Páginas vistas en total

domingo, 27 de enero de 2013

Susana Seleme con una diligencia pertinaz, perseverante como ella sola construye un "antes de EM y un despues de EM" testimonio invalorable Mires califica de personalismo lo del Jefe de Estado, narcisista político de patología grave. enamorado de sí mismo, abonado por los tirasacos y adulones de diversa procedente que son parte de "su proyecto de poder personalista y totalitario


Más allá de emborrachadoras cifras, si algo quedó claro luego del informe del Presidente en pasado 22 de enero, fue su personalismo, que, según Fernando Mires, no es otra cosa que una sola persona “concentra en sí los poderes públicos, su presencia cubre todos los ámbitos de la política hasta el punto de que en lugar de representar un proyecto, el proyecto pasa a ser la propia persona del gobernante”. Y apunta que “En sentido carismático clásico, Evo Morales ha edificado su poder apoyado en la leyenda del pueblo indígena, entendiendo cada uno sobre eso lo que quiera”. Agrego yo que es un narcisista político de grave patología. Enamorado de él mismo, ese autoamor lo abonan el séquito de tira-sacos y adulones de diversa procedencia, y estamos en presencia de en un inobjetable culto a su personalidad del líder que se proyecta perpetuo, para lo cual ha ‘modelado’ la historia pasada y presente según las conveniencias de su proyecto de poder personalista y totalitario.
No encuentro mejor título para calificar-resumir el discurso de cinco horas del Presidente Morales, en su séptimo aniversario de toma del poder, el pasado del 22 de enero de 2013.
A. de … , o D. de…’ son abreviaturas utilizadas para marcar cambios de época en el devenir de la historia de la humanidad: antes de nuestra era, después de nuestra era; antes de Cristo, después de Cristo. ¡Me excuso: la última comparación es un desagradable resultado que no guardan relación alguna con los personajes ni con la realidad!
No tuve valor para escucharlo, salvo tres intentos que superaron mi capacidad de tolerancia: demasiada infamia para comparar datos y cifras pasadas y actuales, como si ellas respondieran a realidades económicas internas y externas equivalentes, entre un antes y un después del llamado ‘proceso de cambio’. Lo leí un día más tarde, editado en una voluminosa separata, incorporada a medios de comunicación impresa.
Mi conclusión: “antes de Evo”, según él mismo, en Bolivia reinaba el saqueo de materias primas, el estancamiento socioeconómico, la voracidad de colonizadores y capitalistas pretéritos y actuales, locales y foráneos neoliberales; cero reservas internacionales, esmirriada clase media, salarios sin relación con la inflación y pobreza rampante. ‘Antes de Evo’, cero industrialización de los hidrocarburos y de materias primas como el litio o el hierro del Mutún. Antes de Evo, no se eliminó el analfabetismo, ni hubo mejoras educativas ni de salud pública; ni de servicios básicos, ninguna seguridad jurídica para la inversión extranjera directa y nacional, ni seguridad ciudadana, ni control del crimen y la delincuencia, exclusión social a granel, pobreza, despilfarro. Eran los tiempos neoliberales.
Después de’ Evo, llegó la promesa del ‘socialismo el siglo XXI’ y el proceso de cambio, con el lema ‘Bolivia cambia, Evo Cumple’ gracias al reparto de cheques a municipios para realizar obras, cuyos recursos provenían de préstamos del gobierno de Hugo Chávez. Esos dineros incrementaron la deuda bilateral de $us 47millones a 421, en estos siete años: no eran donaciones. ‘Después de…’ el cambio fue otra de las tantas imposturas de Morales, sus hombres, asesores extranjeros y muchas ONGs: cambiar para que nada cambie. Al mejor estilo gatopardista: "Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie", paradigmática frase de la novela ‘Il Gattopardo’, del italiano Giuseppe Tomasi di Lampedusa.
‘Después de…’ nada cambió pues Morales va por la presidencia perpetua, violando y manipulando la Constitución a su gusto: “le meto nomás” como dijo para que sus abogados “lo arreglen en el camino, para eso han estudiado” (Discurso pronunciado el 28 de agosto 2008 en la Casa de la Libertad, Sucre). No en vano, en el discurso de marras hilvanó una estrategia de gobierno-poder hasta 2025.
Siendo coherente con la historia estudiada y vivida, el discurso y sus diagnósticos tiene algunas medias verdades y olímpicas mentiras. Y sobre todo deshonestidad política e intelectual, porque los datos y comparaciones utilizadas obviaron malintencionadamente los precios de las materias primas exportables antes de 2006. Cifras y más cifras, Morales –y quienes le redactaron el discurso- violaron el principio de estudios comparados en el tiempo, que deben reflejar los contextos históricos y económicos no equivalentes y señalarlos, para no engatusar a los ingenuos y evitar groseros engaños.
Como los precios de las materias primas antes de 2006, ignorados olímpicamente en el informe, hubo otras ausencias en el ‘después de…’: el racismo, la represión y el desprecio hacia los pueblos indígenas del Oriente por su lucha insobornable en defensa del TIPNIS, su hábitat y santuario ecológico, en contra de una carretera para expandir la frontera agrícola de la coca excedentaria. No mencionó la violación a Derechos Humanos de opositores políticos y cívicos, la imposición del pensamiento único oficialista, sin derecho a la libre expresión; la corrupción-extorsión de funcionarios de su gobierno, que apunta a las más altísimas esferas, por eso desvían la atención y achacan a agentes externos. ‘Después de…’ quedó demostrada la impostura ideológica y política que les permitió arroparse en el sistema democrático, como opción de izquierda, defensora de los pueblos indígenas y de la madre tierra, y ya sin tapujos, demostrar lo que son Morales y sus conmilitones: dictadores revestidos de demócratas, como apunta Mires.

Algunas cifras

La estabilidad y la bonanza macroeconómicas, después de 2006, no se debe a que Morales y sus hombres sean unos genios de la economía, candidatos a un Premio Nobel: se debe a que hasta 2005, por millar de cúbicos de gas, Bolivia recibía entre $us 0,90 y luego algo más de un dólar. ‘Después de…’ 2006, el país ha recibido entre $us 8 y 13 por el mismo millar. El barril de petróleo costaba $us 10, y llegó a costar $us. 180, aunque ahora algo menos de $us. 100.
La libra fina de estaño se pagaba ‘antes de…’ a $us 2.30 y no cubría los costos de producción. ‘Después de…’se ha a cotizado hasta $us 11.70, sin que la minería nacionalizada, mineros y cooperativistas hayan introducido mejoras tecnológicas. Siguen sacando el mineral en bruto, sin valor agregado.
Sustantivamente superiores a los que durante los 30 años anteriores manejaron los gobiernos llamados neoliberales, esos ingresos no son méritos de Morales: responden a las demandas de la economía globalizada y sus tendencias expansivas, como la de China, entre otros países. De ahí la estabilidad macroeconómica, el crecimiento de las reservas y del PIB. Según el Informe de la Fundación Mileno sobre la economía, Bolivia: 2012, “el período de bonanza que el país experimenta, se debe al mayor valor de las exportaciones, debido al incremento de los precios de las materias primas. Ello genera mayores ingresos públicos y privados (rentas), que al gastarse expanden la demanda. Esto incentiva la producción interna, pero también da un impulso a las importaciones, que resultan además más baratas por la apreciación real de nuestra moneda.” ‘Después de…’ el gobierno ha dispuesto y dispone de dinero de diversas fuentes: de las formales por la exportación de materias primas no renovables y sin valor agregado, de las remesas de los exiliados económicos, y de fuentes ilegales: la única industrialización que va viento en popa es la producción de cocaína, gracias al cultivo de más de 30 mil Has. de hoja de coca, cuando lo permitido son 12 mil. Es decir, existen al menos, 18 mil Has. de coca excedentarias, materia prima de la cocaína. Ahí hay millonario valor agregado que entra en la esfera de la circulación y aparenta bonanza, como la ilegalidad de haber ‘nacionalizado’ autos -unos robados en otros países- y todos ingresados de contrabando, para recaudar millones de dólares.
Sin embargo, la microeconomía va de mal en peor. Del bullado incremento de la clase media, habrá que decir que no toda se irá al paraíso, para frasear a la película de nombre similar por el peso que resiste de pagar tributos e impuestos para mantener a gobiernos ineptos. Quizás mucha de ella en Bolivia se vaya al infierno, si existiera alguno en el otro mundo, pues la mayoría no tributa: no tiene trabajo estable ni salario fijo. Malvive en la precariedad laboral y en mísera informalidad, como estrategia de sobrevivencia, y no pocos cruzan la delgada línea roja que los introduce en la ilegalidad, el contrabando, vía el cultivo de coca excedentaria, el narcotráfico y el crimen organizado, la corrupción y otros afines.
¿Por eso compra un avión presidencial para su uso personal en más de 40 millones de dólares, construye un carísimo museo en Orinoca, su aldea natal perdida en el Altiplano, dedicado a su vida y sus regalos presidenciales; decreta feriado nacional el día de su posesión como primer presidente indígena, fachada impostora, según comprobaron los indígenas del Oriente boliviano, entre otros dislates, y un largo etcétera de dispendios a costa de que muchos sigan malviviendo en la pobreza, como ‘antes de…’ según apuntó en su discurso el pasado 22 de enero.
‘Después de…’ la figura del Estado, institución permanente en el tiempo como representación de la múltiples determinaciones que componen la nación, se ha eclipsado en un gobierno centralista que no reconoce la transitoriedad democrática de todo gobierno, en virtud a la sana alternancia política. Tampoco industrializó los hidrocarburos, ni el hierro, ni el litio. ‘Después de…’ tampoco creó empresas productivas ni generó empleos también productivos, ni acabó con el analfabetismo, ni mejoró la educación, ni la salud. Pero sí subvenciona la gasolina, el diesel y gas licuado, pues es un hueso muy duro de roer imponerle costos reales a la población, a la gran producción agrícola y sus miles de pequeños productores medianos y chicos, responsables como a la industria de alimentos y la seguridad alimentaria y otras. Hacerlo, sería traicionar su cultura política demagogo-populista, si el gobierno se vanagloria de millones y millones de dólares, sin que lleguen al bolsillo de la gente común.
En criterio de varios autores, responsables del estudio “La crisis mundial vista desde Bolivia 2008-2011”, “El relativo aislamiento económico de Bolivia le permite una cierta resistencia a las crisis internacionales, pero también, de una manera negativa, la desconecta de las grandes olas de crecimiento y de las principales corrientes del pensamiento mundial. Tal es la razón “objetiva” por la que se conoce y discute tan poco de asuntos internacionales en nuestro país. Siempre estamos centrados en nosotros mismos, lo que no tiene pocas implicaciones en nuestra mentalidad y en la forma en que hacemos las cosas, esto es, como si cada vez tuviéramos que reinventar la pólvora y comenzar la historia nacional (y universal) de cero”.
Ese es el resultado del ‘después de…’ No valen sus cifras, Presidente: ¿dónde ha ido a parar tanta cantidad de dinero, como nunca antes tuvieron las arcas de Bolivia? La microeconomía, la economía formal, la salud, la educación, la infraestructura, están hoy peor o igual que antes de usted. La decencia, la ética y el decoro personal de funcionarios públicos, incluido usted, están infinitamente peor que ‘antes de usted’. La democracia como construcción de acuerdos entre diferentes, la separación de poderes sin subordinación del órgano judicial al poder político; el respeto a los ‘libre pensadores’ que no concuerden con su personalismo ni su gobierno y, por lo tanto, son sometidos a ‘guillotinas judiciales, chantajes, extorsiones, cárceles y exilios, el respeto a la pluralidad política, entre otras, malviven con usted, hoy, peor que ‘antes de usted’.

sábado, 26 de enero de 2013

horror. infierno. muerte y crueldad en las cárceles de Venezuela. hace pocas horas se reporta de 50 reos asesinados a sangre fría y un calendario del drama allí vivido. (aparece en www.eju.tv.)


Un repaso por las fechas de los motines y disturbios ocurridos dentro de las cárceles de Venezuela a partir de 2011. El problema en las condiciones de las penitenciarías no es nuevo en el país gobernado por Hugo Chávez desde 1999.
Estas son las fechas de algunos de los hechos más duros ocurridos en las penitenciarías:
2011:
-28 de abril: los reclusos de Rodeo II secuestraron a 22 personas, entre ellas al director del penal y varios policías. Los presos reclamaban atención médica por una epidemia de tuberculosis.
-14 de junio: 19 personas murieron en la cárcel El Rodeo, en el estado de Miranda, como resultado de un enfrentamiento entre los internos.
-20 de julio: siete presos fueron asesinados en el penal de San Felipe, en el estado de Yaracuy.
-3 de agosto: se produjeron motines en el penal del estado de Barinas. Los familiares de algunos reclusos denunciaron que había 16 de ellos secuestrados por sus compañeros.
-8 de agosto: presos recibieron amotinados a nueva ministra de cárceles. Mientras asumía la nueva titular, los reclusos de penal de Carabobo se enfrentaron a los guardias.
-10 de octubre: un motín en la prisión de Tocuyito mantuvo a 60 rehenes. Exigían la presencia de la ministra del Servicio Penitenciario de Hugo Chávez. En la riña murieron tres presos.
-25 de octubre: los presos de la prisión de Tocuyito tomaron a 12 rehenes en un motín. Exigían el traslado de un grupo de internos.
2012:
-8 de marzo: ocho penales amotinados durante los primeros días del mes. Desde el 1º, los presos no permitían que nadie entre o salga de las cárceles.
-2 de mayo: los presos de tres penales venezolanos realizaron una huelga de hambre en solidaridad con los reclusos de La Planta, quienes se habían amotinado días atrás cuando los militares frustraron una fuga masiva.
-20 de mayo: un grupo de presos maneja los penales de Venezuela. Un motín, que finalizó por esos días en una cárcel de Caracas, refleja un sistema penitenciario que perdió el control sobre los presos. Organizados alrededor de un pran (líder), los reclusos manejan negocios millonarios.
-21 de mayo: otro motín en una cárcel arrojó 15 funcionarios retenidos. Los reos de la prisión de La Planta, en Caracas, denunciaron abusos y exigían la destitución de tres agentes. La toma había comenzado luego de un enfrentamiento.
-17 de julio: un sanguinario motín en Mérida terminó con 15 muertos en 16 días. Una penitenciaría estuvo tomada durante varios días por los reos, cuyo jefe decidía quién vive y quién debía morir.
-23 de octubre: el Gobierno cerró un penal y halló un potente arsenal. Las armas estaban escondidas en huecos subterráneos de la prisión del Coro, en Falcón. Días atrás, Hugo Chávez había decretado la emergencia carcelaria.  
-22 de noviembre: jueza antichavista reveló que fue violada en prisión. Se trataba de María Lourdes Afiuni, condenada por orden de Hugo Chávez, quien contó cómo fue vivir en las cárceles venezolanas.
-6 de diciembre: trascendió un video que mostraba cómo torturaban a los presos con un bate de béisbol. En la cinta, grabada por los reclusos del penal de Coro, se veía cómo los azotaban en los glúteos.
2013:
-25 de enero: 54 muertos y 90 heridos por un motín en la cárcel de Uribana. El levantamiento se produjo en un penal ubicado al noroeste del país. El Poder Ejecutivo responsabilizó a los medios de comunicación por el desbande de los delincuentes.

martes, 15 de enero de 2013

Gabriela Montaño que mostró seriedad como senadora, ha caído en flagrante acto de nepotismo lo que no es extraño a masistas que asumen cargos y abusan de su poder. figuraron dos hermanas como funcionarias, luego suplantaron nombres y edades. bochornoso. Y es la Tercera en poder público.


Dos legisladores del Movimiento Al Socialismo (MAS), en la Cámara Alta, hicieron llegar a Erbol documentación referida a un presunto caso de nepotismo y uso de documentación falsificada al interior de esa instancia de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), denuncia que vincula a la jefa de gabinete de Senadores.
Entre los papeles remitidos se identifica la contratación, en 2010, de Adriana Delia Ávila Román y Sandra Rosario Ávila Román –ambas hermanas– como colaboradoras de la entonces titular de la Comisión de Organización Territorial del Estado y Autonomías, Gabriela Montaño, quien ahora preside la Cámara Alta.
Gabriela Montaño de buen desempeño acusada por masistas de nepotismo
Dichas funcionarias, según la acusación, continuarían trabajando en el Senado, pero ahora con cargos jerárquicos, siendo Adriana Ávila la actual jefa de gabinete de presidencia; mientras que Sandra Ávila fungiría como asesora, hecho que constituiría un caso flagrante de nepotismo.
Sin embargo, para evitar estos cargos, indica la fuente consultada, la funcionaria se vale de documentación de Ana María Camargo Oropeza, quien figura en planillas como la jefa gabinete, pese a que no trabaja en la Asamblea Legislativa, hecho que sería conocido por varios colaboradores de la Cámara de Senadores.
Consultada sobre esta denuncia, Montaño dijo que “no existe absolutamente documentación que pruebe de manera legal, en términos administrativos, que hay contratación en ese sentido. Sí hay el apoyo de una compañera que trabaja conmigo”, afirmó tajantemente la autoridad.
Ante la insistencia de los periodistas sobre el nombre de su jefa de gabinete, Gabriela Montaño se limitó a señalar que “ustedes tienen  toda la documentación, se las han entregado, y en esa documentación se señala de manera clara que no hay ninguna duda sobre nepotismo en el Senado”, dijo.
Nuevamente consultada sobre la colaboración de estas dos hermanas en el senado, la presidenta afirmó: “acabo de explicar el tema”, y dio por absueltas las preguntas de la prensa y no dio más comentarios al respecto.
Sobre el trascendido, el jefe nacional de la bancada del MAS en Senadores, Eugenio Rojas, dijo de manera escueta “grave, grave, si es así sería muy grave”, aunque después adoptó el discurso de atribuir la denuncia a un intento de dividir a los asambleístas oficialistas que integran esa instancia Legislativa.
A su turno, la también masista, Rina Aguirre, propuso investigar la denuncia por “honestidad” y “ética” hasta demostrar los grados de culpabilidad o responsabilidad que tuviera la presidenta de la Cámara de Senadores.
Los datos indican que quien es vista en la Cámara Alta como jefa de gabinete es Adriana Ávila, nacida el 23 de agosto de 1978, teniendo actualmente 34 años; mientras que otros funcionarios negaron conocer a Ana María Camargo, nacida en 12 de octubre de 1965, con 47 años cumplidos.
Algo que llama la atención, según los senadores denunciantes, es que la jefa de gabinete del Senado no participó de la rendición pública de cuentas realizada durante esta jornada en el palacio de Telecomunicaciones, esto luego de hacerse pública la denuncia por nepotismo.

domingo, 6 de enero de 2013

variaciones sobre "dictadura y democracia" así juzgan al Régimen diversas personalidades según lo presenta Emilio Martínez en www.eju.tv


Distintos análisis en los últimos tiempos han intentado definir las características centrales del régimen instaurado por Evo Morales. La mayoría de estas opiniones ponen seriamente en entredicho la vocación democrática del evismo:
“Régimen híbrido”
La publicación británica The Economist publica un índice anual donde ubica a los países en cuatro categorías: “democracias plenas”, “democracias imperfectas”, “regímenes híbridos” y “dictaduras”. Bolivia fue clasificada entre los híbridos, donde se combinan formas democráticas y autoritarias.
“Estado fallido”
Para el periodista Humberto Vacaflor, Bolivia bajo Evo Morales se encamina a ser un “Estado fallido”, donde el gobierno no podría controlar la totalidad del territorio nacional, como fruto de una decisión estratégica encaminada a favorecer a ciertos sectores de la economía ilícita, como el narcotráfico.
“Narco-Estado”
Coincidentemente, el analista norteamericano Douglas Farah dice que Bolivia sería uno de los “Estados criminalizados” de América Latina o “Narco-Estado”, donde las organizaciones del narcotráfico habrían penetrado altas esferas de gobierno.
“Democracia aparente”
Por su parte, el extinto sociólogo José Mirtenbaum definía al régimen actual como una “democracia aparente”, es decir, un gobierno autoritario que mantendría una fachada democrática.
“Decisionismo presidencial”
Para el politólogo Fernando Mayorga, el sistema de gobierno del Estado Plurinacional está centrado en “una concentración de poder que termina en una cúspide, el decisionismo presidencial, al que se someten (voluntariamente o no) los demás espacios de la política institucional”.
“Régimen iraní”
La senadora opositora Carmen Eva González ha utilizado la expresión “régimen iraní” para referirse a la administración evista, señalando la creciente influencia de Teherán en el país.
“País parcialmente libre”
La organización internacional Freedom House calificó a Bolivia como un país “parcialmente libre”, donde se combinan la hostilidad hacia la prensa, las detenciones indebidas y la crisis en el sistema judicial.

“Régimen totalitario”
Una de las definiciones más duras es la del diario paraguayo ABC Color, que adjudica al evismo el carácter de“régimen totalitario” que estaría convirtiendo a Bolivia en un “país cárcel”, en alusión a los prisioneros políticos.
“Democracia comunitaria”
Por último, tenemos la autocalificación que hace de sí el régimen por boca de su ideólogo, el vicepresidente Álvaro García Linera, quien habla de una “democracia comunitaria” contrapuesta a la democracia liberal.
Incluso en la edulcorada autodefinición oficialista, queda en evidencia que la Bolivia evista se ha aventurado en una zona borrosa más allá de los límites del Estado de Derecho y de las libertades republicanas, aproximándose peligrosamente al hegemonismo dictatorial…
notishots@gmail.com