocado en su declaración, esas personas que se vean afectadas podrían actuar contra esas personas”.
Justamente el Ministerio Público convocó a declarar a varias personas mencionadas por los testigos, entre ellas el ex general de las FFAA Lucio Áñez.
Interrogantes sin respuesta del caso
Desde el operativo policial del 16 de abril se multiplicaron las preguntas en torno al caso Rózsa investigado por la Fiscalía.
Objetivo • Si el prefecto Rubén Costas formaba parte del grupo como financiador, ¿por qué luego se planea atentar contra su vida?
Acceso • ¿Carlos Gueder, Alcides Mendoza e Ignacio Villa eran piezas clave en el grupo para conocer todos sus niveles?
Clave • Si la Policía sabía que Rózsa era el líder, ¿por qué no lo mantiene vivo, más aún si actuó un grupo policial de élite?
Detención • ¿Por qué no se detiene a Rózsa cuando llegó al hotel Las Américas horas antes del atentado a la casa del Cardenal o inmediatamente después?
Terroristas • ¿Por qué los supuestos terroristas aceptan ser fotografiados, luciendo sus armas, si planean hechos ilegales?
Autorización • ¿Quién dio la orden a la Policía para que intervenga en el hotel Las Américas, la madrugada del 16 de abril?
Respaldo • ¿Quiénes son las cinco personas que hicieron posible que Eduardo Rózsa llegue al país para sus operaciones ilegales?
Organización • ¿Quiénes y cómo financiaron la estadía de Rózsa en Santa Cruz? ¿En qué consistió el plan de defensa al que hace alusión el miliciano?
Fiscal cita a líderes cruceños tras acusarlos públicamente
PROCESO • Marcelo Sosa informó que de no presentarse las personas involucradas, él hará cumplir la ley. Lucio Áñez declararía este viernes.

martes, 5 de mayo de 2009

contra los gobernantes injustos, que desprecian el bien común...entonces se ha de proceder contra la maldad de tirano que llega al exceso intolerable.

El Tiranicidio según Santo Tomás de Aquino: ¿A favor o en contra?
por Gonzalo Flores Castellanos
Es el tiranicidio, y su extrapolación en otras posibles medidas civiles y penales contra los gobernantes injustos, un tema vigente. Santo Tomás indica en su “Gobierno de los Príncipes” que el Tirano es quien desprecia el bien común y busca el bien privado; “se ha de proceder contra la maldad del tirano por autoridad publica”. La respuesta a nuestra interrogante de si nuestro autor aprueba o desaprueba el tiranicidio podríamos encontrarlo en el mismo capitulo VI cuando dice que “Cuando la tiranía es en exceso intolerable, algunos piensan que es virtud de fortaleza el matar al tirano”
Santo Tomás de Aquino es sin lugar a dudas, el genio máximo de la exposición cristiana, desde sus albores y comienzos en el más paradigmático e imponente Monasterio de todos los tiempos “Montecasino”, fundado por el único Santo quien además de Jesucristo y de San Juan Bautista es celebrado en su día de nacimiento el 11 de Julio, San Benito Abad -Patrono de Europa-. Entonces, es lógico afirmar que desde este centro de estudios y de trabajo (Ora et labora) pudiera tan insigne personaje conocer a su mas grandes guías en sus posteriores tratados: Aristóteles y Platón, que fueron retomados por Tomás de Aquino de manera exclusiva en la interpretación de la vida divina y humana en sus mas concisos fundamentos.
En el caso de sus obras podemos encontrar mucha iluminación en tanto a los tópicos que maneja, tal es el caso de su trabajo cumbre “ la Summa Theologica ” que sigue marcando hasta hoy en día una obligada referencia. Pero es muy curioso encontrar que en este punto que nos interesa estudiar -Tiranicidio- parece a veces un poco temeroso en sus aseveraciones, (esto no es osadía de mi parte), lo menciono por la comparación del mismo tema tocado por otros autores contemporáneos del “Ángel” tales como Juan de Salisbury, Plutarco antes y el mismo Juan de Mariana.
Sumando la experiencia de que solo Tomás de Aquino logró escribir tan bien la mal entendida discordia entre fe y razón, momentos que logro poner en consonancia.
En el caso de los poderes temporales y espirituales que desde la Teoría de las dos espadas del Papa Gelasio marcó la agenda durante toda la edad media, en el sentido de la teoría política, Tomás de Aquino no es ajeno a esta “preocupación del poder” deduciendo algo que quizás hoy en día ni siquiera se atrevería uno a pensarlo: el orden espiritual supera al temporal, los reyes temporales deben estar subordinados a los sacerdotes [1]; lo que demuestra hasta cierto punto la soberanía del poder espiritual sobre el terrenal en la categoría mundana, pareciendo congruente con todos los hechos que se daban en la vida ordinaria medieval.
Es importante conocer que aun en el Catecismo de la Iglesia Católica la pena de muerte es permitida como compensación de los desordenes introducidos por las faltas, y que es de mucha ayuda para poder discernir posteriormente la idea de un tiranicidio, tal como textualmente lo dice el Numero 226 del CIC: “La preservación del bien común de la sociedad exige colocar al agresor en estado de no poder causar perjuicio. Por este motivo la enseñanza tradicional de la Iglesia ha reconocido el justo fundamento del derecho y deber de la legitima autoridad publica para aplicar penas proporcionadas a la gravedad del delito, sin excluir, en casos de extrema gravedad, el recurso a la pena de muerte...”.[2]
Con atención a la cita anterior y sobretodo a las negritas, Santo Tomás indica en su “Gobierno de los Príncipes” que el Tirano es quien desprecia el bien común y busca el bien privado; “se ha de proceder contra la maldad del tirano por autoridad publica” notándose la fuerte influencia en el numero arriba citado del CIC con respecto a la verdadera legitimidad de la autoridad publica, siendo según nuestro autor lo mas deplorable, el que el Tirano grave no solamente las cosas temporales de sus súbditos, sino ante todo que “impide” las espirituales, diciendo mas adelante dentro del mismo Capitulo III: “Y no es raro, pues el hombre, despojado de la razón; se deja arrastrar por el instinto, como la bestia, cuando gobierna”.[3]
Arribando hasta punto bien definido ya en el Capitulo VI de la obra como conclusión de que “Aun en este ultimo caso (la tiranía) debería tolerarse para evitar mayores males” argumentando que cada tirano que se pretenda de eliminar por otro personaje o por algún grupo acabaran terminando en otra tiranía, por el vicioso génesis de la llegada al trono; cometiéndose en demasía, arbitrariedades que serian más dañosas que la misma tiranía.
La respuesta a nuestra interrogante de si nuestro autor aprueba o desaprueba el tiranicidio podríamos encontrarlo en el mismo capitulo VI cuando dice que “Cuando la tiranía es en exceso intolerable, algunos piensan que es virtud de fortaleza el matar al tirano”. Y continua Tomás de Aquino exponiendo algunos ejemplos del antiguo testamento, pero con serenidad y determinación subraya que esto no está de acuerdo con la doctrina de los apóstoles, según Pedro -ser súbditos reverentes no solo de los gobernantes buenos y humildes, sino de también de los señores díscolos- (II Pedro 2). Contando al final con la única y siempre efectiva “gracia de Dios” para soportar con paciencia los sufrimientos y las injurias. Pues, al fin y al cabo “El corazón del rey está en manos del Señor, quien lo inclinará a donde quisiere”. (Prov.12,1).
Encontrando una excusa más en la culpa del pueblo por los pecados cometidos, la asunción de los Tiranos, esperando con esta prueba ser purificados -el pueblo- de la culpa.
Sabine por otro lado apunta que Santo Tomás consideraba a la sedición como pecado mortal, pero la resistencia justificada a la tiranía no constituía, a su juicio, sedición. Porque el poder está justificado únicamente en la medida en que sirve al bien común... [4]
Pero el dato mas escandaloso, lo leemos en la obra de antología histórica “The terrorism reader” [5] cuyo compilador y editor Walter Laqueur explica que Santo Tomás toca el tema del tiranicidio en la Summa Theologica con pinzas, afirmando que la rebelión es un pecado mortal, sin embargo enseña que la liberación del pueblo de una tiranía debe ser considerado como un acto laudable; posteriormente toca los limites y el derecho de la defensa personal tomando una buena parte de San Agustín, restringiendo el derecho de matar a otro ser humano en los casos donde se utiliza la autoridad publica y en los mejores intereses del bien común, porque la defensa personal se legitima en el acto justificable de la auto-preservación (circunstancia prevista también en el derecho natural).
Recordando que es Aristóteles quien interviene en el Aquinatense para ver a la monarquía como la mejor forma de gobierno, en tanto que la tiranía (la corrupción de la monarquía) es la peor. Santo Tomás da tres consejos para prevenir o remover a los tiranos: el primero, es constituir la monarquía de manera que el pueblo multitudo retenga el derecho de deposición. El segundo es pedir la intervención de una autoridad superior, en este caso el Papa Romano quien puede no solo deponer al tirano, sino también acusarlo de herejía y condenarlo a muerte. Finalmente, el remedio infalible es la oración al “Rey de Reyes” quien como mas arriba mencionábamos puede cambiar los deseos del corazón del tirano hacia un arrepentimiento pleno.
Pero, aun no se muestra un despejado comentario hacia el tiranicidio como aprobado o condenado por el Aquinatense, hasta que nos topamos con su comentario en el “Magister Sententarium”, escrito que ha sido la base para asegurar por varios estudiosos que Santo Tomás aprobaba el tiranicidio, sobretodo según Laqueur, los jesuitas. En donde la pregunta reside en qué casos una potestad no viene de Dios, discutida escolásticamente. Plasmada la obra entre los años de 1254 y 1259, atribuye que la razón de no obedecer a un usurpador ilegal está en el fenómeno histórico donde Tulio imputaba los asesinatos de Césares como tiranicidios, sosteniendo Santo Tomás entonces que -aquel que mate a un tirano en orden para liberar a su país es alabado y recompensado-.
Dejándose ver una cierta permisión, que ha sido justificada por varios, pero también y me parece acertado lo que dice Laqueuer “Mucho peso no debe darse a este supuesto, ambiguo pasaje de su joven trabajo, siendo aun así, llena de incertidumbre una posible justificación del tiranicidio como -el asesinato de un “tyrannus in titulo”-.
Concluyendo pues, que en ningún pasaje de Santo Tomás como decíamos en los inicios de este trabajo, puede darnos indicios “concisos o bien establecidos” de la posibilidad de justificación o condenación del tiranicidio en asimilación con otros autores de su tiempo, como Juan de Mariana que claramente justifica el tiranicidio, o Juan de Salisbury quien lo aprueba como parte del servicio a Dios. Por tanto, no podemos atrevernos a considerar la elección de una opción con estos escritos que tratan del caso, ni siquiera los más grandes investigadores tomistas han podido definir dicha cuestión.
Ciertamente la convicción del caso debió de preocupar a Tomás de Aquino por el contexto de su tiempo, y aquí podríamos reconocerle que su grandeza a través de los siglos se debe en gran parte a su prudencia; que el Doctor de la Iglesia de esta forma sea interpretado correctamente.
•- •-• -••• •••-•Gonzalo Flores Castellanos

viernes, 1 de mayo de 2009

página 12, es el digital que apoya a Evo, a Chávez y Castro y por el momento también a Cristina. ha estado en línea con la subversión masista. asegura


que Evo no cree en Dios. (qué novedad, si ya lo sabíamos) y que está contra los jerarcas del clero...


El presidente Evo Morales, en una entrevista exclusiva concedida al diario Página 12 en Buenos Aires, confesó sin tapujos que no cree en Dios y que no está dispuesto a ir a rezar a una iglesia y afirmó que la pachamama es más importante que el ser humano.
Página 12 le preguntó al final de la entrevista. Fue la última pregunta lanzada por el periodista –¿Cree en Dios? Morales respondió: –Yo, para mí, Dios es la misma naturaleza. Si hay que ir a rezar, en la iglesia, no creo en esas cosas.
–¿Qué significa para usted la Pacha Mama? fue otra de las preguntas.
–Para mí la naturaleza, la Madre Tierra, que le decimos Pacha Mama, es más importante que el ser humano. El ser humano, sin Pacha Mama, no es ser humano. La Pacha Mama, la Madre Tierra, la naturaleza, el planeta, sin ser humano sigue siendo planeta.
Así siguió respondiendo Morales a las preguntas de este diario que lanzó hace pocos días noticias de que empresarios estaban involucrados en actos de terrorismo, así como ex carapintadas de Argentina.
En el hotel donde se alojó durante su estadía en Buenos Aires, Evo señaló a Página/12 que buscará la reelección “para terminar lo que empezamos” y que la oposición más seria “son los jerarcas de la Iglesia y algunos medios”.
Asegura que no quiere ser reelegido ni eterno candidato sino que todo es un sentimiento del pueblo boliviano y especialmente del movimiento popular. "Segundo, yo acepto para concluir todo lo que empezamos: la industrialización por ejemplo, la consolidación de las transformaciones estructurales, asumir el rol del Estado en términos de crecimiento. Tercero, si Evo se va, puede haber fracturas hacia el interior del movimiento. Esos tres temas son los que hicieron que acepte la candidatura".
También habla sobre la economía nacional y por primera vez reconoce que habrá problemas y que la crisis se va a sentir con el tema del gas. "Algunos ingresos bajarán para los departamentos, para las alcaldías y para el tesoro nacional. Pero también, en tres años, hubo un incremento en inversión y están acostumbrados a eso, a esa recta, la gente lo reconoce. Ha crecido como el 500 por ciento la inversión", asegura Morales.
También dice que en su partido no hacen falta líderes. Sobran líderes. La disputa es porque todo el mundo se cree presidenciable. Ese es el problema.
Morales se refiere también a que el Senado fue el que trabó el voto en el extranjero y que ha sido limitado a un 6 por ciento. Dice que de eso trató la negociación, lamentablemente.
Afirmó también que hizo barra por Argentina en el partido que jugó con Bolivia, porque más le interesaba que la FIFA aprobará los partidos en altura que una victoria de las selección nacional. "Yo soy muy realista. Más importante es ganar la altura que ganar ese partido".
Morales también habló sobre la oposición y dijo que si buscan matarlos es porque se sienten derrotados.
Puso en tela de juicio los cabildos a los cuales dijo que calcula máximo habrán llegado 15 mil personas. "En el 2006 dijeron que habían convocado un millón. Yo calculaba 300, 400 mil. 2007, 2008, cincuenta mil. Antesito, cuando la aprobación de la ley electoral, mucha gente dijo que eran cinco mil. Yo calculo quince mil. De trescientos mil bajaron a quince mil. La mitad de esa gente son empleados de las prefecturas o las alcaldías y fueron obligados a salir a la marcha".
Aseguró que la oposición no tiene candidato, no tienen programa, no tienen nada. La mejor oposición son los jerarcas de la Iglesia Católica y algunos medios de comunicación. Esa es nuestra oposición.
Afirma también que ya nadie habla del impuesto a los hidrocarburos y que ya hay acuerdo.–¿Ya no le reclaman plata desde la Media Luna? fue la pregunta del periodista y Morales respondió que la plata "no se queda con el Evo, se queda con los viejos. Personas de la tercera edad. La Renta Dignidad es para todos los viejos".