Páginas vistas en total

martes, 20 de diciembre de 2016

10 puntos propone el Senador Murillo para evitar que la barbarie se imponga sobre el raciocinio. para evitar que la Democracia sea sepultada por los "eternos buscadores del poder por el poder" que hoy están nerviosos porque los caminos se les van cerrando y va quedando al descubierto su verdadera vocacion.

Por primera vez en 11 años, Evo Morales y los masistas están asustados; y el miedo es mal consejero. Después de perder el referendo para la re-reelección, el 21 de febrero de 2016, la palabra oficial del régimen del Movimiento Al Socialismo (MAS) fue: “no hablaremos de candidaturas hasta el 2018”. Pero, la estrepitosa caída en las encuestas hizo que cambien sobre la marcha de estrategia y fuercen un congreso en Montero para insistir con la re-reelección.

El 21 de febrero, las encuestas decían que hasta un 65% de bolivianos aprobaba la gestión de Evo, pero de ese porcentaje alto, menos del 50% quería que continúe quedándose en el poder. De hecho, perdió el referendo. Hoy, las encuestas dicen que apenas el 46% de bolivianos acepta la gestión de Evo y la intención de voto a su favor apenas llega al 33% y no le alcanza para ir a un nuevo referendo, eso explica el miedo y las curiosas fórmulas que propusieron para el debate.

El vicepresidente Álvaro García Linera habló de hasta de ocho posibles fórmulas. Sin embargo, en el congreso de Montero “encontraron” cuatro fórmulas para que Evo vuelva a ser candidato. La ciudadanía que rechaza la perpetuación del MAS, va en crecimiento y somos la mayoría de los bolivianos; entonces, no debemos caer en ese falso debate.

No importa el número de fórmulas que propongan los masistas todas son ilegales, se sostienen en el abuso, el pisoteo de la Constitución y en la burla y desprecio del voto ciudadano del 21 de febrero que dijo No. Vamos a notar algunos puntos que resumen la situación precaria y el miedo del Gobierno:

1. Morales y el MAS están decididos a insistir mediante chicanas y violaciones a la legalidad constitucional con el fin de hacer candidato a Evo para el 2019. No buscarán un nuevo referendo porque ya no son mayoría, no les alcanzan los votos y lo perderían.

2. Todas las fórmulas que plantean son ilegales. No hay ninguna que sea legal y legítima porque ya hubo un pronunciamiento de los bolivianos el 21 de febrero para que se respete la democracia y Morales no se quede para siempre en el poder. Ninguna interpretación de ningún Tribunal puede valer más que el voto del pueblo.

3. Desde hace ya dos años, el gobierno del MAS se quedó sin horizonte porque ya cumplió su rol histórico. No tiene nada nuevo que ofrecerle al país, por eso hace maquinaciones para seguir quedándose en el poder; ese es su único objetivo. El llamado “proceso de cambio” cumplió sus metas, ni el MAS ni Evo Morales tienen una agenda política capaz de desarrollar al país.

4. La única razón por la cual Morales sigue insistiendo en perpetuarse en el poder es para protegerse el mismo y a los masistas de los procesos judiciales que pueden venir por los millonarios casos de corrupción.

5. Si en Bolivia no hay un cambio, si Evo de manera ilegal se impone y se queda en el Gobierno no solo se quedará sin castigo la corrupción del Fondo Indígena, del caso LAMIA, del caso Gabriela Zapata y CAMC, de Enatex, de la Empresa de Construcción del Ejército. Sino que vendrá una nueva oleada de corrupción más fuerte y monstruosa, como en Venezuela.

6. Si queremos cuidar lo que se avanzó, la economía y si queremos un gobierno que se preocupe por la salud, el agua, el medio ambiente, la Pachamama y el respeto a los indígenas no podemos quedarnos de brazos cruzados y aceptar que Morales pisotee la Constitución y se apropie del gobierno, poniendo en riesgo la democracia.

7. Cuando un líder se vuelve caudillo y se cree imprescindible también se vuelve impune y abusivo. Evo Morales desde años atrás empezó a hacer lo que quiere en el país. Bota a un ingeniero nuclear y coloca a un contador (del MAS) dirigiendo el programa nuclear boliviano. Sus amigos hacen obras a medias sino se caen pero nunca rinden cuentas. Usa la plata para pagar viajes de los dirigentes sindicales masistas, usa el dinero del Estado para hacerse museos, palacios, etc.

8. Un país en manos de un caudillo es un país sin futuro. Ya estamos viviendo de cómo el régimen del MAS castiga a los periodistas, les quita su trabajo y los difama empleando recursos del Estado; al contrario, a un “periodista” argentino y masista, que todos los días elogia a Evo, lo premian con más de 400 mil bolivianos en contratos. Este no es un caso aislado sino es la forma de cómo se usa la plata del Estado de manera irresponsable y sectaria.

9. Mientras, Evo Morales hacía su congreso para aferrarse en el poder, miles de ciudadanos hacían cola para que les den dos botellas de agua por persona. Los empresarios denunciaban que cada día se cerraron tres empresas en este 2016 y se informó que la inversión extranjera cayó en 51%. Es decir, Bolivia se encamina a una crisis y Morales ya inició campaña para su re-reelección.

10. El MAS dice que hay cuatro caminos para que Evo siga eternizándose en el poder y para convertirse en régimen autoritario, los ciudadanos que creemos en la democracia solo tenemos un camino para salvar al país y decirle gracias Evo por lo bueno que hizo, pero queremos un cambio y una alternativa democrática.

Alguien que respete los derechos de los ciudadanos y que no tolere la corrupción. Bolivia es de todos, no es sólo de Evo y el masismo, no podemos quedar presos de cocaleros y sectores prebendales. No es responsabilidad sólo de la oposición somos responsables cada uno de los bolivianos debemos defender nuestra frágil democracia y CPE, hasta con nuestra propia vida, estamos a tiempo no queremos ser otra Venezuela.
Senador de la República

No hay comentarios: