Páginas vistas en total

viernes, 21 de marzo de 2014

Henry Gonzalo Rico García se refiere a "la hostilidad oficial" al trato despótico y sobrador del Vice García al pueblo de Bolivia. no contento con menospreciar a los diversos sectores de la sociedad, ahora la reemprende en contra de quienes ven en los actos corruptos de los últimos días, la decadencia de un régimen sin moral, sin ética y que sólo reparte los bienes del Estado para mantenerse en el poder.

A propósito del caso de separatismo, terrorismo y extorsión, el Vicepresidente del Estado, arrogante como es, ve baile de delincuentes, amenaza, atemoriza e insulta al conjunto de la sociedad boliviana, cual si esa colectividad fuera culpable de la ensangrentada como deplorable gestión de Gobierno del Movimiento Al Socialismo.
Lo peor de todo, es que lo hace olvidando su pasado que está inscrito como el Caso N° 2224 de 25 de marzo de 1992 sobre el atraco y robo a mano armada de dinero de la Universidad Mayor de San Simón (Bs 1.629.913,16), la voladura de torres de alta tensión en Chuquisaca que causó la muerte de una niña, entre otras trastadas delincuenciales.
Pero, no sólo es él quién amenaza e insulta, sino también lo hacen varios ministros del Órgano Ejecutivo, algunos senadores degolladores de perros, faltos de valor ético y diputados tenebrosos, olvidando que en el pasado atentaron contra los bienes del Estado, recomendaron la capitalización de empresas estratégicas, asesoraron al gobierno del general Hugo Banzer Suárez (+), dirigieron la toma de Sucre y la matanza en La Calancha, apalearon a indígenas en Chaparina o incendiaron la Prefectura de Cochabamba, y que nos tienen amenazados por pensar diferente y defender los derechos fundamentales, garantías constitucionales y el desarrollo de la región y del país.
El objetivo es claro: mantenerseen el poder a cualquier costo, en complicidad con los verdaderos traidores a la patria que rondan los pasillos de Palacio de Gobierno y de la Asamblea Legislativa Plurinacional.
Los funcionarios de Gobierno, los parlamentarios oficialistas y algunos opositores funcionales al MAS se muestran testarudos a aceptar críticas y respetar el pensamiento y opinión de quienes censuramos la actitud oportunista, fúnebre, torpe e indecente de éstos y de otros bravucones del MAS.
Van ocho años y dos meses que los bolivianos estamos acostumbrados a cosas insólitascomo la corrupta entidad de cuatro letras YPFB, los parientes de YPFB, de Papelbol y una verdadera colección digna de reproducir que proviene de una fuente inagotable del Palacio de Gobierno y del exedificio del Banco Central de Bolivia a sus fieles obedientes.
El Vicepresidente, muy al estilo del ineficiente régimen que nos gobierna, quiere destruir, defenestrar autoridades, confiscar recursos y medios de comunicación, encarcelar a los que no acatan el socialismo comunitario putrefacto, asaltar la propiedad privada, politizar y “evolizar” el destino de Bolivia de manera impune, porque el conocimiento técnico y la fiscalización idónea se convierten en una chacota folclórica como casi todo lo que ocurre en esta sufrida democracia que está a punto de ser abatida por acción del MAS.


Aunque los bolivianos sabemos bien que esta piedra llamada MAS hace mucho daño al país y, sobre todo, a quienes más necesitan, como son los estantes y habitantes de las provincias y municipios, hay autoridades que humillan, avasallan y odian a los necesitados, en medio de la también ineficaz oposición política que hace los esfuerzos necesarios para afianzar la política del MAS, cuando debería constituirse en una verdadera fuerza del cambio que restablezca la unidad del país, la solidaridad y la ligazón social.

No hay comentarios: