Páginas vistas en total

sábado, 21 de noviembre de 2015

circula profusamente esta lista del "terrorista número uno" en la Nación boliviana. no todos sabíamos de su frondoso pasado y los graves daños, muertes, robos, destrucción que causó cuando encabezando los grupos armados en pleno "régimen constitucional" cometió una larga lista de actos criminales, que cada boliviano debería conservar en su lista de favoritos con el subtítulo "Crimenes de Alvaro García".


Grupo armado TupacKatari 

 1.- Asaltó una remesa de la empresa Caracoles en febrero de 1989, robando 40.000 dólares, en febrero de 1990 vistiendo uniformes militares.
  2.- Asaltó y atracó una remesa de COBEE robando
 20.000 dólares, el 4 de noviembre de 1989.
  3.- Asaltó y atracó a mano armada en casa de Walter
 Gumucio, robando 95.000 dólares, en abril de 1991 en
 Cochabamba.
   4.- Asaltó a mano armada robando 60.000 dólares en
 el domicilio de Zenón Daza y en octubre de 1991.
  5.- Asaltó a mano armada la remesa de la Universidad
 de San Simón de Cochabamba robando 622.000 dólares, eso  es ser asaltante y ladrón, García Linera.
 Usted dice que los autonomistas tienen responsabilidad
 penal. Cuando se hacía llamar ‘Q´ hananchiri’ y era
 terrorista, ladrón, asaltante, chantajista, delincuente
 decía: ‘El EGTK tiene la misión de realizar actividades
 de orden militar contra el gobierno’ y se declaraba
 culpable de alzamiento armado contra el gobierno, de tener:
  6.- Carnét de identidad falso con el nombre de
 Alberto Rojas Valencia y de haber participado en la muerte
 de los campesinos  Severo Caiza Villavicencio y Félix Mayta
 Mamani, campesinos que ahora usted dice defender y
 proteger.
  7.- Usted tenia casas de seguridad para encerrar a los
 secuestrados y planificar fechorías en El Alto plan 361
 casa número 301; calle Magallanes 1739 de Cochabamba,
 avenida Saavedra 1936 en Miraflores La Paz, alto Obrajes
 calle 6 de agosto 475 de La Paz.
  8.- Habla de golpistas y delincuentes y los vehículos
 con placas CEK-218, LUJ-674, LED-081, CED-148, LJC-528…
 (difícil de numerar, aquí sólo caben muchos
 etcéteras…)y otros que se robó.
  9.- Ya se olvidó cuando el EGTK tenía atemorizados a
 los vecinos mayores, niños y mujeres de El Kenko, Villa
 Remedios, Ventilla, Achacachi, Kelluani, Panduro, Sacaba,
 Aiquile, (aquí también caben otros muchos etcéteras…) y
 otras poblaciones con sus asaltos, sin importar que sean
 pobres campesinos y ‘originarios’?
  10.- Y qué dice de los atentados terroristas del 4 de
 julio de 1991 a la torre de alta tensión en El Kenko.
  11.- Del 6 de julio de 1991 en el poliducto de YPFB
  12.- En Villa Remedios, el poliducto de YPFB.
  13.- En Ventilla.
  14.- Destruido el 13 de julio de 1991, la torre de
 alta tensión del kilómetro 7 de Sacaba.
  15.- Destruida el 27 de julio de 1991, la torre
 eléctrica de Milluni derrumbada.
  16.- El 1 de agosto de 1991, el atentado terrorista a
 la Brigada Parlamentaria de Cochabamba.
  17.- El 3 de agosto de 1991, el atentado terrorista al
 monumento de Eduardo Abaroa de Achacachi.
  18.- El 6 de agosto de 1991, el atentado a la Corte
 Suprema de Justicia.
  19.- El 7 de agosto de 1991, el atentado a la torre de
 alta tensión del kilómetro 8 de Sacaba.
  20.- El 10 de agosto de 1991, el atentado al edificio
 de Ferrolux de Cochabamba.
  21.- El 30 de agosto de 1991, el atentado a una torre
 de Alta Tensión en Kellhuani donde murieron dos miembros
 del EGTK, 22.- Los atentados a la torre de alta tensión de
 Panduro.
  23.- El 19 de septiembre de 1991, atentado a la casa
 del rector de la Universidad de San Simón.
  24.- El 25 de noviembre, atentado a radio Pío XII.
  25.- El 13 de enero de 1992, atentado al puente de la
 carretera Cochabamba-Sucre.
  26.- El 31 de enero de 1992 y la explosión dinamitera
 al poliducto de YPFB de La Huanchaca.
  Claro Usted ya como Vicepresidente en la Sexta Sesión
 del Congreso Nacional el 30 de mayo de 2005 dijo: ‘Los
 terroristas de ayer son los héroes de hoy’, sin embargo
 Usted nunca será héroe porque nunca dejará de ser
 villano.
  Para ser héroe hay que ser valiente y usted no lo es,
 hay que ser macho y usted no es.
  Usted no es más que un tiesto que critica a la olla,
 Usted es asaltante, ladrón, golpista y delincuente, los
 mismos adjetivos que empleó contra los autonomistas.
  Todo este recuerdo de sus fechorías se lo dejo de
 tarea para la casa, pero le adelanto que ya está usted
 aplazado. Que tenga buen fin de semana.
  (a) Luego de esta lectura, ¿quién tiene
 Responsabilidad Penal?, ¡Y pensar que lo tenemos como
 Segundo hombre de la Nación!

  Comparte esta información.

miércoles, 18 de noviembre de 2015

previus. ha llegado la hora de preguntarse hasta qué punto el Régimen tiene trato con "los terroristas que están atemorizando al mundo libre", valdrá la pena prestar atención a este texto de El Dia, pero también al anexo sobre los antecedentes de Alvaro García como desalmado terrorista que mató, asaltó, destruyó la propiedad pública y privada. cómo votar por AGL, justamente ahora?

En el afán de ganar aliados en el mundo, los populismos latinoamericanos han trabado alianzas con propios y extraños, con círculos políticos y económicos muy lejanos a sus intereses. Estas relaciones han sido guiadas por un turbio antiimperialismo que no expresa un mínimo de coherencia, pues no es lo mismo hablar de las relaciones de Libia , Siria o de Irán con Estados Unidos, que mencionar las relaciones de Venezuela con su principal comprador de petróleo, a quien jamás le falló con sus provisiones y ante el que no representa la menor amenaza concerniente a su integridad. El narcotráfico es un tema reciente y también cosa aparte.
Lo mismo podría decirse de Bolivia, Argentina, Nicaragua y hasta de Brasil, cuyo exmandatario Lula Da Silva intentó hacer migas con el autócrata iraní Mahmud Ahmadinejad, un hecho que causó escozor en el mundo civilizado, pues se llegó a mencionar el peliagudo asunto de la energía nuclear. Menos mal que las críticas obligaron a Lula a volver a la cordura y todo quedó en la anécdota.
Cómo habrá sido de atolondrada esta política populista de acercarse a todo el que le bata palmas, que en Argentina, una de las máximas líderes de las Madres de Plaza de Mayo llegó a elogiar a los miembros de ETA y en Venezuela, los terroristas vascos encontraron refugio de la misma forma que lo habían hecho los narcoguerrilleros de las FARC. Para qué vamos a ahondar en el caso del ministro de Defensa de Irán como huésped ilustre en Bolivia, apadrinando la apertura de una escuela militar, pese a sus graves antecedentes en el atentado de la Amia en Buenos Aires, un episodio que la presidente Cristina Fernández ha estado tratando de borrar de la historia de su país, garantizándoles la impunidad a los culpables.
No es un secreto que Venezuela se convirtió en la última década en el santuario de ciudadanos provenientes de lugares con alta actividad terrorista y el régimen chavista llegó a tener varios ministros  y centenares de funcionarios con dudoso prontuario. En todos los países de este bloque se produjo un ataque despiadado contra los valores cristianos, especialmente el catolicismo, mientras se abrían las puertas a un peligroso laicismo que ocultaba también la penetración de algunas confesiones que promueven el fundamentalismo.
Afortunadamente no hemos tenido que lamentar ningún caso extremo en nuestro continente, como lo están enfrentando ahora en Europa, donde están bajo la amenaza del islamismo radical. El pecado de los europeos seguramente fue una mezcla de ingenuidad y de una extrema convicción en la fuerza de las leyes y de la democracia, valores que los fundamentalistas no entienden, no aceptan y en todo caso quieren borrar de la faz de la tierra.
Aunque a algunos les pese, América Latina pertenece al occidente y su destino está ligado a los valores universales de una cultura que camina hacia la paz por la vía de la democracia, el derecho y la libertad. En esta región tenemos muchas deudas que saldar con los excluidos, con los indígenas, con las mujeres y muchos otros sectores que han sido frecuentemente desplazados por las élites. Sin embargo, desde que Bolívar, Sucre, San Martín, Martí, Juana Azurduy y Benito Juárez marcaron el rumbo que debíamos seguir, optar por otra ruta no solo representa una extravagancia inútil, sino una decisión peligrosa que es necesario revisar, sobre todo en estos momentos tan álgidos que vive el mundo.
No es un secreto que Venezuela se convirtió en la última década en el santuario de ciudadanos provenientes de lugares con alta actividad terrorista y el régimen chavista llegó a tener varios ministros  y centenares de funcionarios con dudoso prontuario. En todos los países de este bloque se produjo un ataque despiadado contra los valores cristianos, especialmente el catolicismo.

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Claudio Ferrufino se pregunta. Fin de Morales y después qué? y trata de responderse asimismo. el desmoronamiento de sus compinches. el periplo de EM es por temor a perder las gangas para sí y para repartir migajas entre míseros acólitos y fascinerosos. es trompetista, antes que estadista, excepto cuanto lo disfrazan para recibir "los doctorados honoris causa" todo a cambio de fajos de dólares o de euros que la Cancillería previamente ha repartido. estrépito, parecido a Villarroel en el 46? es inminente que el pastel se va deshaciendo...

Morales tiene la vanidad de Pablo Escobar pero no tiene su poder de fuego,  o la determinación para emplearlo. Bolivia no es Colombia, por supuesto, y ese es punto válido de diversas interpretaciones. En Bolivia ni los asesinos se toman en serio. Siempre hay una almohadilla, un cojín, que frena el choque y que, a pesar de cualquier tragedia, no le quita a la vida esa sensación de juego de traviesos. A los sociólogos vendrá la labor de explicar por qué. Existe; hasta en los abominables linchamientos que relata Roberto Navia en “Tribus de la Inquisición”  queda un espacio de epifanía para los linchadores, el momento en que las calaveras de las víctimas, para peor guardadas en la comisaría local, son objeto de devoción. De lo que fueran, criminales prejuzgados sin posibilidad de inocencia, pasan a ser santitos a los que los asesinos les piden dádivas y socorros. En suma, no pasó nada, todo está bien, el horror ha dado espacio a un vaho de bondad y luz de santería...
Extraña introducción para un tema político como la eternidad gobernante de Evo Morales o su caída estrepitosa (no tan estrepitosa en Bolivia, por lo dicho, exceptuando quizá la muerte de Gualberto Villarroel el 46). Sin embargo hay relación. Si se observa al detalle cómo se maneja el poder en este país veremos que nunca se ha despojado de esa sonrisita que asoma ante la travesura. Antes que presidente, Evo Morales es niño caprichoso que hace de todo y esconde la mano, que llora y que sufre de ataques cuasi epilépticos hasta conseguir lo ansiado. Antes que presidente es futbolista, el amigo de la pichanga que pospone decisiones vitales para echarse un jueguito. Que él siempre sea  capitán, goleador, “rodilleador”, no importa. Lo que prima está en el ambiente de fiesta. 
Evo el trompetista, antes que el estadista. Excepto, lógico, cuando lo disfrazan para darle los doctorados honoris causa supongo que a cambio de un suculento fajo de billetes. Veleidades de ricos...
Linerita me hace dudar. Habrá leído a los clásicos marxistas pero no aprendió, y poco se asoma a Marx cuando rebuzna que las mujeres tienen que casarse antes de tener hijos, con un discurso acerca de “pruebitas de amor” que refleja esa idiosincrasia “traviesa” del boliviano, que no es capaz de decir nada “en serio” mientras, al mismo tiempo, veja  el derecho femenino y  considera  al espectador como deficiente mental al que hay que referirse en términos infantiles. A qué jugamos, señor, a marxista confeso (que tampoco es garantía de nada) o a monaguillo que besa las manos del prelado. No hay mejor tuerto en país de ciegos que el susodicho, y el Otro...
Estamos blindados como tanque alemán, dicen, y su Eminencia plurinacional se pasea por tierras bárbaras de Alemania impecable y vestidito con aburrido traje hibridado entre indígena y gran señor. Pero el pastel de América del Sur va deshaciéndose para los socialistas de cuño que gobernaron una década. Tendrá su efecto en Bolivia, a pesar de que se regale tierras vírgenes y tierras indias al hambriento vampiro del petróleo y se sacrifique el futuro a los demonios de coca-cocaína que mandan la plurinación.
De ahí, de esa influencia del desmoronamiento de sus compinches, sale este último viaje del Monseñor Morales, a quien aplaudieron en Berlín tontos alemanes que olvidan que la soberbia del “humilde” presidente tiene implicaciones hitlerianas. El viaje proviene del temor a perder las gangas para sí y para repartir migajas entre míseros acólitos y facinerosos de toda laya. Ofrecer Bolivia, como sea, para mantenerse en la silla.
Se puede salvar un tiempo pero el fin vendrá. Ya hay que comenzar a preguntarse (Carlos Mesa ya lo hizo y se prepara) qué viene después. No puede otra vez ser la acción de deshacerse de un clavo para meter otro. Libres del cáncer, hay pasos a seguir para prevenirlo de nuevo.

lunes, 2 de noviembre de 2015

algo es que la funcionaria acuda de incógnito a los tribunales de Justicia y comprueba aquella pesada maquinaria que debería administrar la Ley y que contrariamente está convertida en un mole pesada que exprime al litigante para obtener magros resultados. el mal endémico persiste, porque es la Justicia misma somemtida al MAS, a Evo, a la élite gobernante.



Hace pocos días, en una visita camuflada y de sorpresa a los Juzgados de la ciudad de Montero en Santa Cruz, la ministra de Justicia Virginia Velasco ha podido constatar cómo se trata de mal a los litigantes. No solo ha sufrido en carne propia la discriminación social, económica y cultural de la que hacen gala los funcionarios judiciales, sino que ha comprobado lamentables irregularidades que no pueden pasarse por alto de ninguna manera. La injustificable ausencia de los administradores de justicia de sus puestos de trabajo y el irresponsable manejo de documentos de los procesos le han ratificado en su decisión de apoyar la urgente transformación de la Justicia del país.

Conviene puntualizar que la opinión generalizada es que la Justicia anda muy mal en el país. Y la verdad es que su crónica deficiencia muestra que va de mal en peor. Hasta ahora, los intentos de reformar la Justicia boliviana han fracasado, debiendo incluirse la relativamente reciente y polémica elección de los magistrados por voto popular, con resultados desalentadores por la actuación “política” y dependiente de los magistrados, llevando agua a su propio molino y postergando la imparcial y correcta administración de justicia para la que habían sido elegidos. Sin duda, varias cosas se han torcido hasta el punto de tener que recurrir a una urgente Cumbre de Justicia, en busca de soluciones.

Resulta oportuno señalar que la Justicia no va a cambiar solo con las infraestructuras modernas que se vienen implementando de manera paulatina para el funcionamiento y desarrollo del Poder Judicial. Lo que se necesita, además de resolver la falta de preparación de las autoridades jurisdiccionales, o de encarar de manera creativa la impresentable retardación de justicia; se hace preciso combatir la corrupción en todos sus niveles y fortalecer la necesidad de la humanización del acceso a la Justicia. Lo indispensable para que todo funcione en directo beneficio de los ciudadanos litigantes, viene a ser la independencia judicial, aspecto que se ha descuidado irresponsablemente.

La independencia judicial del poder político resulta determinante para la buena salud del proceso. Y esta cualidad no se está logrando más por factores humanos que por otra cosa. Todo indica que todavía falta mucho camino por recorrer para que los operadores judiciales actúen de manera institucional, imparcial y con vocación de justicia. En ese recorrido deben superar la pesada herencia histórica de discriminación y de angurria por el dinero a costa de los intereses de la mayoritaria y humilde masa de ciudadanos que buscan justicia. Si ha pesado de manera odiosa la dependencia política de los partidos, ahora se han instalado indicios de pésima dependencia de las organizaciones sociales.

La anunciada Cumbre de Justicia debe ser receptiva a las iniciativas de los sectores profesionales y representantes de la ciudadanía organizada. Inclusive se ha previsto recibir sugerencias provenientes de instituciones como la Policía y los Tribunales Departamentales de Justicia para que prevalezcan las actividades específicas de los actores jurisdiccionales que imparten justicia. Se trata, en última instancia, de buscar la independencia de la Justicia del poder político, social, económico o mediático. Esta búsqueda debe comenzar en la próxima Cumbre, siempre y cuando se pretenda la imparcialidad en la decisión, esencia de la naturaleza de la Justicia para cumplir lo suyo.

Se trata, en última instancia, de buscar la independencia de la Justicia del poder político, social, económico o mediático. Porque la imparcialidad en la decisión es la esencia de la naturaleza de la Justicia para cumplir con lo suyo.