Páginas vistas en total

domingo, 18 de octubre de 2009

con Alba y su "consejo de seguridad" las órdenes vendrán directa y abiertamente de Caracas. Evo y Correa subordinados al poder chavista


La séptima cumbre de presidentes de la denominada Alternativa Bolivariana para las Américas o Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP), realizada este fin de semana en Cochabamba solo sirvió para que Hugo Chávez consolide sus relaciones de vasallaje respecto a sus satélites, es decir, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Cuba aparte de un par de países casi desconocidos para los sudamericanos.

Como era de esperarse el sátrapa venezolano fue la figura estelar durante el encuentro y todos se apresuraban a rendirle pleitesía y agradecerle los miles de dólares que está enviando para la campaña electoral de Evo Morales.

No vino el presidente paraguayo, quien tiene problemas en su país debido a las acciones de un grupo irregular identificado con las FARC colombianas, que a su vez cuentan con el indisimulado apoyo de Chávez. Tampoco vino el presidente cubano, Raúl Castro (mandó al vicepresidente), porque al parecer tiene para la isla otras prioridades que el supuesto proyecto integrador de la ALBA. Queda cada vez más claro que los cubanos soportan a Chávez por el petróleo barato que les envía pero no pierden la oportunidad de marcar las distancias.

Decimos que Chávez consolidó las relaciones de vasallaje en primer lugar porque virtualmente impuso la creación de un “Consejo de Seguridad” que se encargaría de cumplir una labor policíaca en los países miembros del ALBA. Esto significa que velaría porque las órdenes emanadas de Caracas, sean plenamente y rigurosamente cumplidas porque de lo contrario cesaría el envío de recursos que hasta ahora están “ayudando” a las economías de países en los que no se están aplicando políticas adecuadas.

Pero las intenciones de Chávez van mucho más allá. En realidad el “Consejo de Seguridad” sería la cobertura mediante la cual el tiranuelo caribeño podría intervenir abiertamente en los asuntos internos de los países signatarios y ojo que esto no implica solo una injerencia en términos políticos sino también, créalo o no, militares. No hay que olvidar que Chávez propuso la invasión de Honduras para solucionar la crisis en ese país, intención que solo pudo ser frenada por una actitud firme del Brasil.

La creación de este “Consejo de Seguridad” ya produce un justificado resquemor en las filas castrenses de Bolivia que ven con preocupación que en el futuro las decisiones relacionadas con la defensa nacional se tomarían ya no en La Paz sino en Caracas.

En realidad el acuerdo para la creación del “Consejo de Seguridad” no viene sino a, digamos, “institucionalizar”, una situación que ya existe de hecho en Bolivia. El Alto Mando militar está subordinado a la agregaduría de Defensa de la embajada de Venezuela en La Paz y ninguna decisión se toma sin consultar con el “bunker” que les sirve de sede en la zona de Cota Cota, un residencial barrio paceño.

Si bien en el pasado existían acuerdos militares con Estados Unidos que podrían ser considerados atentatorios contra la soberanía nacional, es evidente que en la actualidad, a pesar de los discursos patrioteros, la situación de sumisión al gobierno venezolano es más grave y se ha transitado de una dependencia hacia otra mucho más perniciosa.

Y hasta el propio Evo se da cuenta de los riesgos implícitos en la pretensión de Chávez de conformar una “alianza militar defensiva” ante las “amenazas del imperio” y por ello tímidamente dijo que “sentía” que la propuesta “no (debe) ser una resolución acelerada, sino hay que estudiar y dejaríamos en manos del consejo político que estudie, con la participación de nuestras fuerzas armadas”.

Los Presidentes de este remedo político de integración llamado ALBA saben que detrás de toda propuesta de Chávez se esconde un propósito de dominación, que podría conducir a la región hacia aventuras muy peligrosas ya que el gobernante venezolano no se caracteriza por su mesura y se encuentra en los límites de la paranoia, lo que hace que la preocupación del Paraguay por la compra de aviones de combate para Bolivia, sea más que justificada.

1 comentario:

alexander dijo...

Blog de ayuda a médicos cubanos que quieran dejar las misiones medicas.
http://medicoscubanosenesperadevisaparausa.blogspot.com/