Páginas vistas en total

domingo, 11 de septiembre de 2011

todo empezó la madrugada del 16 de abril del 2009 con la masacre del Hotel, se inicia una historia de persecusión, de odio, de saña e intriga contra lo oriental sin que los cruceños atinen a recuperarse del golpe sino continuar siendo víctimas del evismo

Hace días me escribieron, preguntándome el por qué no escribo sobre otros temas, que siempre es sobre Rozsa y Sosa, que es tema superado, a qué intereses respondo, para continuar con un tema pasado, terminado, que todos sabemos y por el cual ya están juzgados; pensé que fuera cómodo y sencillo escribir sobre el Tipnis, el chaqueo, la legalización de autos robados o del narcotráfico, mientras tanto los demás que se pudran en la cárcel, que nos olvidemos de los exiliados o les mostremos indiferencia a los acosados, mientras esa deuda no se pague con la verdad de lo acontecido, para mí será una asignatura pendiente, por más que sea el último que tenga que arar en el desierto de la indiferencia. Mientras esta infamia continúe, mientras exista alguien pagando esta injusticia con la cárcel y mientras quien escribe pueda seguir respirando, lo haré.

La madrugada de un 16 de abril del 2009.

387 disparos, nos despertamos, la pesadilla se iniciaba, tres cuerpos desnudos descansaban en el piso frio de la pieza 458 del hotel Las Américas donde fueron ajusticiados, una ciudad sometida bajo el terror de la violencia sicológica del estado, una veintena de detenidos, los demás huyeron y los que se quedaron cayeron en la extorsión de la historia oficial, vídeos, protegidos, toda una conspiración de la que no se apropia Hollywood porque la saga no tiene guión; resultado: el miedo de la dirigencia, el silencio cómplice de los ciudadanos, el periodismo amenazado, por qué no decir un pueblo amordazado, un país domesticado.

Hace meses que se inició en la ciudad de Cochabamba la audiencia conclusiva de un juicio que se lleva en La Paz, de unos hechos supuestamente realizados en Santa Cruz, por cruceños, Hoy nuevamente postergado hasta el 27 de septiembre, primero para junio, más tarde se postergo hasta el 15 de agosto, luego para el 5 de septiembre y la pesadilla no acaba, es la historia sin fin, si sabemos moros y cristianos que esta tramoya fue montada sobre un teatro ficticio, no existirá forma de crear una acusación que aguante el cuestionamiento de un postulante a la carrera de derecho, menos podrá iniciar un juicio ningún juez que se respete, por más servil funcionario del estado que sea.

En la sombras de la oscuridad explota un cohete que daña la puerta y tres ladrillos de la casa del Cardenal, en momentos que el descansaba en un retiro en las afueras del pueblo de Vallegrande, el pretexto del gobierno para ajusticiar, perseguir, encarcelar y extorsionar a los cruceños fue dicho cohete, en síntesis si fuera verdad tal hipótesis tendríamos que decir igual que Churchill "nunca antes tantos terroristas participaron en un absurdo cohetazo que tan poco daño hizo sobre la débil barda de ladrillos de una casa desocupada". En ese preciso instante se inició el monologo oficialista sobre el magnicidio, que se quería matar a Evo ahogándolo en el lago Titicaca en una fecha anterior, una especie plurinacional de "Deja vu", se largaron los perros de rastreo con olfato más fino que el "San Humberto" solo dicen "cuje" a los cambas y para qué contar sobre los siniestros personajes que parieron esta novela, los Clavijo, Aguilera, Santisteban, Andrade (todos estos de viaje y jamás declararon o mejor dicho aclararon sobre estos nubarrones) urden una diabólica estrategia de chantaje, extorsión, persecución a todo lo diferente de la cultura occidental de la hoyada, de todo lo que ellos envidian y detestan; el ser cruceño, que no es tradición sino es la forma franca y sincera de amar el trabajo, aunque este morenito actual salió esquivo para defender esa forma de mirar el sol sin esconder la vista.

Eduardo Rozsa no fue un mercenario de la derecha, el propio Carlos Illich Ramírez más conocido por "El Chacal" por medio de sus abogados señaló que Rozsa no era ningún sicario de la derecha sino su amigo, menos respondía a la inteligencia americana, por algún motivo especial existió una trampa de los verdaderos enlaces de Rozsa con el movimiento cívico cruceño que en su momento hizo tambalear el régimen de Evo Morales, esta historia está mal contada, existe un vacío que solo la verdad lo llenará en su debido momento.

Que decenas de cruceños sabían de la estrategia de defensa de la ciudad ante las amenazas poco amigables de encapuchados y alcohólicos que nos cercaron en septiembre del 2008, es verdad, unos más que otros también, que muchos que no sabían se los involucró solo por saciar sus bajos apetitos económicos es verdad, que los presos y perseguidos son los que sabían poco o nada y pagan con la fría celda la falta de poder económico, que los agentes del gobierno participaban del primer círculo cercano a Rozsa, nadie lo refuta, que Sosa fue una marioneta de alguien poderoso no está en discusión, que terminó esta historia en un negocio que alguien lo niegue, si sigo escribiendo sobre la historia es para recordar que tenemos una deuda pendiente con nuestra conciencia.

Cuidado que la historia no termina aquí, en estos días se iniciara un nuevo caso N* 7392/11 por legitimación de ganancias ilícitas, figura destinada para casos de narcotráfico, contrabando e investigación a funcionarios públicos, a no ser que Rozsa estuviera haciendo trabajo para el estado y su recaudación hubiera sido malversada o algo parecido, no engrana esta nueva faceta del caso Rozsa 2, o esperemos la versión recargada en la que podría aparecer Julio Terrazas como cómplice o una imbecilidad parecida, si quieren investigar orígenes de fortunas empiecen con Salvador Ric y sus 40 millones de dólares, que por mas operaciones que hago no obtengo respuestas; a excepción de tres familias detrás de cada fortuna en este país está el estado o la protección de este, ayer, hoy más que nunca y mañana.

La prensa amaestrada ya no da importancia a las tramoyas de los casos de Leopoldo, de Rozsa, por lo escabroso de los temas y por comodidad, claro ellos no son hasta hoy parte del cómics y cuando lo sean ya no nos importará a nadie porque no nos gusta hablar o discutir sobre las miserias que nos rodean, resulta más cómodo mirar el sexo de los ángeles, que escudriñar la verdad. Desde que se inició se investigó en la primera fase a más de 150 personas, ningún occidental, muchos de ellos ordeñados, se procesó a 39 personas, los demás viven con el testamento bajo la cabeza y por encima de sus valores y principios, hasta cuando expectoremos el espectáculo tan deprimente.

Alguien se preguntó sobre si desapareció el dolor y la angustia de todos los que, con causa y sin ella, viven, el temor de los que esperan ser llamados, de sus esposas, hijos, padres, de mirar con temor al intrépido pirata que oficia de fiscal diciendo y ahora qué, debe ser espeluznante dicha espera de ser apresado u obligado a vender su casa para pagar el precio de vivir en libertad y no por ser culpable sino por poseer algún bien o si no lo tienen esperar su momento y pasan los días, los meses y los años y el León duerme y nadie se siente indignado, ahí sale un indignado convocando y la gente no pasa por la plaza, los Musulmanes con la religión y sus costumbres conservadoras fueron más consecuentes con sus ideas que los hombres libres de Santa Cruz. En pleno abuso del control político en el MNR y en la guerra sucia del 71 se salía a pelear contra la dictadura, hoy el silencio de los corderos del evismo transformó el espíritu cruceño que nos condujo al fracaso cívico de los Costas y Antelo que con sus cargos políticos repitieron las lecciones de la escuela de los aspirantes a políticos que el comiteísmo nos legó.

No es por nada que nuestra bronca se transformó en dolor, más dignos son los indígenas del Tipnis, debemos empezar a buscar en quién creer, los que tenemos perdieron la guerra antes de la primer batalla, intentemos buscar más allá de los vendedores de ilusiones que resultaron ser asustados con espejitos de los que tomaron el poder por asalto.

Evo y el cruceño domesticado.

Lo triste de esta tragicomedia es el cinismo de la nueva cultura del "Ser cruceño" lo que antes significaba las credenciales de trabajo, de lealtad, de amor al terruño, de ser orgulloso de nuestras raíces, de nuestras mujeres, de nuestras luchas cívicas, de amar al campanario por encima de la vida, de saborear nuestros humildes majadito y locro con el “jacú” de yuca y plátano, de haber levantado la industria agrícola que alimentaba al país, de ser la esperanza de la bolivianidad, de abrirle los brazos a los extraños y foráneos dándoles oportunidades, de brindarle la mano, el abrazo fraternal, todo eso se terminó, se acabó con una certera puñalada en el corazón del ser cruceño, Evo sacó su puñal de debajo del poncho con los 200 años de resentimiento, de envidia y de bronca por ser diferentes, en ese instante empezamos a desangrar y en vez de curarnos nuestro falso liderazgo se sodomizó, se entregó al servilismo de su verdugo quien se talló en ultrajar a su víctima y está en gozar el ultraje.

El nuevo ser cruceño sufrió una extraña metamorfosis, de adorador a sus costumbres, a su lealtad, al trabajo, a sus tradiciones, querendón de su carnaval, amante del amor, de su taquirari, gustoso del majadito y el locro, término en una especie de pongo sumiso al poder político del par de tiranuelos con aspiraciones de “Dictadores” de un imperio indígena que están construyendo; la conversión del cruceño se debe al temor del miedo, parece que están contentos a que Evo sea su “urólogo” y los someta a toda suerte de sodomía, de otra forma no entiendo, o mi mediana inteligencia me hace comprender el por qué mis artículos son vetados por la prensa escrita bajo el pretexto de la ley del racismo y la discriminación, que tienen que ver la verdad con la ley, es más sencillo invitar a Evo a la Cainco o que inaugure la feria exposición, que participe en los actos de homenaje a Santa Cruz, cuando existen tantos cruceños en el exilio, perseguidos y otros en la cárcel, sucede que esta sumisión es más cómoda que enfrentarse a la verdad, debemos reconocer que el último camba valiente acaba de marcharse, se llamaba Carlos Valverde Barbery, fue nuestro “Gerónimo”, los demás están haciendo fila para ingresar al festín del MAS donde se farrean el país.

Mientras tanto los leones duermen el sueño eterno.

No hay comentarios: