Páginas vistas en total

miércoles, 23 de junio de 2010

qué coincidencia. el Día del Policía celebrado con denuncia que involucra a los mandos con el narcotráfico. ed.Bolpress.


Las afirmaciones de Arauco están contenidas en una carta escrita a mano, firmada en el pie de cada una de sus páginas y entregada a medios de comunicación. Araujo es acusado de ser uno de los sicarios que mató a seis personas en San Ramón.

Según Arauco, el secuestrado Rosales —de quien asegura tiene un patrimonio de 150 millones de dólares— está vivo y a “buen recaudo”. Arauco considera que Rosales tramó su secuestro “al verse acorralado por el Gobierno, por sus vínculos con el narcotráfico, y por la competencia, que son paraguayos, brasileños y colombianos, a quienes les jugó sucio”.

Según Arauco, “algunos malos funcionarios del Gobierno, posiblemente pagados por estos barones de la droga, presionaron (para el cambio de destino de los policías del GETIDE (Grupo de Tarea de Investigaciones de Delitos Especiales).

El ex policía, ahora preso en la cárcel de Chonchocorro, afirma que el abogado de la familia Rosales fue parte activa de las acciones de Rosales. “No es mera coincidencia que el abogado Denver Pedraza tenga contacto con algunos altos funcionarios del Gobierno y algunos altos mandos policiales”, dice el ex policía.

“Todo está digitado. La prueba es que hace poco, se tenía que realizar un operativo para capturar a Williams Rosales en plena faena de tráfico de droga, todo ya estaba listo y planificado. Se iba a desbaratar el más grande clan de la droga en Bolivia comandando por la familia Rosales ¡Y qué pasó! Hubo un cambió inmediato de destino del jefe que estaba a cargo de dicha operación ¿Quién ordenó ese cambio?”.

Gobierno le exige colaborar con la justicia

En una rueda de prensa, el ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, afirmó que el ex capitán “que mancilló el uniforme verde olivo, que es una vergüenza para una institución tan importante como es la Policía, en lugar de mandar cartas debería hacer conocer lo que sabe a las autoridades que llevan la investigación".

Según la autoridad, Arauco permanecerá en Chonchocoro, por seguridad, aunque lamentablemente "algunas personas están como peces en el agua".

domingo, 20 de junio de 2010

"Déjennos trabajar en paz" parece ser el clamor de Santa Cruz que interpreta con acierto Manfred Kemp Mercado

El encuentro que mantuvieron el martes pasado el presidente Evo Morales y el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, se ha prestado para tranquilizar a algunos e inquietar a otros. Nadie ha quedado indiferente con esta extrema cortesía de S.E. que llegó a nuestra Plaza de Armas con una actitud conciliadora que primero nos sorprendió y luego nos ha alarmado. ¿Qué ha venido a buscar a Santa Cruz? ¿Qué se trae esa gentileza que no tiene con nadie?
Porque S.E. ha ofrecido importantes inversiones, se ha mostrado abierto a impulsar las autonomías mediante el establecimiento de una comisión (¿?), ha prometido créditos, apoyo a la integración caminera, y hasta financiar la construcción de una avenida metropolitana que algunos no sabemos qué es. Lo de Miss Universo ya es historia pasada.
Los cruceños han pensado, con razón, que si S.E. alcanza la mano abierta no hay modo de rechazarla, hay que estrecharla. Eso es así con cualquier persona. El Gobernador, seguramente, ha sido quien más vueltas le ha dado al asunto y quien más horas de sueño ha perdido con esta visita. En fin, se dice que es mejor estar bien con el Gobierno que pelear con él y que éste prosiga con las amenazas de destituir a las autoridades de Santa Cruz, que nos trate como a bandidos y separatistas, que malogre pérfidamente nuestras exportaciones, y que se niegue a darnos los recursos que nos pertenecen por regalías y por el IDH.
Pero existe un problema muy grande en todo esto. Por lo menos es un problema mío. No le creemos absolutamente nada a don Evo. Como decimos aquí y en todas partes: S.E. no da puntada sin hilo. A él no le interesa ni el IDH, ni los créditos, ni la integración caminera, ni menos la avenida metropolitana. A S.E. le interesa solamente tener cada vez mayor presencia en Santa Cruz y para ello sabe que no sólo debe contar con los masistas collas (que le dan un tercio en la votación), sino conquistar para su causa a la clase media y sobre todo la élite empresarial.
Evo Morales anhela “aimarizar” el oriente boliviano. Pando fue invadido por miles de indígenas con los que el MAS pudo, por fin, ganar una elección. Beni y Santa Cruz son los departamentos chúcaros, que, pese a todo, se resisten. Pero S.E. es hombre terco que no se queda en paz hasta alcanzar sus metas. Y la meta fundamental para su Bolivia multicultural pasa por “aimarizarnos”. Si no lo logra, va a insistir en buscar terroristas, separatistas, narcotraficantes, y cuanta cosa pueda liquidar a Santa Cruz. Ahí están las leyes que aprueba la Asamblea como muestra de planes inconfesables. No olvidemos: la guerra contra Santa Cruz es total.
Aquí han venido a trabajar zafreros, comerciantes, obreros y empresarios del occidente. Muchísimos se han quedado a vivir porque hallaron el lugar que buscaban para establecer una familia. Los empresarios han invertido su dinero, han arriesgado, han ganado o perdido, siendo bien recibidos. Esta tierra es parte de Bolivia y cualquiera puede venir a asentarse. Eso no se pone en duda. Aceptamos sus comidas, su chicha, sus bailes, sus fiestas religiosas, como debe ser. Lo que molesta a los cruceños es que los collas nos quieran colonizar a la fuerza. Aceptamos que practiquen su cultura pero que no nos la quieran imponer a nosotros. No nos gusta que vengan a crear caos político y armar sindicatos donde mandan ellos. ¿Se ve alguna vez a un camba que no sea masista protestando o armando líos? ¿No es fácil, por la forma de hablar, ver que los dirigentes no son oriundos de aquí? ¿Por qué nos tienen que enviar indeseables? ¿Por qué tenemos que soportar la mugre en calles y mercados debido a que ciertos comerciantes de pollera no quieren cumplir con las ordenanzas municipales? ¿Cómo es posible que quienes son bien recibidos conspiren para destruir a quienes los acogen? ¿Qué es eso de imponernos por decreto un día feriado porque el solsticio es la festividad aimara? ¿Por qué no reponemos más bien los cruceños, como feriado, el Día de la Hispanidad?
Si yo recibo a alguien en mi casa y lo trato bien, no aceptaré que el invitado me diga lo que tengo que comer, beber, cómo bailar o a quién tengo que adorar. Ni que se orine en mi almohada. Decimos, por eso, al Presidente, que respetamos sus usos y costumbres, pero que nos respete a nosotros y que no esté alentando acciones para humillarnos. S.E. ha producido división entre los bolivianos y no queremos que se convierta en odio. Yo he vivido por décadas en La Paz y siempre he sido recibido con un trato extremadamente cordial. No había ira entre collas y cambas. Ahora no me atrevería a afirmar lo mismo. Bolivia se está dividiendo irremediablemente porque este Gobierno no deja vivir en paz a nadie.

martes, 15 de junio de 2010

cuando concluyó la famosa "cumbre" de Tiquipaya a la que todos ignoran se publicó este resumen que resulta oportuno cuando se suman los fracasos de EM

De ‘guerrero del arco iris’ o ‘salvador del planeta’ con su chompa roja a rayas, el presidente Evo Morales, aspirante al Premio Nobel de la Paz, cometió errores infantiles durante la Cumbre Climática de los Pueblos entre el 19 y 21 de abril que han dejado su imagen por los suelos, coinciden varios analistas políticos.
El evento, planificado para que Morales pase de líder espiritual o ‘Apu Mallku’ de los bolivianos a la figura de “dimensión planetaria’ que había anunciado el vicepresidente Álvaro García Linera, por el contrario, terminó enterrado por errores garrafales que salieron de su propia boca”, dijo la analista Jimena Costa, al evaluar el encuentro realizado en Cochabamba, Bolivia.
“Se ajusta el dicho por sus obras os reconoceréis”, dijo el analista Jorge Landívar al recordar que nadie se acordará de la cumbre climática sino de la relación que hizo el presidente Evo Morales entre la homosexualidad y los pollos de granja y la calvicie con el consumo de alimentos transgénicos.
Dijo que las declaraciones de Morales rayan en lo ridículo y desdibujan la imagen del presidente indígena defensor de los recursos naturales por la figura del xenófobo y racista cuando sataniza a los calvos de Europa y Estados Unidos y cuando invita a tomar “chicha que embriaga”.
“Yo creo que recién el mundo pudo conocer al verdadero Evo Morales cuando, no sabemos aún, si se salió del libreto o sus colaboradores le jugaron una mala pasada y que dejan al descubierto la falta de conocimiento básico sobre algunos temas que son fruto de la guerra entre las compañías pero que no pueden tomarse como científicas y hablarlas en un foro internacional”, dijo.
Pero la politóloga Jimena Costa enfatiza en que además del fracaso mediático del presidente Morales, también ha quedado al descubierto la crisis por la que atraviesa el modelo chavista porque al encuentro solamente asistió el venezolano Hugo Chávez.
“Veo que cada vez es más cerrado el círculo chavista que postula la defensa de temas ecológicos y medioambientalistas defendido por consultores extranjeros que llevan una vida de primera clase y que recolectan recursos de ONGs del primer mundo”, dijo.
Señaló que cada vez los presidentes que estaban en el proyecto van poniendo distancia como Lula del Brasil que sigue su propio camino, Lugo del Paraguay que se cobija bajo el paraguas brasileño y Correa y Ortega que deben luchar por la sobrevivencia de sus regímenes.
Costa criticó a la oposición porque no supo aprovechar que el oficialismo le entregó en bandeja de oro sus errores y que no hizo énfasis en contradicciones entre un Gobierno que dice defender la tierra pero que cobija a los cocaleros, está por comprar aviones rusos e instalar una planta nuclear, ataca a los opositores y que se niega a reconocer su derrota en las elecciones del 4 de abril.
Una cumbre sin hablar de narcotráfico y depredación de bosques no es sincera y real, consideró Carlos Hugo Molina, ex prefecto de Santa Cruz y actual director del CEPAD, institución que promueve el desarrollo.
Por su parte el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla), dice que el modelo energético boliviano es uno de los más contaminantes de la región y que sólo el 7% de la energía proviene de fuentes renovables. Por cada barril de petróleo, el país emite media tonelada de dióxido de carbono, agrega el Cedla, que participó en la mesa ‘Rebelde” 18.
El presidente del Comité pro Santa Cruz, el avicultor Luis Núñez, dijo que lo único que hizo Morales fue “avergonzarnos ante el mundo” y pidió que los bolivianos no seamos generalizados por esto.

lunes, 7 de junio de 2010

el matutino La Prensa de LP despliega un interesante estudio político. cada vez que hay problema Evo sale de Bolivia. es un plan diabólico de muerte!

Durante los 90 viajes al exterior que realizó el presidente Evo Morales en cuatro años y medio de gobierno, delegó el mandato al vicepresidente Álvaro García Linera; de éstos, al menos 15 transcurrieron en medio de conflictos sociales.

El mes mayo, en lo que va de este año, fue el periodo en que más veces el Jefe de Estado abandonó el país en momentos críticos: protestas por el tema salarial; enfrentamientos por la instalación de una planta de cítricos en la zona yungueña de Caranavi, La Paz, que dejaron dos muertos; rechazo de tres regiones a la Ley de Transición para el Funcionamiento de Entidades Territoriales Autónomas y el linchamiento de cuatro policías en inmediaciones de la población potosina de Uncía.

En menos de 30 días, entre fines de abril y mayo pasados, con retornos de por medio, Morales viajó a Venezuela, Argentina, Estados Unidos, Italia, España, Noruega, Finlandia y Brasil.

En todas esas ocasiones el Gobierno quedó a cargo del vicepresidente, Álvaro García Linera, quien en el caso de Caranavi ordenó la intervención de la Policía para desbloquear la ruta a esa zona y acusó a la Embajada de Estados Unidos de estar detrás de las protestas que impulsaban los fabriles y los maestros paceños, a quienes tildó de “fascistas”.

El jefe de la bancada del opositor Plan Progreso para Bolivia-Convergencia Nacional (PPB-CN), Mauricio Muñoz, observó que el Mandatario opta por viajar y asistir a actos protocolares en el exterior cuando su Gobierno enfrenta conflictos; incluso lo comparó con el ex presidente Jaime Paz Zamora, quien en su gestión fue criticado por los viajes que realizaba.

En 2008, el 15 de mayo, dejó un diálogo en curso con los prefectos opositores de la llamada “media luna” —Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija— sobre las autonomías y se fue a Perú, a la V Cumbre de América Latina y el Caribe-Unión Europea (ALC-UE).

Ese mismo año, entre agosto y septiembre, lapso durante el cual el Gobierno enfrentó uno de los más duros conflictos políticos liderado por los sectores cívicos y prefecturales de las regiones mencionadas por la autonomía y los recursos del Impuesto Directo de los Hidrocarburos (IDH), entre otras demandas, el Mandatario dejó Bolivia en siete oportunidades.

El 15 de agosto, mientras se intentaba impulsar un diálogo con la oposición, se trasladó a Paraguay para presenciar la toma de mando de su homólogo Fernando Lugo. Diez días después, el 25 de agosto, estuvo en Honduras en oportunidad de la adhesión de esa nación al bloque Alternativa Bolivariana para los Pueblos (ALBA).

No obstante de que aún no se había superado el conflicto político en el país, el 28 de agosto realizó un periplo entre Libia e Irán hasta los primeros días de septiembre, previos a una escalada de violencia en Bolivia que incluyó la toma de instituciones estatales.

El 15 de septiembre, después de esos hechos violentos, partió a Chile a la reunión de Unasur, donde se trató la crisis política boliviana.

El 19 de septiembre, cuando se encaminaba un diálogo con el desaparecido Consejo Nacional Democrático (Conalde) viajó a Panamá para recibir la nominación de “doctor honoris causa”.

El 23 del mismo mes participó en la 63 Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) en Estados Unidos en tanto que los sindicatos campesinos afines a su Gobierno cercaban la ciudad de Santa Cruz contra los prefectos opositores Rubén Costas (Santa Cruz), Mario Cossío (Tarija) y Ernesto Suárez (Beni) por su resistencia al referéndum constitucional.

A casi un año de su Gobierno, el 11 de enero de 2007, en Cochabamba, campesinos afines al oficialismo y grupos citadinos que apoyaban al ex prefecto Manfred Reyes Villa protagonizaron una jornada violenta con un saldo de tres muertos. Un día antes, el Jefe de Estado había abandonado el país para asistir a la asunción del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y tres días después, el 14 de enero, asistió en Ecuador a la investidura de Rafael Correa.

El 15 de abril de ese año participó en la primera Cumbre Energética Sudamericana en Venezuela dos días antes de que estallara el violento conflicto en el sur boliviano entre las provincias tarijeñas Gran Chaco y O’Connor por la jurisdicción del megacampo gasífero Margarita. Hubo un muerto y más de 20 heridos.

Finalmente, el 15 de junio de 2007 partió a Paraguay en campaña contra el veto a la altura mientras en el país las universidades públicas se movilizaban contra el control social a la autonomía universitaria que la Asamblea Constituyente intentó poner en vigencia.

Viajes y conflictos

11 de enero 2007, enfrentamientos en Cochabamba: el 10 viajó a Nicaragua para la asunción de Daniel Ortega; el 14, a Ecuador para la de Rafael Correa.

17 de abril 2007, conflicto entre las provincias Gran Chaco y O’Connor: el 15 se fue a Venezuela para la I Cumbre Energética Sudamericana.

15 de junio 2007, movilizaciones por la autonomía universitaria: se fue a Paraguay para hacer campaña contra el veto a la altura.

Entre agosto-septiembre 2008, escalada de violencia y estado de sitio en Pando: viajó a Paraguay, Honduras, Libia, Irán, Chile, Panamá y Estados Unidos.

15 de mayo 2008, conflicto con prefectos opositores: viajó a Chile para la Cumbre de los países de ALC-UE.

Mayo 2010, conflicto Caranavi y salario: viajó siete veces en menos de 30 días.

Opiniones

“Esto responde a una estrategia política del Gobierno y también responde a una especie de ejercicio de posiciones constitucionales, y un poco es la expresión del Estado Plurinacional. Es decir, como es una estrategia política con el fin de alejar al Presidente de una serie de conflictos para que no pierda popularidad, y el encarar los problemas lo hace el Vicepresidente; al asumir esa responsabilidad, el Vicepresidente está dando cumplimiento a un aspecto de la Constitución. De acuerdo a nuestro sistema político, el Jefe de Estado es Evo Morales y el Jefe de Gobierno es Álvaro García Linera. Antes, el Vicepresidente era la quinta rueda del carro, era una especie de suplente en la sombra, ahora la Constitución le da muchas perrogativas, entre ellas lo convierte en Jefe de Gobierno, en una especie de Primer Ministro. Entonces, por un lado, se lo aleja al Presidente Morales para evitar que pierda popularidad y cumpla funciones de Jefe de Estado, funciones protocolares buscando liderazgo y protagonismo continental, por el otro lado, el Vicepresidente asume las tareas de verdadero Jefe de Gobierno en una lógica de verdadero Presidente. El Vicepresidente tiene tiene una imagen pública de ser un hombre firme, de ser un hombre que aplica la norma, utilizando sus mismas palabras, siendo implacable”.

Carlos Cordero / Analista Político

“Evidentemente, el Presidente se encuentra de hecho blindado a los conflictos sociales; es decir que los sectores sociales que tienen conflicto con el Gobierno muchas veces critican y demandan al Gobierno, pero en la figura de los ministros o de otras autoridades, es rara vez que se puede percibir, no existe casi, un cuestionamiento al Presidente, siempre se tiende a responsabilizar a sus ministros o a sus funcionarios de sus errores de malas políticas gubernamentales. Este blindaje a la figura del Presidente para que no se desgaste y siga funcionando como el eje articulador del Gobierno y de la sociedad podría tener sentido (también cuando) en los momentos críticos Evo Morales no está presente. Pero más allá de esto, es una lógica con la que funciona el Gobierno, de preservación de la imagen del Presidente y el aislamiento de las críticas de la sociedad. (En ese marco) el rol del Vicepresidente de la República (que queda a cargo de los conflictos) ha cambiado en la gestión de Evo Morales y esto por el protagonismo que tiene la persona, más allá de cómo están establecidas las atribuciones del Vicepresidente en la Constitución. En el Gobierno actual, verdaderamente, hay una suerte de liderazgo intelectual que proviene desde la Vicepresidencia y que se puede notar en estas gestiones de Morales”.

María Teresa Zegada / Analista política (Texto de La Prensa. Título nuestro)