Páginas vistas en total

viernes, 21 de mayo de 2010

Guillermo Capobianco explica la exclusión de Cuba, Venezuela y Nicaragua de la Cumbre de Madrid. la actitud de Lula, el ridículo de Evo

Guillermo Capobianco Ribera
memocapobianco@gmail.com

El “carisma” esencial de Luis Ignacio “Lula” Da Silva se llama Brasil. Por el tamaño de su economía, por su estabilidad política, por la filosofía y doctrina de su modelo económico y por la dimensión planetaria de su Proyecto Nacional.

Las potencias de occidente congregadas estos días en la cumbre de la Unión Europea con América Latina y Centro América en Madrid, esperaron inquietos las gestiones y mediación del Presidente “Lula” ante la República Islámica de Irán a propósito de su Plan Nuclear.

La mediación fue un éxito.

El Presidente Brasileño “metió un gol de media cancha” dijeron analistas de todas partes y la tensión ante la inminencia de medidas de “castigo” en Naciones Unidas contra la potencia islámica tranquilizó de momento hasta a Barack Obama en la Casa Blanca.

Lula Da Silva fue y sigue siendo la estrella.

En esto nadie puede negar su “carisma” personal como extraordinario “negociador” y “constructor de acuerdos.

Pero, como ya se dijo antes, los liderazgos surgen en determinadas coyunturas, cuando la sociedad los necesita, en momentos de incertidumbre y de peligro de disgregación social.

La historia del “milagro brasileño” comenzó cuando los generales golpistas del año 1964 obedeciendo a los dictámenes de la ultraderecha en Estados Unidos, golpearon al presidente izquierdista Joao “Yango” Goulart semanas después de que éste impuso una condecoración en Brasilia al mítico comandante Ernesto “che” Guevara.

“Nunca más una nueva Cuba”.

Fue el origen de la llamada “Doctrina de la Seguridad Nacional” bajo cuya vigencia de 20 años de militarismo asesinó y torturó al menos a 50.000 jóvenes, la mayoría universitarios y de clase media intelectual y urbana, a lo largo y ancho de América Latina.

Las empresas transnacionales se “instalaron” en Brasil con todas las “comodidades” que el capitalismo puede brindar a quienes consideran “sus amigos”.

La virtud esencial de los lideres brasileños es haber “mantendido” y “sostenido” su Proyecto Nacional con políticas de estado a prueba de coyunturas.

El liderazgo de Brasil seria incomprensible sin tener en cuenta “el bloque de poder” que le sustenta constituido por la base social de trabajadores del campo y la ciudad; por el Gobierno Federal y el poderoso estamento empresarial carioca – paulista cuya expresión política junto a Lula y el gobierno es el Vicepresidente José de Alencar.

La fografia de Madrid es concluyente: autoexclusión de Venezuela, Cuba y Nicaragua.

Al parecer Madrid marca el ocaso irreversible y tal vez definitivo del proyecto hegemónico continental del Presidente Hugo Chávez Frías y de sus aliados más cercanos entre los que se encuentra Evo Morales de Bolivia.

El MAS, al contrario de lo que aconteció con el PT de Brasil, no tiene una identidad política clara sino que es un Movimiento en donde coexisten radicales de todo origen, tipo y filosofías.

Su “fobia” contra regiones, movimientos sociales y empresarios nacionales y extranjeros además de un error político equivalente a un “crimen” es “históricamente suicida”.

Si esa es la “tendencia”, lo demás probablemente sea una cuestión de lucha y de tiempo.

martes, 18 de mayo de 2010

un colaborador del madrileño ABC se explana en recordar las frases pintorescas del originario en una foto muy exclusiva

Publicado Martes , 18-05-10
Si a Hugo Chávez se le ha criticado por sus «flores» y desplantes, su amigo y camarada Evo Morales no le va a la zaga. Remitiendo por toda prueba a lo que ha «leído en la prensa», el presidente de Bolivia ha acusado hoy al Partido Popular de haber financiado «mediante una fundación» de la que no dijo el nombre un intento de golpe de Estado contra él en otoño de 2007.
En su explicación de la supuesta trama, aseguró que «el primer instigador» del frustrado golpe fue «el embajador de Estados Unidos» y bromeó diciendo que «en Estados Unidos no ha habido golpes de Estado porque no hay embajador de Estados Unidos».
Sus declaraciones en un desayuno informativo en Madrid suponen su última contribución a la polémica. La anterior, no hace apenas un mes, despertó las iras de la comunidad homosexual cuando ante una audiencia de 20.000 personas que asistía a la inauguración de la Conferencia Mundial de Pueblos sobre el Cambio Climático aseguró que la homosexualidad y la calvicie son consecuencia del consumo de pollo. «El pollo tiene hormonas femeninas. Por eso, los hombres, cuando comen ese pollo tienen una desviación en su ser como hombres», defendió contundente Evo Morales ante un público atónito.
Los más perjudicados por el consumo de aves y ganado transgénicos, continuó el presidente boliviano, son los hombres blancos. «La calvicie parece normal pero es una enfermedad. En Europa -garantizó- casi todos son calvos. Es por las cosas que comen, mientras que en los pueblos indígenas no hay calvos porque no tenemos esas cosas. Pónganme como ejemplo a mí». Y auguró un futuro negro para los peluqueros: «De aquí a 50 años todo el mundo será calvo. Por tanto, no habrá peluqueros, será un desempleo».
Morales, que dijo sentirse identificado con la temática de «Avatar» al ver en la película «una profunda muestra de la resistencia al capitalismo y la lucha por la defensa por la naturaleza», también hizo gala de su defensa de la naturaleza el pasado septiembre durante el mitin que ofreció en Leganés (Madrid), aunque con unas palabras que no se libraron de críticas. ««Hoy día hay que defender los derechos de la madre tierra incluso por encima de los derechos humanos.¿Cómo vivirán los hombres de dentro de treinta o cuarenta años, si no actuamos ya?», se preguntó entonces el presidente boliviano.
En ese mismo viaje a España, Evo Morales se refirió a «la República de España» poco antes de reunirse con el Rey don Juan Carlos.
Un mes después, el presidente boliviano se llevaba un «pastelazo» en la cara en su 50 cumpleaños, en una broma habitual en el país, que encajó con humor. Él mismo lo ha hecho en otras ocasiones.

sábado, 15 de mayo de 2010

"La cubanización de Venezuela" es ilustrativo artículo del Nuevo Heraldo que podría completar "La venezolanización de Bolivia"

Es importante comprender exactamente qué significa la llamada “cubanización’” de Venezuela. Es un proceso por el que los mismos cubanos pasaron. Se trata del establecimiento del estado totalitario. El papel que están jugando los cubanos en Venezuela es el mismo que los soviéticos jugaron en Cuba.
Tras el triunfo de la revolución en 1959, Castro tenía el control absoluto de Cuba puesto que el ejército nacional había sido prácticamente disuelto y sustituido por los mandos castristas. Y el ejército, por supuesto, es la columna vertebral de la república. Todos los sofisticados mecanismos de la democracia dependen del aparato que los protege, y ese aparato es el ejército.
Ahora bien, el estado es un vasto organismo de gran complejidad y, en los países democráticos, diseñado para defender las libertades individuales, la esencia misma del sistema. Fue por eso que, a partir de fines de los años 60, Castro recurrió a un verdadero ejército civil de funcionarios soviéticos para que lo ayudaran a construir un nuevo tipo de estado: un estado totalitario, donde todas las libertades individuales estuvieran subordinadas al estado y al gobierno. Y eso es, fundamentalmente, lo que están haciendo los cubanos en Venezuela. Actualmente, funcionarios cubanos ocupan altos cargos en las fuerzas armadas, el Ministerio de Defensa, Interior y Justicia. Hay cubanos en los servicios de inteligencia nacional venezolana y en la policía nacional de reciente creación. Pero, además, funcionarios cubanos ocupan puestos claves en los registros nacionales del país, en el Seniat (impuestos), Onidex (identidad nacional, pasaporte y control de la migración), Pdvsa, Cantv y Corpoelec.
Chávez inclusive quiere copiar el modelo cubano de total reorganización administrativa, pretende eliminar los gobiernos municipales y regionales (electos) y sustituirlos por nuevas entidades “bolivarianas” que estarían controladas por una comisión central presidida por Chávez. Con el mismo objetivo está pensando suprimir los actuales límites territoriales entre los estados y crear nuevos estados con nuevos nombres, lo mismo que hizo Castro con las provincias cubanas.
La misión fundamental de los cubanos, por supuesto, es conseguir el control absoluto de las fuerzas armadas. A los ojos de Fidel Castro, el principal problema de Chávez es que no puede confiar en sus fuerzas armadas puesto que, en lo fundamental, estas siguen siendo las mismas de la república democrática venezolana. Apoyado en sus enormes recursos financieros, Chávez ha comprado los mandos, los ha sobornado y los ha llenado de prebendas pero nunca puede considerarlos totalmente suyos porque todos existían antes de él y pudieran seguir existiendo después de él. Por otra parte, son unas fuerzas armadas permeadas, de arriba abajo, por el espíritu democrático y liberal de la república. En última instancia, eso es inadmisible. A lo que Castro y Chávez aspiran es a un sistema donde el dictador pueda tomar al militar más prestigioso del país como era el general Arnaldo Ochoa, Héroe de la República de Cuba, y fusilarlo sin que nadie se atreva a objetar. Sería suicida para los militares venezolanos olvidar que ese es el modelo de Chávez.
Chávez cree tener comprado al gobierno cubano porque desde el año 2000 le ha estado dando a Cuba unos $5,000 millones al año en petróleo además de dinero en efectivo, en conjunto alrededor de $50,000 millones en recursos del pueblo venezolano. En esto se equivoca profundamente. Los Castro no se consideran deudores de Chávez, todo lo contrario, piensan que es Chávez el que tiene que agradecerles poder mantenerse en el poder. Y no sólo eso. Es perfectamente posible que los cubanos puedan llegar a tener el verdadero control del país y, por extraño y paradójico que parezca, convertir a Venezuela es una especie de semicolonia cubana donde todas las decisiones realmente importantes se tomen en La Habana. El que considere irrisoria esta afirmación no comprende a Castro ni la magnitud de su ambición. No es por gusto que Ramiro Valdés, el tercer hombre de la revolución cubana, se ha establecido en Venezuela.
En su desprecio real por el pueblo venezolano, Chávez ha convertido a Venezuela en un importante aliado de la teocracia iraní. Es increíble. El pueblo venezolano es cristiano y católico. ¿Qué posible afinidad pudiera tener con una dictadura extremista musulmana donde las mujeres son ciudadanas de tercera categoría? Un país violentamente antisemita, que dice querer barrer a Israel de la faz de la Tierra y que se ha embarcado en un programa de fabricación de armas nucleares rechazado, de plano, no sólo por Estados Unidos sino por Inglaterra, Francia, Alemania, Italia, toda la Unión Europea y la gran mayoría de las naciones del mundo.
El pueblo cubano no podía luchar contra la invasión soviética porque ya se había instalado la dictadura y no tenía forma de hacerlo. Los venezolanos tienen muchas más posibilidades. Puede arrancarle, inclusive, el total control del Congreso que, en un colosal error político, le entregaron en bandeja de plata. Es una posibilidad totalmente real pero que exige una gran concentración de recursos y esfuerzos. Los venezolanos pueden hacerlo. La alternativa es aceptar la dictadura y perder el país para siempre.

miércoles, 12 de mayo de 2010

crece el movimiento que pide cambios hacia la democracia en España. se han sumado Almodóvar y Vargas Llosa y que "sea lo más antes posible"


Artistas e intelectuales, entre ellos Pedro Almodóvar y Mario Vargas Llosa, pidieron este miércoles en Madrid apoyo para los opositores cubanos que buscan convertir su país en una democracia, al tiempo que instaron al gobierno español a variar su política de acercamiento al régimen cubano.
"Ayudemos al pueblo cubano para que alcance la democracia lo antes posible", pide el manifiesto hecho público este miércoles por la Plataforma de Españoles por la Democratización de Cuba, que conforman personalidades como el director de cine Pedro Almodóvar o el escritor hispano-peruano Mario Vargas Llosa y la española Rosa Montero.
Esta última fue la encargada de presentar esta plataforma de apoyo a los demócratas cubanos, explicando que esta iniciativa busca que "los dinosaurios del régimen (cubano) que están ahí apalancados se den cuenta que están completamente obsoletos, que no tienen nada que ver con el mundo".
La declaración pública, leída por Vargas Llosa en el Centro Internacional de Prensa de Madrid, recuerda que "la cuestión cubana hoy es una cuestión de derechos humanos básicos y esenciales. La elección está, sencillamente, entre democracia o totalitarismo".
"Este gesto puede parecer pequeño, pero para quienes en condiciones difíciles, heroicas diría yo, resisten a la dictadura es algo muy importante", afirmó Vargas Llosa, que pidió al gobierno español, al igual que varios impulsores de la Plataforma, que abandone su política de diálogo hacia Cuba.
"Creo que es una postura absolutamente equivocada, que esta diplomacia silenciosa, que supuestamente por ser tan discreta era mucho más eficaz, yo creo que no ha dado absolutamente ningún resultado positivo a favor de la democratización de Cuba", dijo Vargas Llosa.
Vargas Llosa aseguró que muchos piensan que esa política es preferible a "la abierta confrontación", pero cuando se pregunta a los disidentes de cualquier dictadura sobre la forma de apoyar su lucha desde el exterior "la respuesta es siempre transparente, inequívoca: denunciar a la dictadura".
El gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero inició tras su llegada al poder una política de diálogo con Cuba y defiende la supresión de la llamada posición común que la Unión Europea (UE) mantiene desde 1996 para pedir la democratización de la isla.
España está a favor de suprimir este mecanismo y sustituirlo por un acuerdo de cooperación UE-Cuba, ya que estima que obligaría jurídicamente a La Habana a respetar los derechos humanos por ser un pacto firmado.
"Por supuesto que habría que ayudar si Raúl (Castro) hiciera reformas, habría que ser realistas. No se trata de estar pared contra pared, pero claro como el amigo Raúl es Raúl hay que tratar de convencer al gobierno (español) que esa línea no es sólo estéril sino negativa", dijo el historiador Antonio Elorza.
Vargas Llosa por su parte también se mostró satisfecho de la creación de la plataforma y la elaboración del manifiesto, que muestra que "las cosas están cambiando respecto a la imagen internacional y exterior de Cuba, una imagen que hasta ahora ha sido profundamente mentirosa, falsa", presentando a la revolución cubana como una revolución distinta y de "glamour".
Los integrantes de la plataforma han abierto una página web ("www.plataformaporcuba.com") en la que han publicado el manifiesto y lo han abierto a la firma de todos los que quieran unirse al apoyo a los demócratas cubanos.

viernes, 7 de mayo de 2010

Evo no es Chiste. titula El Pais de Montevideo en un análisis lapidario para el Jefe de Estado. "dueño de una concepción mental intolerante".


Fue la broma del mes. Las palabras del presidente boliviano, Evo Morales, sosteniendo con pasmosa seriedad que la homosexualidad y la calvicie son “culpa” de la ingesta de pollo, dieron materia prima para que el mundo se riera con ganas. Pero más allá de lo humorístico que tiene el tema, el escándalo generado en torno a las palabras de Morales revela algo preocupante; la liviandad con la que se construyen los mitos políticos hoy en día.

Hasta hace sólo semanas, Evo Morales era un estadista. La sociedad internacional lo trataba con respeto, los sectores intelectuales se derretían ante el personaje y su vida cinematográfica, y los dirigentes políticos de izquierda lo llevaban a lo más alto de su panteón ideológico. “Es lo más interesante que ha pasado en la izquierda latinoamericana en décadas”, decía hace poco nuestro vicecanciller Roberto Conde.

Estos juicios, atravesados por dosis importantes de ignorancia, complejos históricos mal asumidos y corrección política absurda, se vinieron a pique. Bastó que cargara contra un grupo organizado como el colectivo gay, para que el indio bueno y defensor de lo natural se convirtiera en un troglodita de un día para otro. Y la culpa de esto no es de Morales. Desde su llegada al poder, el mandatario andino ha dado sobradas muestras de una concepción mental intolerante, retrógrada y poco democrática, amparado por una pátina de enamoramiento con un pasado mítico más que discutible. Los ejemplos sobran.

Meses atrás, el gobierno boliviano, que cuenta con mayoría propia en el Congreso, votó una ley “anticorrupción” para penar el mal manejo de los recursos públicos. Esa ley, que tipifica delitos imprecisos como el daño a los intereses superiores del Estado, incluye entre sus detalles más asombrosos su aplicabilidad retroactiva, o sea que alcanza a acciones realizadas antes de su existencia. El objetivo explícito de la norma, que se da de trompadas con las bases del sistema legal occidental, es juzgar a los mandatarios constitucionales que precedieron a Morales, en una cacería de brujas que ya ha motivado que más de 20 dirigentes opositores hayan debido dejar el país.

No contento con eso, Morales nombró por decreto a 18 nuevos jueces para integrar la Suprema Corte de Justicia y otros altos tribunales. Todo ignorando disposiciones de la constitución que él mismo promulgó, que fija que los jueces deben ser electos por voto popular. Además, siguiendo un precedente iniciado por Fujimori en Perú, recorta el mandato de los jueces actuales. Esta polémica reforma, llamada la “ley corta”, ha significado el tiro de gracia para la independencia del poder judicial en Bolivia, lo cual ha generado que hasta la Oficina del Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos expresara su inquietud.

Otra de las medidas impulsadas por Morales ha sido la de consagrar la “ley indígena originaria”. Según la nueva constitución, esta poco ortodoxa fuente de derecho coexiste con la justicia ordinaria y goza de igual jerarquía. Claro que sin que existan normas escritas y claras que digan lo que se puede hacer y lo que está prohibido. Así han proliferado tribunales populares que deciden tomarse la justicia por su mano y aplican penas inhumanas sin ninguna garantía legal. Linchamientos, azotadas y humillaciones públicas son parte integral de un sistema de justicia que según un reciente artículo del jurista Luis Eduardo Siles “se asemeja a lo que ocurre en lugares gobernados por el fundamentalismo islámico”. Siles llega a afirmar que “en Bolivia rige la pena de muerte, sin ley ni proceso”.

Pues todo esto estaba a la vista de la comunidad internacional hace tiempo. Y sin embargo todos aplaudimos a Morales como si fuera una especie de Mandela andino, tomando sus exabruptos y ataques a quien piensa diferente como parte del “color” que rodea al primer presidente indígena de Latinoamérica. Está claro para cualquiera que haya ido a Bolivia que se trata de un país especial y con unos contrastes chocantes, que explican sobradamente el surgimiento de un liderazgo como el de Morales. Pero eso no debería ser suficiente como para que el mundo entorne los ojos ante abusos y excesos injustificables, que si hubieran provenido de cualquier otro político, habrían desatado un escándalo mucho más grave que el causado por el pobre pollo.

jueves, 6 de mayo de 2010

Ricardo A. Guibourg experto en filosofía del Derecho acaba de afirmar que se da la existencia de la Democracia aunque no haya demócratas. LN.BA.

"El hombre nace libre, pero en todas partes es esclavo." Eso dijo Rousseau en el comienzo de su Contrato s ocial. Se refería probablemente a la monarquía, porque su pensamiento fue usado como base de la moderna democracia, un "gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo", al decir de Abraham Lincoln. Sin embargo, una vez adoptada la democracia en casi todo el mundo, muchos pueblos sienten que sus gobiernos parecen ajenos. Alf Ross, el célebre iusfilósofo danés, intentó cuantificar en tres dimensiones aquello del gobierno del pueblo: cuán amplia es la concepción de "pueblo", cuánto gobierno se le confía y cuán estrecha, directa o inmediata es la relación del pueblo con su gobierno.

En la vida real, la democracia directa es tenida por impracticable (valdría la pena meditar un poco más sobre esto, a la luz de las nuevas tecnologías); la democracia representativa se manifiesta fugazmente en el momento de votar, la democracia participativa, deliberativa o aun "protagónica" tiene la ventaja de impulsar el debate permanente, pero en ocasiones se parece demasiado a una puesta en escena para enfervorizar o calmar al pueblo y -ya se sabe- la democracia corporativa no es más que fascismo.

Muchos otros nombres se han inventado para encubrir tiranías: democracia popular, democracia dirigida, protegida, impuesta por fuerzas extranjeras o predicada por dictadores nostálgicos y pillos de siete suelas.

¿Es posible una democracia sencillamente democrática, es decir compuesta, gestionada y disfrutada por demócratas? ¿Por gente dispuesta a exponer lealmente sus proyectos, a debatirlos con sus oponentes, a negociarlos y cumplirlos frente al pueblo con el poder que emane de los resultados electorales y a volverse a su casa, con la satisfacción del deber cumplido, como se recuerda del romano Cincinato? Tal cosa es teóricamente posible, pero en la práctica operan elementos que en muchas sociedades disminuyen su probabilidad: el costo monetario de la política, el consiguiente riesgo de corrupción y la labilidad de la mente humana a los argumentos irracionales. Así, aun en ausencia de golpes de Estado, sucede a veces que un gobierno legítimamente electo busca primero consolidar su poder para luego mantenerlo a cualquier costo hasta que se pueda. Cuando ya no se puede, negocia una salida honorable, o se procura impunidad, o simplemente huye. Pero es reemplazado por otro gobierno que no logra mantenerse sin hacer lo mismo. Cada gobierno de este tipo se complementa con una oposición que asume la función de protestar si es minoritaria, trabar todas las iniciativas oficiales si alcanza la mayoría y ponerles precio si apenas está en condiciones de negociar.

Puede haber, lo sabemos, una democracia sin demócratas. Pero sus ciudadanos se sienten divorciados de ella, votan sin considerarse representados y apenas apuestan unas fichas a su salvación personal. En contextos así, no vale la pena elaborar plataformas electorales, ni formular políticas de Estado a largo plazo ni participar -gratuitamente- en manifestaciones públicas.

El poder del Estado es uno solo, aunque esté distribuido en ramas ejecutiva, legislativa y judicial en un sabio y poco operativo sistema de frenos y contrapesos. Los ciudadanos pueden elogiar, criticar, manifestar, reunirse y protestar, pero su instrumento democrático por excelencia no es otro que el voto. Si, a la hora de ejercerlo, los ciudadanos reaccionamos visceralmente, o tomamos en cuenta razones de cortísimo plazo, o sólo entonces advertimos que las opciones son limitadas, o ni aun entonces nos damos cuenta de que nuestras emociones han sido manipuladas, nuestros lamentos posteriores sólo sirven para pasar el tiempo mientras aprendemos, siempre a nuestra costa, a convertirnos en demócratas de nuestra propia democracia.

© LA NACION

El autor es director de la maestría en Filosofía del Derecho de la Universidad de Buenos Aires.


miércoles, 5 de mayo de 2010

"Pobre Evo...le robaron uno de sus 60 autitos" del Correo Gallego...para reírse un poco!

El pobre Evo Morales no gana para disgustos. Su amigo Hugo Chávez le había regalado un lujoso vehículo 4×4, pero el presidente ya no lo tiene en su poder. ¿El motivo? El presidente boliviano mandó a su chófer que usase el coche oficial a comprarle pan para desayunar. El chofer se bajó del coche, dejó la llave encendida, compró el pan… y al regresar el coche había desaparecido.

El pobre Evo no para de ocupar portadas por ridículos varios. Sus declaraciones de hace algunos días han llenado internet de bromas de todo tipo, y no es para menos. “De aquí a 50 años todo el mundo será calvo”, dijo Evo Morales. El presidente boliviano estaba enfadado porque consideraba que los pollos importados del mundo capitalista “están cargados de hormonas femeninas”, por lo que “los hombres, cuando comen este pollo, tienen desviaciones en su ser como hombre”.

Morales siguió su intervención quejándose del empleo de platos de porcelana. Para el presidente boliviano, deben ser reemplazados por platos de barro: “para el movimiento indígena y campesino, nuestro plato es de barro. Cuando se quiebra, se hace tierra. Ahora me hacen comer en esos otros platos. Vajillas, no vejigas por si acaso… No sabemos si esto contamina o no”, anunció preocupado Evo.

Pero la andanada de Evo apenas comenzaba. El presidente empezó a mostrar ponchos indígenas, que cubrió de agua para demostrar la supuesta “superioridad” de esta prenda tradicional que además “protege de la lluvia, del calor, del frío…”. A continuación, Morales criticó indignado un impermeable de plástico, al que llamó “poncho del occidente, del capitalismo”.

Más tarde, Evo Morales contó que le invitaron a beber unos “compañeros” y decidió unirse, pero tomando únicamente Coca-Cola por sus obligaciones. El presidente boliviano confiesa que bebió un vaso de Coca-Cola y “ya estaba mal”, mientras que sus “compañeros” estaban perfectamente pese a la ingesta de alcohol. El pobre Evo anunció que, tras beber el vaso de Coca-Cola, “tenía desmayos… Mi cuerpo se descomponía. Tuve que abandonar esa convivencia”. Uno se pregunta qué le metieron en el vaso a Evo, porque no parece que fuese Coca-Cola…

Al presidente de Bolivia tampoco le gusta “la medicina occidental”, porque trata el dolor de cabeza con un “Alkaset”. Probablemente se refería a un Alkazelser, pero claro, esa medicina no trata el dolor de cabeza, o sea que me temo que alguien está boicoteando seriamente al presidente boliviano. Entre la experiencia de la Coca-Cola y esta negligencia médica, queda demostrado que puede haber una conspiración contra Evo.

Pero aún quedaba más munición. Evo se mostró preocupado porque “los senitos de mi hija se están hinchando. La hemos observado hasta ahora, y se va incrementando su hinchazón”. Personalmente, creo que Evo debería mirarle menos los pechos a su hija y aceptar que está creciendo sin preocuparse.

Y ahora le roban el coche. El todoterreno funcionaba como vehículo oficial del presidente, y ahora está extraviado en manos de un “sujeto gordo y calvo”, según un testigo. Desde aquí un abrazo a Evo Morales, esperemos que su mala racha se acabe de una vez.

martes, 4 de mayo de 2010

Ronald Angulo nos ha enviado esta pieza escrita por un general venezolano cuando lo juzgaron por rechazar el lema "patria o muerte". Lección de Honor

Palabras del General Ángel Vivas al tribunal militar

Palabras del General Ángel Vivas al tribunal militar que le abrió juicio acusándolo de los delitos militares de insubordinación, desobediencia y falta al decoro, por oponerse al lema cubano “Patria, Socialismo o Muerte, Venceremos” impuesto a la Fuerza Armada Nacional venezolana por Hugo Chávez, el miércoles 28 de Abril de 2010.

Buenos días ciudadano juez y miembros del tribunal:

Entendiendo que la causa de mi presencia en este tribunal, en esta audiencia y en este día es mi posición de rechazo y mis acciones por la vía legal en contra del lema extranjero “Patria, Socialismo o Muerte, Venceremos” impuesto a la Fuerza Armada Nacional Venezolana en violación a nuestra Constitución y demás leyes y reglamentos militares vigentes para la fecha.

Y considerando que la acusación de la cual estoy siendo objeto es consecuencia directa de ello.

Y considerando, y, más bien, recordando, que en la tarde del día viernes 7 de Julio de 1978, en la Cubierta Principal de la Escuela Naval de Venezuela, cuando me gradué de oficial del Ejército, yó, hice un juramento, junto con mis compañeros del Ejército, la Armada, la Aviación y la Guardia Nacional; de “Defender la Patria y Sus Instituciones hasta Perder la Vida”.

Y considerando que “El más Santo” de los deberes militares es “El amor a la Patria y el Respeto y Admiración Constante hacia sus Libertadores” y a nadie más.

Yo, Ángel Omar Vivas Perdomo, General de la República de Venezuela Acuso:

• Acuso a aquellos quienes, desde el poder y por la vía de hecho IMPUSIERON; y a aquellos quienes portando sobre sus hombros las más altas jerarquías de la institución armada y ocupando las más altas posiciones de comando PERMITIERON, que ese lema extranjero, cubano, “Patria, Socialismo o Muerte, Venceremos” penetrara en la Fuerza Armada nacional, viéndose obligados nuestros oficiales y soldados a usarlo, humillándose de esta forma los estandartes de guerra de nuestras unidades, deshonrando sus símbolos y lemas, de los cuales, muchos de ellos datan desde nuestra guerra de independencia, tienen sangre de nuestros libertadores y están cargados de gloria y honor militar venezolano y que son muchos de ellos más antiguos que la República de Cuba misma, donde este lema, sinónimo de opresión y muerte en su propia tierra fue creado, el 5 de marzo de 1960 por el dictador Fidel Castro.
• Acuso a quienes me acusan, a aquellos quienes debiendo estar de mi lado, defendiendo lo que yo estoy defendiendo, que no es otra cosa que la Constitución, la Institución y nuestros valores patrios más sagrados sobre los cuales fue fundada nuestra nacionalidad, cumpliendo el juramento que hicimos todos, incluyendo los que nos encontramos en esta audiencia vistiendo el uniforme militar venezolano; ahora amenazan mi libertad con la intención de doblegarme, no lo conseguirán. Podrán meterme preso, podrán asesinarme, en todo caso tendrán solo el cuerpo del General Vivas pero nadie tendrá al General Vivas, nadie logrará que este soldado se rinda ante intereses extranjeros o ante aquellas personas que están entregando la patria y rindiendo sus armas a esos intereses extranjeros.

Yo los acuso a todos de traición, los acuso de traicionar el juramento que hicimos ante Dios y en presencia de la Bandera. Espero que algún día no muy lejano la patria se los demande, como claramente reza el juramento.

Permítanme finalizar mis palabras con el lema con el cual nació Venezuela:

¡MUERA LA TIRANÍA VIVA LA LIBERTAD!
Generalísimo Francisco de Miranda
2 de Febrero de 1806

Muchas gracias ciudadano Juez, ciudadanos miembros del tribunal y a todos los presentes.

*** DEFINITIVAMENTE UNA LECCION DE HONOR ***

domingo, 2 de mayo de 2010

una buena composición. algo poética y subrealista aunque también brutalmente cierta cuando a los pollos les cortan las alas. Cayetano está acertado

En vísperas de contar con dos superaviones de lujo, Evo Morales ha perdido autonomía de vuelo. Sus declaraciones en la Cumbre Mundial —lo único comentado internacionalmente— lo obligan a revisar su ya famosa “dimensión planetaria”. Para comenzar, allí donde vaya, se va a encontrar con legión de periodistas —ya de por sí malditos y parte de una raza que él odia especialmente— ansiosos por preguntarle, ya no sobre el imperialismo, la muerte del capitalismo, los crímenes del FMI, sino sobre la homosexualidad, la calvicie, los pollos y la Coca-Cola. Para colmo, se va a encontrar con muchas manifestaciones de homosexuales, gays, transexuales y liberales, que le van a gritar cosas no muy gratas, ni siquiera para oídos curtidos en lides sindicales.

La incontinencia verbal conduce muy fácilmente a despeñaderos. Y si el protagonista es famoso —algo que nadie le discute a Evo—, los despeñaderos se vuelven precipicios. Y de un salto, en un acto casi mágico, se puede pasar del clásico discurso ONG alimentado, amado y sostenido por los europeos —“primer indígena en llegar a un gobierno”, “símbolo de las reivindicaciones milenarias”, “líder del nuevo proceso de descolonización de los pueblos”, “anticipación de la nueva era de igualdad y solidaridad”, “autor y conductor del nuevo socialismo comunitario”, “luz que ilumina el continente”, etc., etc.—, a constituirse en una figura objeto de burla mediática internacional. La misma visión que se tenía o se tiene de muchos líderes africanos: de ellos no se comentan políticas… se cuentan anécdotas.

Pero, además, le sucede precisamente en el momento en el que sus referentes políticos están en bajada. Primero, porque gracias a un albañil cubano inmolado en una cárcel del régimen castrista, Cuba, que se había beneficiado de una suerte de silencio entre discreto y cómplice de la comunidad internacional, vuelve a los titulares como la dictadura violatoria de derechos humanos, de prisiones políticas, de silencio obligado de prensa y organizaciones. Por si fuera poco, el propio Raúl Castro tiene que admitir que la situación de la Isla es insostenible económicamente, es decir que 50 años de socialismo no condujeron a ningún paraíso, sino a un cuadro de miseria colectiva. Venezuela se queda como “modelo”, ¡y vaya modelo! Muchos tanques, muchos aviones, muchos fusiles, más discursos que tanques, aviones y fusiles… ¡y una provisión formidable de baterías de linterna para ir al wáter!

Cuando iba a Europa recibía el trato no sólo respetuoso, sino admirativo por parte de dignatarios y personalidades. Ni qué decir de la prensa que encontraba en su chompa y su cierta timidez, la imagen del indio ejemplar y austero. Hoy, los europeos sólo están ocupados en salvar su propio capitalismo y les importa un comino las condenas retóricas que se hacen de él. La radicalización del discurso de Chávez y, en consecuencia, del discurso de Evo, lo hace poco creíble. Los últimos descubrimientos de Evo sobre hábitos alimenticios, “desviaciones” sexuales, causas de la calvicie y destape de inodoros, lo hacen caricatural. Desde luego, para muchos gobiernos padrinos de ONG, deja de ser una mercancía interesante: menos europeos —mochileros intelectuales con credencial de consultores— tendrán trabajo vendiendo la figura del “indio bueno”.

A los pollos de granja no les cortan las alas. Se lo hace en el campo, a los pollos criollos para que no vuelen lejos... Alguno, con complejo de águila, se las cortó solo.

sábado, 1 de mayo de 2010

"cinco años son suficientes...le aguantamos todo, pero ya se pasó de raya" protestas masivas. visión de Iván Arias Durán

“Le pusimos cinco años el hombro a este Gobierno: lo apoyamos en todo (incluso nos aguantamos la subida del pan) pero que luego de 5 años de estar en Palacio nos quiera dar 5% de aumento salarial para comprar aviones, misiles, satélites y concursos de misses o del clima, es una burla” declaraba un ciudadano a una emisora local.

Si bien es cierto que entre marzo y mayo, era norma que las demandas sociales asfixien a los gobiernos de turno, no es menos cierto que entre el 2006 y el 2009 la presión que recibían los gobiernos neoliberales no la tuvo el MAS. Otros eran los conflictos que dominan la agenda nacional: dos tercios, asamblea constituyente, capitalidad, autonomías, referendums, terrorismo. Conflictos en torno a los cuales el gobierno supo alinear a las fuerzas sociales en bien de su apoyo. Las peticiones de los sectores fueron atendidas con bonos y aumentos salariales como el del año pasado que llegó al 14%.

Sin embargo, pareciera que el idilio del MAS con las fuerzas sociales, después del A-4 ha empezado a resquebrajarse y éstas han decidido retomar su independencia y autonomía de acción alejada de los mandatos gubernamentales. Los cuestionamientos a la dirigencia cobista, tan sumisa a las políticas gubernamentales, va increcendo desde los sindicatos. El fracaso del XIII Congreso campesino es otra muestra de por dónde van los tiros: la CSUTCB quiere recuperar su autonomía en contra del pongueaje político. Las demandas de los pueblos indígenas de tierras bajas para que su cumpla lo estipulado en la CPE sobre la consulta obligatoria de las empresas también los está distanciando del Gobierno. Ni qué decir de las fracturas cada vez más notorias entre cocaleros del chapare cochabambino y de los yungas de La Paz. Los sin tierra, los sin techo, los sin trabajo, los sin gas, los sin distritos... creen que también ha llegado su momento y se aprestan a tomar tierras, avasallar propiedades urbanas y exigir que la torta llegue a todos sin importar el mañana.

Por otro lado el Gobierno, ante esta escalada, está perdiendo la iniciativa y la capacidad de reacción. Lo que pasa es que desde el 2006 hasta el 2009 el Régimen supo colocar en la agenda miedos y temores que a todos los bolivianos nos unen: hay grupos separatistas que se quieren independizar, que son vende patrias. Hoy esos miedos están superados por la misma realidad al extremo de volverse en un boomerang para el Gobierno. El miedo al separatismo no es más una consigna que una. O es que se va acusar a los obreros que piden aumento salarial de separatistas? A los campesinos y obreros que piden democracia en sus organizaciones matrices se los va acusar de traidores vende patrias? Los ocupantes del Palacio Quemado que demostraron gran capacidad para atacar a sus opositores neoliberales, están ahora entrampados porque a los que tiene al frente son otros: movimientos sociales a los que usó y endiosó para copar todos los espacios del poder.

Cuatro años de confrontación han desgastado a la oposición, pero también al gobierno porque si bien lo ha preparado para los sueños del poder absoluto, por otro lado, los ha desnudado en sus propias contradicciones que hoy afloran y amenazan con corroerlos como el “turiro” (termita) a las maderas dulces. De esta manera el año 2010 marca un antes y un después del masismo en el poder. Nuestro Presidente, con ese olfato político que lo caracteriza, huele que la cosa quema, por ello, se fue raudo a Caracas ( este mes ha estado en cuatro oportunidades allá) en busca de refuerzo ideológico que le permita encarar los desafíos que se vienen.

* Ciudadano de la Republica de Bolivia
Miembro de columnistas.net