Páginas vistas en total

lunes, 25 de agosto de 2014

modalidad perniciosa adoptada por regímenes como de Venezuela, Cuba, Bolivia en contra de "sus enemigos políticos" juicios que sostienen a sangre y fuego, contra todo Derecho y que constituyen una aberración porque se basan en acusación penal. Carlos Sánchez Berzaín.

Una de las características de la persecución política que ejecutan los gobiernos del socialismo del siglo XXI, es la internacionalización de la persecución. Cuando las víctimas logran salir de su país y son acogidas como refugiados o asilados políticos, las dictaduras prosiguen con la manipulación aplicando el “paradigma de la judicialización de la represión y de la persecución política”.
Producen decisiones, fallos y/o sentencias, y con éstas, continúan acosando, asesinando la reputación, persiguiendo y creando temas para la agenda política local. Existen innumerables casos en Cuba, Venezuela, Bolivia y Ecuador, en que los perseguidos que han sido forzados al exilio, continúan siendo enjuiciados o se les inicia nuevos procesos.
El propósito es que los “jueces del régimen” dicten órdenes de captura, de prisión, de confiscación de bienes, y/o sentencias con grandes condenas privativas de libertad y cuantiosos montos, para usarlos como “verdades jurídicas” internacionalmente.
Estos juicios, que forman parte de la aplicación del ya descrito paradigma consistente en acusar penal y falsamente a la víctima desde el gobierno no democrático, son hoy comunes en los países de América Latina, donde las acusaciones y las condenas son dictadas pública y anticipadamente por el jefe del gobierno.
A la inversa, y para sus socios y protegidos, dicta también absoluciones y declaraciones de inocencia.
Esta práctica es prueba fehaciente de la violación de los derechos humanos, ya que tales procesos violan la libertad, la dignidad, la seguridad de la persona, constituyen trato cruel y degradante, desconocen la personalidad jurídica de la víctima, la igualdad ante la ley, constituyen discriminación, impiden un recurso efectivo ante los tribunales nacionales, buscan justificar el destierro, violan la independencia e imparcialidad del juez, desconocen la presunción de inocencia y en muchos casos la irretroactividad de la ley, atentan contra el derecho de circular libremente y elegir residencia, violan el derecho de propiedad, el derecho de opinión y de expresión, el derecho al trabajo… esto es violar –entre otros- los artículos 1, 2, 3, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 13, 17, 19 y 23 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. La judicialización de la persecución, viola el “debido proceso legal”, que es el “principio por el que toda persona tiene derecho a las garantías mínimas que aseguren un resultado justo en un juicio”, que supone el respeto de los derechos humanos ya citados.
El debido proceso es parte del “Estado de Derecho”, en el que ningún individuo o entidad puede ponerse por encima de la Ley o ser la Ley, como acontece con los Castro, Chávez, Maduro, Morales y Correa.
Según Las Naciones Unidas el Estado de Derecho “exige que se adopten medidas para garantizar los principios de primacía de la ley, igualdad ante la ley, equidad en la aplicación de la ley, separación de poderes, participación en la adopción de decisiones, legalidad, no arbitrariedad y transparencia procesal y legal”.
Para demostrar como se aplica el paradigma dictatorial, algunos casos: de los Castro la condena al dirigente político español Ángel Carromero, condenado a cuatro años de cárcel para disfrazar de accidente la muerte de Osvaldo Payá y Harold Cepeda, sentencia aceptada por el gobierno de España, y más; de Chávez y Maduro los juicios contra el dirigente Manuel Rosales, la juez Guisella Parra, el periodista Alexis Ortiz, el empresario Ramón Carmona, el Tte. José Colina y más; de Evo Morales los juicios contra el Presidente Sánchez de Lozada y su gabinete, contra los gobernadores Manfred Reyes Villa, Mario Cosío, José Luis Paredes, el dirigente cívico Marinkovic, el Juez Tapia Pachi, el empresario Humberto Roca, el senador Roger Pinto y más; de Rafael Correa los juicios contra el Presidente Jamil Mahuad, el periodista Emilio Palacio, el empresario Guillermo Saltos, el alcalde de Gualaceo, el periodista Fernando Villavicencio y más.
Frente a esto resulta imposible que los países democráticos, con división de poderes, con tribunales de justicia independientes, con respeto al debido proceso y con vigencia del estado de derecho, puedan considerar siquiera el resultado del paradigma de la persecución política judicializada.
Tales decisiones judiciales son solo una expresión del poder totalitario de las dictaduras del socialismo del siglo XXI.
*Abogado y politólogo, director del Interamerican Institute for Democracy

miércoles, 20 de agosto de 2014


glosa tres a Tuto. tema:  narcotráfico
de la entrevista de El Dia a Tuto Quiroga
relevante que Tuto Quiroga en su corta gestión de Presidente de la República redujo la producción de coca al 80% lo que determinó baja en la cocaína en porcentaje similar. esto convirtió a Tuto en enemigo mortal de Evo y sus huestes de cocaleros. lo dice muy clarode 250 toneladas a 45. hoy subió a mil toneladas. el dudoso informe de NNUUdina que en lugar de 3, hay 4 cosechas de coca por año. para decirlo claro y corto la cocaína aumentó 4 veces al período no masista. la consecuencia es que el Régimen atrae más delincuencia, más delitos y crimen.

copiar esa frase feliz: "la miel para las abejas es la droga para delincuentes, sicarios y matones que vienen a Bolivia, se establecen y producen cocaína y Evo mal puede combatir el delito, porque lo fomenta, lo estimula y lo protege". la afirmación de Tuto "Evo seguirá con el narcotráfico, la criminalidad, los sicarios, los cogoteros, auteros y pandilleros".
relató el líder de la Democracia Cristiana y candidato a la presidencia contó que en las batidas en Oruro, Tarija, El Alto, Trinidad y Cobija por el tema de decomisar chutos, "los chutos estánen el Chapare" allí no hay batidas. qué raro, qué hipocresía porque el MAS seha especializado en adjudicar, comprar a dedo, sin licitación, en una palabra a su capricho. los casos Catler, con el asesinato de un profesional tarijeño, en las plantas de YPFB, compras sin licitación, los aviones, los vehículos Toyosa y otros.
este contenido tiene que ser digerido, masticado, asimilado por cada uno de los electores, será el único camino para liberar a nuestra Patria de la autocracia.



martes, 19 de agosto de 2014


glosa Dos. porqué Tuto?

de la imperdible entrevista a Tuto Quiroga en El Dia. SC

porque la discriminación tiene que terminar. los bancos son hoy privilegiados. ganan con "la bonanza" mientras los sectores pobres se han convertidos en víctimas de un sistema que no les da el menor chance de mejorar. Tuto para terminar con el despilfarro, el gasto insulso. Tuto sostiene que Evo derrocha porque no sabe cuánto costó conseguir gestión y legislación en favor de nuestros hidrocarburos. sin política sostenible, privilegiando a grupos pequeños que detentan el poder, a los cocaleros y el resto simplemente discriminados, aviones Falcon, nuevo "palacio", vehículos a granel, regala a dos manos, mientras la criminalidad crece.

Tuto promete terminar con la criminalidad, los sicarios, los delincuentes, con una reforma policial para cambiar el sistema penal, poner freno al miedo que hoy siente la población, por los ataques de Evo a la libertad de expresión, a quienes piensan diferente. a las instituciones independientes del poder público. Terminar con la persecusión politica, el exilio, el asilo, la prensa comprada doblegada por los avisos publicitarios que discrimina a los medios.



lunes, 18 de agosto de 2014

glosas al discurso de Tuto

glosa UNO. el problema es EVO

en este espacio dedicaremos una glosa al trascendental texto de El Dia, recogido de una entrevista con Tuto Quiroga, candidato del Partido Demócrata Cristiano a la presidencia del Estado.

noble como es, no anida Tuto "sed de venganza ni revanchismo", eso sí adelanta que quiere Justicia y ser severo en evitar la impunidad y sí el resarcimiento de los daños inferidos a la propiedad común, el Tesoro General de la Nación.




martes, 5 de agosto de 2014

comparan Bolivia y Brasil

Evo y el dictador Stroessner

El reconocido analista brasileño Leandro Mazzini, una de las voces más influyentes de Brasilia, ha advertido a través de una de sus columnas,que la petrolera brasileña Petrobras corre peligro en Argentina y podría pasarle lo mismo que le ocurrió en mayo del 2006 en Bolivia,cuando Evo Morales no solo metió militares a las instalaciones de la empresa, sino que la acusó de estafar al país. 

Mazzini dice que luego del default, la dirigencia argentina necesita dar un golpe para recobrar la popularidad y podría recurrir a la nacionalización como lo hizo hace dos años con la petrolera española Repsol. 

Al parecer, los recuerdos de la humillación a Petrobras están muy frescos en el país vecino, pues Mazzini afirma que Evo Morales está acostumbrado a violar las leyes y de esa forma está camino a imitar la ruta del exdictador paraguayo Alfredo Stroessner, quien desobedeció reiteradamente la constitución de su país hasta conseguir una permanencia de 35 años en el poder. “Aquella era una dictadura”, dice el analista, pero indica que si Evo Morales insiste en perpetuarse, no habrá diferencia.

sábado, 2 de agosto de 2014

Manfredo Kempff utiliza duros adjetivos "si no fuera por el gas" que hasta ahora ha servido para sostener a Evo en el poder, gastos que no potencian a la Nación, son para un asistencialismo desmesurado,para obras costosas y gastos principescos aviones, vehículos lujosos, congresos, traslado de "gente y de missis" y de propaganda execrable

Por donde pasa S.E. queda un reguero de dinero. El gas natural que debió ser la turbina impulsora del desarrollo nacional a través de la tan anhelada industrialización, hasta ahora sólo ha servido para sostener en el poder a S.E. y al pesado y caro aparato gubernamental manejado a tumbos por el MAS. Los beneficios del gas no se han invertido, como se debiera, para potenciar a la nación sino que se han despilfarrado. Una cosa es invertir y otra gastar, eso ya lo sabemos. No se ha visto una inversión adecuada de los incalculables miles de millones de dólares que ha recibido el gobierno desde el 2006, pero ha saltado a la vista que Bolivia vive una bonanza económica que se traduce en un asistencialismo desmesurado – hay bonos para todo – y en la ejecución de obras innecesariamente costosas, además de gastos principescos en aviones, vehículos, congresos, mítines, proclamaciones, traslados de gente, conjuntos musicales, artistas bien pagados, “misses”, y algo muy criticable: propaganda política.

Si no fuera por el gas que produce una renta magnífica, tal vez S.E. y los masistas no estuvieran tan enloquecidos por conservar el poder, ni por ir a un tercer período de gobierno y mostrar que quieren un cuarto y quinto, si es posible. ¿Cómo S.E. va a querer soltar la mamadera gasificada si ya se halla en los umbrales de la gloria? ¿Acaso no está todo el Estado Plurinacional lleno de fotos y gigantografías del líder aimara? ¿No ha dicho el  ahora alegre bailarín vicepresidente que S.E. es un dios al que se debe cuidar? Con tantos millones de libre disposición y ante a un pueblo pobrísimo al que se lo hace feliz con una arroba de arroz o unos cuantos ladrillos, S.E. se debe creer un emperador romano, todo un César. Eso, sin haber ganado una sola batalla, porque dicen que ni siquiera combatió junto al pueblo paceño en aquel lejano octubre del 2003.
No cabe duda de que S.E. es un hombre afortunado, lo que no está mal. Tener suerte es algo maravilloso, que todos desearían. Pues al jefe cocalero, que tuvo el mérito de ganar limpiamente unas elecciones presidenciales, lo ha protegido alguna deidad. Porque mientras los gobiernos anteriores se batieron en la miseria más grande, lo que fue algo endémico en la historia de Bolivia, a S.E. le llovieron dólares por todas partes desde el primer día porque – ya lo han dicho todos los candidatos de oposición – sus ingresos fueron diez veces más grandes que los de sus antecesores.
S.E. debe creer hasta ahora que ser presidente de la República es una bicoca. Debe creer que es facilísimo. Creerá que todos los mandatarios anteriores se rascaron en el palacio y que por ociosos no viajaban tanto como él. No sabe que esos señores tenían que hacer sumas y restas en su despacho, junto a sus ministros. S.E. debe estar seguro de que todos tuvieron lo que el destino le dio a él: plata a montones. Por eso los discursos de S.E. ante el Congreso, los movimientos sociales, los municipios, las gobernaciones, son tan manidos. Repite y repite que en el 2005 tal o cual región recibía tanto y ahora en su administración el doble o el triple. Y vengan los aplausos. Y venga el engreimiento del vitoreado. Es cierto, claro que sí, pero S.E. no dice – o no le han dicho a él – que su gobierno recibe 12 mil o más millones de dólares anuales por exportaciones, que no se deben a él sino que, pese a él, se deben al fantástico precio del gas y al mercado que le  dejaron puesto Paz Zamora, Banzer y Goni.
Antes los gobiernos llamados neoliberales, para hacer un puentecito de 20 metros, tenían que llamar a licitación, tenían que seguir todos los pasos legales a que les obligaba la ley, pero no era sólo por la obligación legal, sino porque había que buscar lo más económico. No existía dinero para pagar lo más caro. Hoy hasta las licitaciones han pasado a la historia porque, según dicen, no hacen otra cosa que atrasar el arrollador impulso hacia el progreso que quiere imprimirse en el tiempo del Pachacutec.
Eso de no licitar la obras, de trabajar con adjudicaciones directas, puede ser otro de los motivos por los que el MAS quiere eternizarse en el poder. Porque los masistas saben perfectamente que con una pequeña ojeada los auditores o contralores que vengan algún día, quedarán asombrados del derroche sin respaldo y la justicia, ya no dependiente del gobierno,  abrirá las rejas de las cárceles para alojar individuos por tantas cosas oscuras que van a encontrar. Ahora mismo ya se sabe de muchos asuntos turbios pero que no se pueden investigar. Este es un motivo más  para aferrarse al poder.
Si no fuera por el gas, por las generosas y abundantes flatulencias de la adorada Pachamama, si se secaran los gases, S.E. no estaría tan desesperado por ser reelegido indefinidamente.