Páginas vistas en total

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Walter Zuleta eleva su voz de protesta ante "atropello infame" cometido por SEEM en contra del Gobernador Suarez..


UN ATROPELLO INFAME

Walter H. Zuleta R.

El vergonzoso proceso promovido en el Departamento del Beni por el totalitarismo gubernamental de Evo Morales Ayma, que determinó la destitución del Gobernador Ernesto Suárez, uno de los últimos paladines de oposición al Gobierno Nacional y la designación de su reemplazante Haisen Ribera,  supuesto miembro del M.N.R. con ayuda de representantes del M.A.S., ha provocado en todos los sectores de la población activo rechazo y justa protesta, a los que me sumo, porque junto a la gente de bien repruebo el empleo de métodos escabrosos en los actos de gobierno, lo mismo que la inclusión del Poder Judicial y Ministerio Público como sicarios del régimen imperante, pues considero que es vandalismo alterar todo orden institucional y cobardía avasallar al opositor con recursos del poder político.
Pienso por tanto que la protesta, hasta ahora improvisada, no debería concluir de modo desaprensivo y superficial, con el recurso simple de endilgar –como se viene haciendo- calificativos denigrantes sólo a los actores del pacto antidemocrático, miembros del M.A.S. y movimientistas de último momento de afiliación dudosa, sino reforzarse con la participación razonada y planificada de todos los sectores.
Los sucesos en el Beni, lo mismo que los similares en otros Departamentos de Bolivia deben ser objeto de serio análisis respecto a sus motivaciones, protagonistas, antecedentes y consecuencias,  porque no constituyen fenómenos recientes y aislados ya que sus orígenes tienen vinculación con un período pasado caracterizado por la aparición de numerosas agrupaciones humanas impropiamente denominadas PARTIDOS POLITICOS, que se crearon para practicar politiqueo y satisfacer aspiraciones o intereses económicos de algunas personas o grupos y que se dio con fuerza en las tres últimas tres décadas del pasado siglo, llegando a constituir entre otras causas, la determinante para el descrédito en que se sumieron los Partidos Políticos ante la opinión pública, desprestigio que el gobierno de Evo Morales Ayma supo capitalizar para implantar su peregrino sistema unipartidario basado en la anulación caprichosa y abusiva de cualquier intento de oposición, y en la elevación de un grupo de presión al gobierno supremo, encubiertamente previsto en los Arts. 209 y 210 de la C.P.E. masista del 2009
La inexistencia de una oposición institucionalizada posiblemente proviene de la ineptitud del país para adoptar seriamente uno de los cuatro “ sistemas de Partidos “ que se aplica en el mundo,  o  tal vez de la insuficiencia de la Ley de Partidos Políticos aprobada tardíamente en la década de los 90. O acaso en la consolidación de una  autodenominada “clase política”  ajena a la teoría y praxis  que en tal condición debió aplicar de  consuno con la aspiración nacional en vez de apoyar  requerimientos personales de índole económica o pretensiones individuales concernientes al poder .  Es probable también que la condición de mayor –sino único- generador de empleo que tiene el Estado sea otra causa que deba tomarse en cuenta.
El oprobioso acto cometido contra el Gobernador del Beni en el que se implica a movimientistas que no lo son en esencia, seguramente no se habría llegado a producir de haber estado en escena hombres y mujeres que hicieron del M.N.R. escuela de civismo y que en el pasado quemaron pestañas y ofrendaron sus vidas para crear una teoría política nacional y hacer de Bolivia una nación mejor con una democracia verdadera apoyada en el Voto Universal. Ellos, aun aislados y sin instrucciones de su dirección nacional,  habrían evitado cualquier pacto circunstancial, por tener la suficiente formación política y la intuición orientada a discernir entre quienes sirven o perjudican a Bolivia.
Por hoy resta transformar el reclamo justo en acción colectiva, racional y ordenada que castigue el atropello totalitario,  como prueba de solidaridad con el Gobernador Beniano ultrajado por la arbitrariedad iletrada.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

clara señal de una flagrante dictadura. El Día enfila su artillería cuando se refiere a la aniquilación de las libertades. un aparato judicial absolutamente incondicional hacia un narcoestado, contrabandista, asaltante de vehículos. No cabe duda!

A Evo Morales se le han caído todos los disfraces. Ya no puede asumir más la pose indigenista que le vendió al mundo y obviamente, con esta careta también se fue la de defensor de la madre tierra y la naturaleza. Muy pocos  conflictos en Bolivia han alcanzado la repercusión mundial que tuvo la disputa por el Tipnis y naturalmente,  la derrota del Gobierno hizo estragos en aquella engañifa.

Evo Morales ya no es más “el pobre dirigente cocalero que defendía los derechos de un sector de la población a subsistir con el cultivo de una ‘hoja sagrada’, ante la inexistencia de otras oportunidades de supervivencia”. Para todo el mundo ha quedado claro que el presidente boliviano ha promovido una irracional expansión de los cocales en Bolivia, cuyo resultado ha sido un monstruoso crecimiento de la producción y exportación de cocaína, con la concurrencia de peligrosos cárteles  colombianos y mexicanos que se han afincado en el territorio nacional. Ya todos saben que la expulsión de la DEA fue solo un mecanismo destinado a favorecer esta expansión y el hecho de que por primera vez en el mundo, un zar antidrogas haya caído preso por tráfico de drogas, habla con toda claridad del grado de implicación del régimen del MAS con el narcotráfico.

El otro disfraz que se cayó fue el de “demócrata”. El último intento que hizo el Gobierno por hacer un ademán democrático fue con la dichosa “cumbre social”, pero no hay duda que el MAS no sabe nada de esto, no sabe dialogar, no sospecha lo que significa construir consensos y hace mucho que ha mandado al diablo al pluralismo.

Afortunadamente no será nada fácil para el presidente Morales arremeter contra la democracia, porque está presente –aunque sea difuso-, en el espíritu de la ciudadanía y en la vocación de la mayoría de los actores sociales. Prueba de ello es la reciente demostración producida en Sucre y en Quillacollo.

Sin embargo, después de que ha perdido toda su credibilidad y de que su imagen pública ha caído por los suelos, no le queda otro camino más que recurrir a herramientas indispensables para tratar de destruir por completo el sistema democrático y el Estado de derecho.  El Gobierno del MAS no tiene plan. No tiene la gente capaz de conducir una gestión medianamente aceptable, la corrupción es un problema que día a día está carcomiendo las estructuras del “proceso de cambio” y por último, el despilfarro sumado a problemas económicos, anticipan un año aún más duro que el 2011.

La purga que ha iniciado el MAS con el derrocamiento del gobernador del Beni y el acorralamiento de Rubén Costas, quien parece tener los días contados, solo anticipa la puesta en marcha de la estrategia final conducente hacia la imposición de una dictadura, una coraza que, según lo asume el Gobierno, podría servirle para reemplazar los disfraces y seguir adelante con su proyecto político en el que resulta vital continuar en la ruta hacia un narcoestado y otras variantes de la economía ilegal, además claro, del soporte del extractivismo, sector al que jamás le ha incomodado desempeñarse en ambientes político-sociales caóticos.

Uno de los últimos eslabones que le faltan al Gobierno para terminar de consolidar la autocracia en Bolivia es la aniquilación de las libertades ciudadanas, entre ellas, la libertad de expresión, de vital importancia para la vigencia del Estado de Derecho. Hay leyes que se están cocinando en la olla plurinacional, el nuevo poder judicial está listo para actuar. El próximo año será, según estos indicios, el de la consolidación de la quinta fase de la que tanto ha hablado el vicepresidente.
La purga que ha iniciado el MAS con el derrocamiento del gobernador del Beni y el acorralamiento de Rubén Costas, quien parece tener los días contados, solo anticipa la puesta en marcha de la estrategia final conducente hacia la imposición de una dictadura.

viernes, 16 de diciembre de 2011

Daniel Pasquier acertadísimo cuando asocia "el debate masista" con el fatídico "martes 13 supersticiosamente diábolico" Evo se queda con los narcococaleros, porque los yungueños le dan la espalda.

Página 12 y el martes 13

"Un debate democrático y plural” se titula la nota de Página 12, pero está el fatídico martes 13. Trata del “Primer Encuentro Plurinacional para Profundizar el Cambio”, en Cochabamba; el título más adecuado podría ser “Otro encuentro plurinacional para confundir sobre el proceso de cambio”, “La multitudinaria concurrencia” se resume a militantes del MAS y cocaleros bajo distintas nominaciones, colonizadores, interculturales, campesinos, Bartolina Sisa, etc.

“Acuden a un cónclave” con todo pagado, viáticos incluidos, con fondos públicos, es decir, malversando recursos del Estado. La dicha “Cumbre Social” suma algunos invitados funcionales o domesticados, los empresarios privados, comprensible después de tanto palo durante seis años.

Destaca a “Diez comisiones de trabajo”, sin decir, bajo la dirección del Vicepresidente y ministros. ¿Discutirán algo que no convenga al gobierno, cuya agenda parece ser, salir del atolladero? Del año con más conflictos desde que se tienen registros confiables; acorralado con el proyecto de la carretera a favor de los cocaleros rompiendo el TIPNIS, protegido por la CPE y la Ley Corta, pero se busca cómo burlarlas; con su proyecto económico que bloquea la inversión, la creación de empleo, el respeto a la madre tierra y la industrialización de los recursos naturales; sorprendido con el alejamiento de los principales aliados del proceso de cambio, los indígenas, de tierras altas y bajas (CONAMAQ y CIDOB), con todo lo que significa perder lo simbólico de los indígenas en el poder. Evo se queda solo con los cocaleros ligados al narcotráfico (controlado desde el Chapare), pues hasta los cocaleros de los Yungas le dan la espalda, a los cultivadores originarios de la coca.

Allí “Se fijarán las principales directivas de la agenda de transformaciones para los años venideros”; esto puede tener varias lecturas: 1. Evo intenta dar por concluido su compromiso con la Agenda de Octubre (2003), la que posibilitó su llegada al gobierno y al poder, aunque los principales actores reclaman su cumplimiento, ¿faltó convicción o capacidad? 2. ¿Temor al futuro, sin programa hasta el 2014? Porque de boca para afuera se puede quitar importancia a las encuestas, pero sería de tontos no medir seriamente sobre lo que significa que todas coincidan en apuntar a una caída estrepitosa del apoyo al presidente (53.4% el 2005, 64% el 2009 y de ahí, para abajo, todo el 2011 alrededor del 30%). Ya no se habla de los 500 años, ni siquiera de 20. ¿Las principales directivas significan “marcha atrás”? Racionalidad en el manejo de la economía, tiene que reflejar coherencia, comparando el 2000-2005 con 2006-2010, los ingresos aumentan el 500% (mejores precios externos de materias primas), mientras que la única inversión pública significativa es la del gasto público improductivo, 160-300 %, como si la comparsa “botaratas” decidiera el destino de los recursos públicos.

Lo mismo viven otros países (48 países menos adelantados), dependientes de exportaciones con precios regulados por la demanda externa y, por tanto, no controlables. Los previsores están volcando esos inesperados excedentes a mejorar infraestructura, a promoción de nuevos productos no tradicionales, industrializando, apoyando la capacitación e incorporación de nueva tecnología que los haga más competitivos, dando apoyo estatal a la búsqueda y consolidación de mercados para su producción, más recursos a educación y salud. Eso está haciendo y hará la diferencia. Según UNCTAD (Conferencia de las NNUU sobre Comercio y Desarrollo, 2011) sólo 10 de esos 48 países podrán cumplir las metas de reducción efectiva, sostenible, de la pobreza, entre 2011-2020. Los bonos ayudan, pero no son la solución, ni son sostenibles.

El MAS tiene sus agujeros negros. Las remesas, ¿seguirán declinando? ¿Cuál el secreto sobre la deuda pública interna? ¿Continuará la marginación de los mercados mundiales y el alineamiento improductivo con otros, por razones políticas? ¿Qué se hará para cambiar la situación de dependencia (80-85%) de la exportación del gas y los minerales? ¿Habrá voluntad política para revertir la tendencia a la mayor importación de combustibles (700-800 MD) y alimentos (300-500 MD) en lugar de incentivar, con garantía jurídica, la producción nacional y liberar la exportación? Vale la pena analizar cómo China redujo la pobreza el 50% en 20 años, mientras otros la aumentaron.

Los sofistas comparan la mínima reducción de la pobreza en el Estado Plurinacional y en EEUU, sin mencionar que el 80% de los pobres en ese país tienen vivienda propia, coche, todos los electrodomésticos en casa, trabajo eventual y nunca les ha faltado para alimentar a la familia ni llevar los niños a la escuela.

Dice “Evo recalcó la importancia de una discusión democrática y plural para consolidar el proceso de cambios”, lo cual choca frontalmente con la realidad. La negativa de importantes sectores invitados a participar en el cónclave del MAS, que además no tiene representación de partidos políticos fuera del oficialismo. Nada nuevo. Seis años mostrando la faceta menos tolerante en la política boliviana; el gobierno ha hecho gala, y así lo ha declarado, de buscar la hegemonía, el poder total. Sin añadir nada sobre los medios a utilizar.

¿Democracia con presos, exiliados, perseguidos, heridos y muertos por razones políticas? A qué discusión se hace referencia, ¿a la que se resuelve con balas? El espíritu democrático y constructivo, es decir, a favor del cambio, de Evo y su gobierno está en el 25 de septiembre y ahora, dejando a hombres, mujeres y niños/as “discapacitados” llegar al límite de “arrastrarse semidesnudos” hasta la plaza principal de Santa Cruz, después de recorrer cientos de kilómetros, sólo para llamar la atención a la solicitud de cumplimiento con un bono ofrecido hace seis años de 3.000 Bs., 430 USD. Sin duda, Página 12 ha tenido su martes 13 con la nota de referencia.