Páginas vistas en total

martes, 27 de julio de 2010

el decano de la prensa se refiere al nacimiento del MAS AUTÉNTICO que está formado por notables disidentes con Evo que no lo aceptan como jefe

La reciente creación de una coordinadora política de disidentes del Movimiento Al Socialismo (MAS) busca, según sus miembros, ser un polo de equilibrio que dé voz a aquellos que no comulgan con las ideas híbridas impuestas en el denominado proceso de cambio. El ex senador por el MAS y dirigente del Movimiento Por la Soberanía (MPS) Lino Villca, dijo que el presidente Evo Morales no es el único dueño del proceso.

“El Presidente no es dueño de este cambio, todo el pueblo, los diez millones son parte de este proceso y peor todavía sus colaboradores, los ministros nunca han estado en la lucha, sino aquellos que hemos luchado y lo hemos llevado a Morales a la presidencia. Hoy, los movimientos sociales y los dirigentes se pueden expresar”, afirmó.

Villca se refirió al vicepresidente Álvaro García Linera, quien en criterio de esta coordinadora política, sería el principal artífice de los enfrentamientos, agresión y división política en el país, además de estar formando una teoría híbrida que pretende unir al socialismo con el comunitarismo, ideas que no son complementarias.

“Las ideas de (García) Linera no son absolutas, no es la última palabra como dicen. No existe el socialismo comunitario, es una teoría híbrida que ha lanzado este señor, porque no tiene un sustento filosófico, teórico y político, no termina de comprender lo comunitario que es algo más profundo que el socialismo”, sostuvo.

El frente se conformó el pasado jueves, donde un grupo de disidentes del MAS expresó sus lineamientos políticos contrarios a la actual propuesta de García Linera, a quien dijeron, darán bastante pelea. En tanto el presidente Morales los calificó como “resentidos y busca pegas que hacen de instrumento para la extrema derecha”.

Al respecto Lino Villca dijo que “las declaraciones del propio Presidente (Evo Morales) de que somos resentidos y busca pegas no somos nosotros, más bien son aquellos que están con el Presidente que han estado décadas en el poder. Nosotros podemos caminar en las calles y la gente nos reconoce, por eso estamos tranquilos”.

EXPULSIONES

El Gobierno del MAS en el último tiempo ha demostrado señales de intolerancia con los pensamientos disidentes, incluso de aquellos que no necesariamente pertenecen a la oposición política. Es el caso de la ex diputada Merleny Paredes, quien fue golpeada en los Yungas luego de dejar el “instrumento político”.

Dentro las expulsiones figura Andrés Soliz, ideólogo de este frente, quien se alejó del Ministerio de Hidrocarburos, luego de mostrar su inconformidad en la readecuación de condiciones en los contratos petroleros.

Filemón Escóbar, experimentado líder sindical de izquierda, fue expulsado del MAS por “contradicciones internas y no comulgar con los arrimados”, según dijo. El polémico ex legislador que tuvo un rol protagónico durante el último período de los gobiernos neoliberales, denunció que muchas personas que no formaron parte del denominado proceso de cambio, fueron ingresando en los principales espacios de poder, especialmente en el Gabinete de Ministros.

El ex senador Lino Villca se alejó del MAS cuando no fue designado como candidato para Gobernador por el departamento de La Paz, postulación que recayó en Félix Patzi. Villca denunció discriminación de parte de un sector del MAS y creó su propio instrumento político, el MPS.

Más tarde, el propio Patzi, otro ideólogo del MAS, tras un hecho de tránsito protagonizado por su persona, fue expulsado del oficialismo, pese a sus esfuerzos y súplicas ante el Primer Mandatario. Patzi también denunció discriminación por un sector cupular dentro del partido gobernante.

OPOSITORES

El caso de los opositores como el ex vicepresidente Víctor Hugo Cárdenas, cuya familia fue expulsada de su comunidad y casi linchados tuvieron que escapar, demostró que la denominada justicia comunitaria, así como el control social, merecen una regulación legal y coordinada por esferas del Estado. También, el dirigente indígena del oriente, Marcial Fabricano, quien en 1990 fue parte de la histórica marcha Por la Tierra y la Territorio, fue víctima de flagelación por partidarios del MAS hace más de un año.

No hay comentarios: