Páginas vistas en total

sábado, 14 de enero de 2017

desde el portal EJU.TV Jorge Quiroga ex-presidente y Jefe del Partido Demócrata Cristiano se refiere a las declaraciones de EVO "es un mal boliviano, en lugar de alegrarse por la designación de un boliviano a un cargo honorífico en la OEA muestra descontento" la réplica de Tuto abarca todo un abanico de temas.


Tuto a Evo: Deje de disfrutar, viajar, jugar futbol y dedíquese a gobernar

-

Cruce de palabras a través de los medios
Luego que el presidente Evo Morales anunciara su reaparición en las canchas de futbol y lo calificara como “heredero de la dictadura” a pesar de considerarlo “su amigo”, el expresidente Jorge Tuto Quiroga, devolvió gentilezas en una conferencia de prensa, donde le pidió al Jefe de Estado, a que en vez de disfrutar del poder, viajar y jugar futbol, se dedique a gobernar porque los ingresos del país están cayendo con la reducción de las compras de gas en Brasil y las multas de Argentina.
Morales aludió desde Palacio de Gobierno  al exmandatario, por su reciente nombramiento como jefe de la Misión de Observación Electoral de la OEA para las elecciones de Honduras en noviembre, y aseguró que la OEA agrede al pueblo boliviano cuando designa veedor a Tuto Quiroga.
“Es mi amigo, no solamente de ahora, cuando nos juntamos hablamos bien, hermanos. Nos tratamos bien y por la prensa nos atacamos, ese es el problema que tengo con Tuto. De frente nunca nos hemos ofendido, pero si por la prensa. Pero el pueblo boliviano sabe que es heredero de la dictadura. Cuando era vicepresidente jugamos futbol, yo armaba para que meta gol, ahora no arma para que yo meta gol”, afirmó el presidente.
Quiroga calificó de  vergüenza esa declaración porque pone al mandatario en plano de un mal boliviano y un mal amigo, cuando debería sentir orgullo que un boliviano sea tomado en cuenta para misiones internacionales.  Además recordó que Evo Morales votó durante años para que el “chileno rabioso de José Miguel Insulza” sea secretario general de la OEA.
Dijo que la alusión a Banzer es una actitud de “cinismo y de dañar la memoria de una persona fallecida” y pidió que lo dejen descansar en paz y que la historia lo juzgue. Sin embargo considera que es una manipulación y fobia personal, por sus recientes observaciones legales y constitucionales a la intención de habilitar a una cuarta candidatura a través de la renuncia anticipada.
Justificó su acusación de cinismo, mostrando fotografías donde Evo Morales hace a Betty Tejada de Prada, vinculada durante años a la familia Banzer, presidente de la Cámara de Diputados. También imágenes de Juan Ramón Quintana funcionario del Ministerio de Defensa del exministro fallecido Fernando Kieffer en el gobierno de Banzer y emplea a Jorge Crespo, ex funcionario de Banzer.
Aseguró que Morales se abrazó durante años con Enrique García presidente de la CAF  que trabajó durante años con Banzer cuando en la década de los años 70, él tenía 14 años y Evo Morales 15.
Lo mismo pasa con Javier Murillo de la Rocha que trabajó 40 años con Banzer y siendo joven diplomático estuvo en la negociación de Charaña; a Gustavo Fernández que fue cónsul de Banzer en Chile y Carlos Iturralde excanciller de Banzer, a quienes Morales invitó por el tema marítimo y por lo cual dijo haber felicitado al presidente por tratarse de un tema de Estado.
Se declaró orgulloso de participar a temprana edad en el gobierno de Jaime Paz Zamora en el que se negoció el contrato de venta a Brasil con el exministro de Hidrocarburos Hebert Müller. El mismo sentimiento expresó por haber estado al lado Hugo Banzer porque en ese gobierno se hizo el gasoducto para vender gas a Brasil, de cuyos ingresos hoy el gobierno se vanagloria, agregó.
Manifestó que ese contrato transformó a Bolivia y Morales recibió un país con contratos y reservas de gas, que por el efecto chino los ingresos fueron 20 veces más que en otros gobiernos.
Quiroga recordó que hace años viene advirtiendo sobre una baja en las ventas de gas de Brasil y Argentina, pero Morales recién hace un mes descubrió que Brasil ya no compra lo mismo y que Argentina multa por incumplimiento de contratos.
“En vez de viajar, disfrutar, jugar futbol, jugar al Dakar, dedíquese a gobernar señor Morales. Hace mucho tiempo se sabía que se iba a reducir las compras de gas y recién en enero de 2017, viene a descubrir el agua tibia, después que Brasil nominó menos hace un mes. Igual que el tema de agua y recién cuando abren la pila se dan cuenta que no hay agua”, indicó.
Exhortó a tomar en serio la renovación de contratos con Brasil que se acaba el 2019, contando con gente competente porque los ingresos económicos ya han bajado. “Pido al licenciado en matemática que calcule cuánto se han reducido los ingresos”, dijo el expresidente.

viernes, 23 de diciembre de 2016

gracias a Puka que nos privilegia enviándonos su fértil producción, aunque como hoy el título es "atrevido aunque aclara que son frases de Evo" las que recoge para dirigirse al mismo. Puka goza de gran popularidad y sus textos son siempre muy leídos...pero nunca desmentidos por los mandamases que al parecer no tienen argumentos...


Morales Ayma, delincuente confeso


Puka Reyesvilla

Antes de que las hordas del régimen descarguen su consabida artillería descalificadora –“racista”, “agente de la CIA”, “vendepatria”, “cartelero de la mentira”, etc.- contra el autor de estas líneas, voy a curarme en salud: no hago otra cosa que emplear los mismos términos que el señor Juan Evo Morales Ayma usó para referirse a otros ciudadanos con objeto de sacárselos de encima cuando se le cruzaron en el camino. “Delincuente confeso” por aquí, “delincuente confeso” por allá, fue el sonsonete que se le pegó durante una temporada. Posiblemente alguien mencionó tal cosa, al susodicho le gustó y comenzó a repetirla a discreción, sin reparar en el alcance semántico, stricto sensu, de la muletilla. Mi lógica es: Si el caballero se ha referido de tal manera a ciertas personas, ¿por qué no puede este ciudadano referirse al caballero en los mismos términos, máxime si aplicados a éste se cumplen a cabalidad?

Me explico. Para que alguien pueda ser catalogado como, por ejemplo, “acosador confeso” tiene que haber una admisión explícita, en primera persona, de un hecho de acoso cometido por tal sujeto –digamos, “desde hace cinco meses, vengo asediando sexualmente a la señorita X”. Hay, también, formas más sutiles de hacerlo: con rodeos (“no soy acosador, pero…”), mediante preguntas (“¿acaso no me vieron perseguirla a toda hora?”), o utilizando amenazas veladas. En síntesis, es necesaria una confesión.

Cuando don Juan Evo tilda como delincuentes confesos a quienes señala como tales, lo hace de manera retórica puesto que nadie ha escuchado que los aludidos se hayan autoinculpado de la comisión de algún delito –caso contrario, las autoridades judiciales ya habría procedido a aprehenderlos (aunque no se hallan lejos de ello, pero por otras razones)-. Si mañana aparece alguien confesando que asaltó una remesa de la Universidad de San Simón (dado que, de pronto, le vino un remordimiento de conciencia) lo menos que puede hacer la autoridad es arrestarlo como sospechoso del ilícito –preventivamente-.
Así, llegamos al convencimiento de que a quien mejor le calza aquello de “delincuente confeso” es a Su Excelencia, dado que en su caso sí existe una confesión –incluso más de una- que lo involucra en la comisión de hechos ilícitos.


Un primer antecedente –dejando de lado el trillado “yo le meto nomás”-, una confesión más o menos explícita fue “Recordarán ustedes el año 1997, los movimientos sociales me plantearon la candidatura a la presidencia de la república… Acepté porque había un congreso…especialmente el movimiento indígena originaria, era en Potosí. Después de aceptar, retornando de Potosí a Cochabamba, me arrepentí y pensé como un narcotraficante, un asesino, podía ser presidente…” (sic)

Pero el certificado de confesión llegó este 15 de diciembre. “Si vamos a estar toda la vida sometidos a la ley, no se puede hacer casi nada”; a confesión de parte… La por demás clara admisión presidencial de su delincuencial accionar es aún más alucinante considerando que, al menos desde 2009, Morales gobierna con sus propias leyes –CPE incluida-. ¿Le incomodan sus propias normas? ¿No juró, acaso, cumplir y hacerlas cumplir? ¿Qué clase de delincuente tenemos como Presidente?
Por provenir de quien provienen, dichas confesiones pueden tener devastadoras consecuencias sobre la pedagogía de la democracia al colocarnos más cerca del estado de naturaleza que del Estado de derecho –cuya versión en inglés, Rule of law (Imperio de la ley) es más contundente-. Son una licencia para matar.
En un Estado de derecho, Morales Ayma tendría que ser detenido con fines investigativos, como el delincuente confeso que es. Las autoridades judiciales tienen la palabra.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

hermano de Pedro Rivero, don Marcelo reacciona contra la campaña "cartel de la mentira" y deja en claro que El Deber que "con la voluntad de Dios y el esfuerzo de hombres de buena fe, no le teme a las bravatas y continuará su labor con verdad y mesura, opinando con firmeza.

Brulote descarado, como el afán continuista

Los jerarcas del masismo gobernante apenas habían terminado de llorar a moco tendido por la muerte del peor autócrata de todos los tiempos de América cuando, en lugar de enderezar un poco el rumbo de la patria, se dieron a la tarea de difundir –gastando el dinero del pueblo– un brulote en el que las emprenden contra el periodismo independiente nacional, tratando de hacerlo aparecer como desestabilizador del régimen. Por supuesto que la maquinación –como las matanzas de Porvenir y del hotel Las Américas y otras trapacerías-, incluye el velado propósito de intimidar a los comunicadores y a los medios en los que trabajan, intentando, asimismo, que la colectividad nacional crea que la prensa no es de fiar y está complotada con opositores para desacreditar al Gobierno y confabular contra él.

En lo que corresponde a este decano de la prensa cruceña y a sus periodistas, como aconteció desde que empezó a circular en su primera y segunda época –así hubiesen predominado dictaduras ensoberbecidas– no le temen a las bravatas y continuarán informando y orientando a la ciudadanía boliviana con veracidad y mesura, además opinando con firmeza, fieles a la divisa que es el legado más valioso que dejó su refundador y director durante más de medio siglo: “Con la voluntad de Dios y el esfuerzo de hombres de buena fe, EL DEBER, un diario para pueblos que no pueden vivir sin luz”.

Por lo demás, esa ciudadanía conoce a las instituciones que le sirven y que le procuran ciertos elementos en el objetivo de mejorar sus condiciones de vida, que posibilitarán que sus descendientes en el próximo futuro alcancen los éxitos y el bienestar que merecen. Entre esas instituciones está la prensa nacional independiente –la más fiable según sondeos-, contra la que el partido oficialista no conseguirá el descrédito que pretende con su brulote descaradamente titulado ‘El cártel de la mentira’.

Descarado como la maquinación, con su enorme parafernalia, para que el continuismo se perpetúe en Bolivia al más funesto estilo cubano, desoyendo, lo que es más grave, le sentencia que dictó el pueblo en el referéndum de febrero cuando dijo ‘No’ a los apetitos de más poder de los mandones actuales

martes, 20 de diciembre de 2016

10 puntos propone el Senador Murillo para evitar que la barbarie se imponga sobre el raciocinio. para evitar que la Democracia sea sepultada por los "eternos buscadores del poder por el poder" que hoy están nerviosos porque los caminos se les van cerrando y va quedando al descubierto su verdadera vocacion.

Por primera vez en 11 años, Evo Morales y los masistas están asustados; y el miedo es mal consejero. Después de perder el referendo para la re-reelección, el 21 de febrero de 2016, la palabra oficial del régimen del Movimiento Al Socialismo (MAS) fue: “no hablaremos de candidaturas hasta el 2018”. Pero, la estrepitosa caída en las encuestas hizo que cambien sobre la marcha de estrategia y fuercen un congreso en Montero para insistir con la re-reelección.

El 21 de febrero, las encuestas decían que hasta un 65% de bolivianos aprobaba la gestión de Evo, pero de ese porcentaje alto, menos del 50% quería que continúe quedándose en el poder. De hecho, perdió el referendo. Hoy, las encuestas dicen que apenas el 46% de bolivianos acepta la gestión de Evo y la intención de voto a su favor apenas llega al 33% y no le alcanza para ir a un nuevo referendo, eso explica el miedo y las curiosas fórmulas que propusieron para el debate.

El vicepresidente Álvaro García Linera habló de hasta de ocho posibles fórmulas. Sin embargo, en el congreso de Montero “encontraron” cuatro fórmulas para que Evo vuelva a ser candidato. La ciudadanía que rechaza la perpetuación del MAS, va en crecimiento y somos la mayoría de los bolivianos; entonces, no debemos caer en ese falso debate.

No importa el número de fórmulas que propongan los masistas todas son ilegales, se sostienen en el abuso, el pisoteo de la Constitución y en la burla y desprecio del voto ciudadano del 21 de febrero que dijo No. Vamos a notar algunos puntos que resumen la situación precaria y el miedo del Gobierno:

1. Morales y el MAS están decididos a insistir mediante chicanas y violaciones a la legalidad constitucional con el fin de hacer candidato a Evo para el 2019. No buscarán un nuevo referendo porque ya no son mayoría, no les alcanzan los votos y lo perderían.

2. Todas las fórmulas que plantean son ilegales. No hay ninguna que sea legal y legítima porque ya hubo un pronunciamiento de los bolivianos el 21 de febrero para que se respete la democracia y Morales no se quede para siempre en el poder. Ninguna interpretación de ningún Tribunal puede valer más que el voto del pueblo.

3. Desde hace ya dos años, el gobierno del MAS se quedó sin horizonte porque ya cumplió su rol histórico. No tiene nada nuevo que ofrecerle al país, por eso hace maquinaciones para seguir quedándose en el poder; ese es su único objetivo. El llamado “proceso de cambio” cumplió sus metas, ni el MAS ni Evo Morales tienen una agenda política capaz de desarrollar al país.

4. La única razón por la cual Morales sigue insistiendo en perpetuarse en el poder es para protegerse el mismo y a los masistas de los procesos judiciales que pueden venir por los millonarios casos de corrupción.

5. Si en Bolivia no hay un cambio, si Evo de manera ilegal se impone y se queda en el Gobierno no solo se quedará sin castigo la corrupción del Fondo Indígena, del caso LAMIA, del caso Gabriela Zapata y CAMC, de Enatex, de la Empresa de Construcción del Ejército. Sino que vendrá una nueva oleada de corrupción más fuerte y monstruosa, como en Venezuela.

6. Si queremos cuidar lo que se avanzó, la economía y si queremos un gobierno que se preocupe por la salud, el agua, el medio ambiente, la Pachamama y el respeto a los indígenas no podemos quedarnos de brazos cruzados y aceptar que Morales pisotee la Constitución y se apropie del gobierno, poniendo en riesgo la democracia.

7. Cuando un líder se vuelve caudillo y se cree imprescindible también se vuelve impune y abusivo. Evo Morales desde años atrás empezó a hacer lo que quiere en el país. Bota a un ingeniero nuclear y coloca a un contador (del MAS) dirigiendo el programa nuclear boliviano. Sus amigos hacen obras a medias sino se caen pero nunca rinden cuentas. Usa la plata para pagar viajes de los dirigentes sindicales masistas, usa el dinero del Estado para hacerse museos, palacios, etc.

8. Un país en manos de un caudillo es un país sin futuro. Ya estamos viviendo de cómo el régimen del MAS castiga a los periodistas, les quita su trabajo y los difama empleando recursos del Estado; al contrario, a un “periodista” argentino y masista, que todos los días elogia a Evo, lo premian con más de 400 mil bolivianos en contratos. Este no es un caso aislado sino es la forma de cómo se usa la plata del Estado de manera irresponsable y sectaria.

9. Mientras, Evo Morales hacía su congreso para aferrarse en el poder, miles de ciudadanos hacían cola para que les den dos botellas de agua por persona. Los empresarios denunciaban que cada día se cerraron tres empresas en este 2016 y se informó que la inversión extranjera cayó en 51%. Es decir, Bolivia se encamina a una crisis y Morales ya inició campaña para su re-reelección.

10. El MAS dice que hay cuatro caminos para que Evo siga eternizándose en el poder y para convertirse en régimen autoritario, los ciudadanos que creemos en la democracia solo tenemos un camino para salvar al país y decirle gracias Evo por lo bueno que hizo, pero queremos un cambio y una alternativa democrática.

Alguien que respete los derechos de los ciudadanos y que no tolere la corrupción. Bolivia es de todos, no es sólo de Evo y el masismo, no podemos quedar presos de cocaleros y sectores prebendales. No es responsabilidad sólo de la oposición somos responsables cada uno de los bolivianos debemos defender nuestra frágil democracia y CPE, hasta con nuestra propia vida, estamos a tiempo no queremos ser otra Venezuela.
Senador de la República

lunes, 21 de noviembre de 2016


Así de mentirosos habían sido los masistas

-


Arturo Murillo*

Sin anestesia


Los cochabambinos hemos vivido una “Guerra del agua”, de ése momento histórico se afianzó el MAS para avanzar y llegar al poder. Pasaron casi 11 años de gobierno, los masistas administraron a su libre albedrío 200 mil millones de dólares provenientes de las regalías del gas y los impuestos; sin embargo, con tristeza vemos que hoy estamos al borde de otro conflicto por el agua.
¿Y cómo reaccionan Evo Morales y la rosca palaciega? Con el método cobarde de siempre: “No sabía” y “NO me avisaron a tiempo”; acto seguido, simplemente destituyeron a dos “oscuros” funcionarios de EPSAS, pero la ministra del Agua, Alexandra Moreira, de profesión abogada, máxima autoridad y responsable política de la crisis del agua, sigue intocable.
Esta fórmula ya emplearon en el desfalco millonario del Fondo Indígena donde los masistas se robaron una cantidad de plata que no sabemos a cuánto suma, pero algunos calculan que es más de mil millones de bolivianos. De acuerdo a las investigaciones, hay indicios que implican al propio Presidente Morales y algunos ministros, pero arguyeron que “NO sabían nada” y, con el poder que tienen, metieron presos a unos cuantos masistas y funcionarios de bajo rango, mientras la mayoría de los responsables siguen “mandando” en Bolivia y pidiendo a gritos reelección para su “jefazo”, por encima de la voluntad del pueblo que dijo NO a la perpetuidad de Evo.
Cuando se reveló el caso Air Catering – BoA, donde la cuñada de Álvaro García Linera se adjudicó un contrato por 18 millones de bolivianos, al ser descubierto, el Vicepresidente repitió: “NO sabía nada”, luego la cuñada “vendió” la empresa proveedora de refrigerios de la estatal aerolínea, ganó su dinero y nadie resultó responsable del hecho. Lo mismo pasó con el título de “Licenciado” del Vicepresidente, se demostró que mintió, era sólo bachiller y él repitió: “NO sabía nada”, que los funcionarios del SEGIP le pusieron “Licenciado” en su cédula de identidad, de “cariño”.
Cuando se descubrió el caso de Gabriela Zapata, la exnovia del Presidente Evo, quien se había forrado en dólares representando a empresas chinas y con negocios con el gobierno masista, repitieron que era una “conspiración” y responsabilizaron al “imperio”; mientras, Morales repitió lo mismo: “NO sabía nada” y menos de su hijo que NO “existe”, pero ordenaron meter preso al chofer y a una funcionaria de bajo nivel.
Luis Arce Catacora, uno de los ministros más controvertidos y soberbio del régimen de Morales, quien se burló de los periodistas, analistas, opositores y se reía señalando que iba a dar cátedra en economía; efectivamente, dio cátedra de antinacionalismo y desprecio al producto boliviano y decidió comprar mobiliario extranjero y alfombras persas incluidas; cuando le pilló la prensa y los legisladores opositores denunciaron también dio “cátedra” de cinismo y se sinceró del desprecio que tiene a la producción nacional y manifestó que él “no compraba muebles nacionales porque su gente se merecía algo digno”, de las alfombras repitió que “NO sabía nada” y nuevamente fueron destituidos dos funcionarias de bajo rango.
En más de una década del régimen de Morales, los ciudadanos que nos opusimos desde el primer momento a esta aventura populista ya les tomamos las medidas a los jefes masistas. En realidad su método es cobarde, donde revienta la corrupción se protege a los jefes para seguir haciendo populismo con la justicia hacen apresar a funcionarios sin poder de decisión, dejándolos a su suerte en la cárcel.
En segundo lugar, después de más de 10 años nos damos cuenta de que el gobierno del MAS es mucho más débil de lo que suponíamos, no tiene un plan estratégico, no cuenta con técnicos competentes y previsores sino está “apoyado” sobre peroratas disparatadas ; ésa la evidencia de simples discursos, arengas y soflamas para seguir permaneciendo en el poder.
El gobierno de Evo Morales se sustenta en los discursos, que son trasmitidos de noche y día por el canal 7, en la plata que va regalando en varios municipios, en los dineros del Estado que son dados a los dirigentes para sus viajes, en las pegas y prebendas, en los acuerdos oscuros con los grupos de poder, etc. La administración de Morales se nutre en la permisibilidad a los cocaleros del Chapare y en la mano blanda que el Estado tiene ante el narcotráfico; recientemente cayeron en Desaguadero, La Paz, 12 camiones con droga provenientes de Perú y camuflada con carga estatal de la Empresa Metalúrgica de Vinto.
Hubo un momento en que intentaron hacernos creer que Álvaro García Linera era “Licenciado” con mucho conocimiento, pero paulatinamente va mostrando la hilacha, que ante la crisis del agua en cinco departamentos y desesperación de centenares de familias paceñas, lo único que se le ocurrió fue que “la Pachamama otra clase está” y “he aprendido que sin agua no hay vida, sin agua no hay chicha ni fiesta”; y en la Asamblea Legislativa, ante el reclamo por la crisis del líquido elemento, la mayoría masista responde con el insulto de “borrachos”. Cuidado, la escasez se replicará pronto en la salud porque no se construyeron hospitales, también la “seguridad” alimentaria está pronto a colapsar porque está mantenida con la importación de los productos del exterior; tampoco nos va bien con el tema del gas.
Los masistas aparentaron ser brillantes, mientras tuvieron la plata del gas para despilfarrar, pero la evidencia del abuso, la corrupción y la crisis de las necesidades básicas del pueblo les pone al descubierto que se sostienen simplemente en discursos; pero no están dispuestos a irse sin arruinar al país. ¡Alerta bolivianos! Como ya NO hay plata del gas en grandes sumas, nos están cargando con deudas millonarias antes de irse. Bolivia está prácticamente hipotecada a la China, hay denuncias de que hasta el Illimani, proveedor de agua y emblema paceño, ya fue loteado y entregado a los chinos.
El masismo se llena la boca hablando de ser patriota pero está empeñando la patria a los chinos. ¿Dónde está nuestro nacionalismo? No queremos amos sino cooperación.
*Senador de la República

viernes, 7 de octubre de 2016

tal vez no serán los crímenes, ni la persecusión política, pero sí la corrupción que ha instalado en casa el MAS, lo que llevará a EVO al cadalso, a la ahorca, a su perdición. es mucho que el Foro de Davos hubiese puesto a Venezuela primero y a Bolivia segundo en la lista de los más corruptos del planeta. El Deber nos invita a reflexionar sobre el hecho.

Los bolivianos estamos curados de espanto pues ya no sorprenden a nadie los índices de corrupción, que este año nos ubican en el subcampeonato a nivel latinoamericano, detrás de Venezuela, según el informe de Competitividad Global del Foro Económico Mundial (Foro de Davos), una de las entidades más prestigiosas del planeta.

Es verdad que la corrupción es muy alta, es un problema grave que hay que resolver, pero también hay quienes aseguran que no es lo peor que ocurre en un país como Bolivia, donde se calcula que esta lacra no representa más del cinco por ciento del Producto Bruto Interno. Claro, la gente se molesta porque le están robando, porque hay alguien que se hace rico con dinero ajeno y porque se están desviando recursos que deberían ser usados en escuelas y hospitales.

Los especialistas en competitividad creen que así como el ciudadano se irrita con la corrupción, debería protestar contra la burocracia gubernamental, las excesivas regulaciones laborales y las tasas de impuestos, aspecto en los que Bolivia también ha estado retrocediendo, de acuerdo al mismo índice mencionado arriba.

La conclusión es muy simple: el corrupto, además de robar, es un ineficiente, ingresó a su puesto por palanca política y no tiene el menor interés de mejorar la administración pública, no solo porque desconoce el procedimiento para lograrlo, sino porque está seguro que en cualquier momento dejará su cargo para dar paso a otro más torpe todavía.

Por eso mismo es que Bolivia es uno de los peores lugares para hacer negocios, es donde más trabas se ejercen para abrir una empresa y donde más trámites se exigen para pagar impuestos. “Y encima roban”, seguramente dirá el lector, con toda razón, pues cualquiera que hace una gestión en la administración pública sabe perfectamente que las operaciones administrativas parecen estar diseñadas para torturar al ciudadano, que impotente, no tiene más remedio que “aceitar los engranajes”. Hasta eso ha perdido meses, mucho dinero y buenos negocios. Otros prefieren no intentarlo y la mayoría huye, como sucede con las inversiones extranjeras, cada vez más escasas.

Hay un solo agente de la economía en Bolivia que no tiene trabas, ni burocracia, que se salta los procedimientos y que ni siquiera está obligado a cumplir las leyes. Estamos hablando del Estado, que gracias a estas ventajas ha podido invertir millonadas, cosa que no sería tan censurable si no fuera porque se trata de dinero muy mal colocado, en emprendimientos improductivos, altamente deficitarios, mal diseñados y encima de ello, con sobreprecios y otras falencias atribuidas a la corrupción y la falta de control.

La corrupción, en definitiva, es uno más de los síntomas del peor de los males que está detrás de los fenómenos analizados y es la falta de libertad que tiene el individuo boliviano para ser creativo, innovador, emprendedor y ser capaz de desarrollar su potencial en bien de él mismo y de toda la sociedad. Los ciudadanos viven aplastados por un gran aparato que lo agobia y termina destruyéndolo.

Hay un solo agente de la economía en Bolivia que no tiene trabas, ni burocracia, que se salta los procedimientos y que ni siquiera está obligado a cumplir las leyes. Estamos hablando del Estado, que gracias a estas ventajas ha podido invertir millonadas, cosa que no sería tan censurable si no fuera porque se trata de dinero muy mal colocado.

miércoles, 20 de enero de 2016

mente brillante la de Claudio Ferrufino, "el trono de cana hueca se deshace, no puede soportar el peso engordado de la piara gobernante". Claudio mencion a las hojas de coca, a narcochachilas, narcoamautas y al insano perturbador y peor profeta Choquehuanca, a Correa y Maduro sin nombrarlo. Recrean sus letras e ilustran..

Cuando lo pensaron las “brillantes” y pecaminosas mentes del Movimiento Al Socialismo, todavía el aura de santidad y eterno que pintan en sus íconos (hoy selfis) los falsos comunistas, brillaba. Poco tiempo ha pasado desde entonces y mucha agua. El trono de carrizo (más conocido entre nosotros como caña hueca), se deshace, ya no soporta el peso engordado de la piara gobernante.
Pero persisten. Dicen las hojas de coca, los narcoachachilas y los narcoamautas, que asoma el Pachakuti; no en vano el incansable Choquehuanca, insano perturbador y peor profeta, se ha declarado descendiente directo de los incas. Su convencionalismo fascistoide lo hace ver todo en rígidos monoblocks donde no penetra el análisis. Para él lo “indio”, lo “aymara”, lo “inca”, es lo mismo. ¿Para qué entretenerse con la historia si se habita en medio de un pueblo adicto a los bufones? Poco se necesita en Bolivia para coronarse; menos en Coquivia, parnaso en que nos convertimos y donde la ficción devoró la realidad. Retomo a Isherwood en su viaje sudamericano y lo mal parafraseo en aquello de que en esta región del mundo, acólita de los mandones, poco cuesta volverse loco.
La coca se equivocó, cayó volcada. El Pachakuti que quizá asome no es el suyo, el de estos. El tiempo de los embaucadores termina. Comenzará el de otros, léase Mesa y etcéteras, con su cohorte de intelectuales lacayos como suele ser regla. La nación acéfala busca una cabeza que no existe. Comenzamos con Bolívar en un estatus irreal y continuamos así. La retórica ni basta ni alcanza.
Recuerdo la película chilena NO. Presumo que los estudiosos del movimiento social-político adscritos a esta opción la han visto y visto otra vez para ubicar estrategias posibles en un medio distinto. Creo que de acuerdo a nuestra idiosincrasia ello no se hará ni ninguna otra cosa que signifique esfuerzo. Amamos lo improvisado pero no con la cualidad del jazz sino de la mediocridad absoluta. Si de algo carecemos es de imaginación, que poco tiene que ver con alucinación, y dejamos gran parte al azar o al dedo omnipotente de cualquier villano. Pobrecitos, indiecitos, explotados e incomprendidos. Cuando terminemos con la lástima de y por nosotros mismos podremos avanzar. Eso equivale a arrojar al cubo de desperdicios los quinientos años de expolio y anteriores aberraciones que precedieron a los bárbaros/barbados. Cuesta.
El de Ecuador, Correa, se ha dado cuenta y retrocede en sus intenciones de eternidad. Promete ¿Amenaza? con retornar. Sabe que otro de los determinantes históricos de la América Latina es la ausencia de memoria. A Evo Morales le convendría un poco de luz y dar un paso atrás para dos adelante después. Pero, igual al caso venezolano, la corruptela ha llegado a tal nivel que recular sería como tirarse en manos de la justicia, la de aquí o la del norte, y eso lo hace imposible, así se descalabren contra un muro de piedra. Su referendo es SÍ o SÍ; no tiene escapatoria. Hay que comprar tiempo, a ver si los dioses andinos, que poco hicieron para impedir que se correteara con casi nada a sus pueblos, actúan y expelen un hechizo sobre la razón y la lógica.
Obsoleto, carente de sentido. Digan lo que digan los “movimientos sociales” o blandan el machete por encima de las ciudades los cocaleros. Su mandato se acabó, al menos por la temporada. De nada sirve lamentarse, llorar, criticar y culpar al otro. Los que acepten las reglas del juego, por insufribles y defectuosas que sean, que se queden. Los delincuentes, si bien no se asegura su castigo, mejor escóndanse aunque se les sugeriría el suicidio. Sin embargo, nada es perfecto.