Páginas vistas en total

martes, 29 de octubre de 2013

genial. se pasó Humberto! qué imaginación cuando nos ofrece Manual para transformar en Afganistán a Bolivia. eso sí los afganos -asegura- se negaron a crear un instrumento político. les pareció inmoral o amoral.


Mary Anastasia O´Grady escribió en The Wall Street Journal que Bolivia podría ser el Afganistán de Sudamérica por sus conexiones con Irán.

El gobierno boliviano ha respondido con presteza: el imperio, dijo el masista más inteligente, Eugenio Rojas, ha iniciado su campaña sucia contra el candidato Evo Morales.

Si hay una lista de condiciones para llegar a ser Afganistán, habría que cotejarla con lo que ocurre ahora en Bolivia:

• El gobierno brasileño ha desplazado en la frontera común una fuerza militar que comprende entre 20.000 y 35.000 hombres, aviones tripulados y no tripulados, lanchas armadas que recorren los ríos fronterizos, para frenar el tráfico de cocaína.

• El Ministerio Público de Sao Paulo informó que el PCC (mafia de la droga que opera desde las cárceles brasileñas) tiene un comando en Bolivia.

• El Tiempo de Bogotá informó que en los últimos cinco años, unos 4.000 narcotraficantes colombianos emigraron a Bolivia.

• Un sistema financiero irregular funciona en Santa Cruz, a cargo de jóvenes colombianos montados en motos.

• El gobierno argentino ha enviado a la frontera a 6.500 soldados para frenar el ingreso de la droga boliviana.

• El gobierno peruano ha denunciado (esta semana) que casi todos los días ingresan a su territorio, desde Bolivia, avionetas cargadas con droga.

• El gobierno paraguayo esté solicitando al parlamento de su país la autorización para derribar avionetas cargadas con droga boliviana que atraviesan la frontera.

• Sólo en el curso de este mes han muerto ocho soldados en zonas cocaleras de Chapare y Apolo.

• Los cocaleros hayan anunciado que ellos decidirán, en un congreso especial, cuánta coca debe ser plantada en Bolivia.

• Los países vecinos acusan a Bolivia de ser el destino de todos los autos robados en la región.

• Regularmente se informa desde Sao Paulo y Buenos Aires de la existencia de talleres clandestinos donde trabajan como esclavos miles de ciudadanos bolivianos.

• El gobierno boliviano no se atreve a aprobar una Ley de Inversiones porque no quiere frenar los asaltos a las minas y las ocupaciones de predios agrícolas en producción.

(La lista es mucho más larga).
Ah, pero hay que aclarar que los productores de opio en Afganistán no quisieron formar un partido político. Les pareció que sería amoral.
Vacaflor.obolog.com

No hay comentarios: