Páginas vistas en total

viernes, 6 de agosto de 2010

toda la prensa. las dos grandes cadenas han puesto de relieve la carrera armamentista de Evo que está instruyendo milicias en todas las ciudades

La Prensa, El Deber y EFE.- La orden para el entrenamiento militar de civiles de los movimientos sociales, acatada desde el lunes en reparticiones castrenses de Santa Cruz y Cochabamba, generó ayer más polémica. El Vicepresidente y el Ejército la defendieron, mientras que ex comandantes, la Iglesia Católica, políticos, cívicos y analistas criticaron y definieron como irregular el curso Entrenamiento de Patriotas.

El comandante de la Séptima División del Ejército, general Herlan Ampuero, dijo a la red PAT que desde el lunes participan en el programa centenares de personas de diversas clases sociales, entre ellas miembros de grupos indígenas. “Estamos pasando con varios ciudadanos que han venido a la guarnición de Cochabamba, hasta ahora tenemos alrededor de unas 200 o 300 personas”.

El comandante de la Octava División con base en la región oriental de Santa Cruz, el general Ramiro Siles, señaló que la instrucción a los civiles es para “defender la patria ante cualquier eventualidad” y aclaró que el curso se aplica todos los años en el territorio nacional y consiste en un adiestramiento en lo teórico y práctico.

El vicepresidente Álvaro García Linera confirmó ayer el inicio del programa y dijo que “se inscribe en esa necesidad” de las Fuerzas Armadas “de ampliar la base de formación cívica que es obligación dar a los ciudadanos”. Comentó que la instrucción no debe ser interpretada “de ninguna otra manera” porque las Fuerzas Armadas ya cumplen con esa actividad con el servicio militar obligatorio para los jóvenes.

El almirante Jorge Zabala, comandante castrense entre 1999 y 2000, dijo: “Pueden capacitar desde el punto de vista cívico patriótico, pero en función de algún objetivo concreto”. El ex comandante José Luis Cabas (2009-2010) subrayó que este curso “no está regido, no sé bajo qué instrucciones están haciendo y debe haber algún reglamento que los ampara, ya que sólo se llama a los reservistas para épocas de peligro de confrontación bélica”.

El sacerdote Marcial Chupinagua, portavoz del cardenal Julio Terrazas, declaró a PAT que este plan crea “un clima de constante apronte, guerra, desconfianza e inestabilidad que no es favorable ni positivo para un país que quiere construirse con base en la unidad y vencer flagelos como el narcotráfico, corrupción y la pobreza”.

“Gastar en armas es despilfarrar los pocos recursos que se tienen y fomentar un espíritu de constante confrontación”.

Por su parte, el presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, Luis Núñez, sostuvo que a la gente se le debe enseñar “a leer, a escribir y a trabajar, y no a matar”. Núñez manifestó que esta instructiva de entrenar a civiles contradice el artículo 10 de la Constitución Política del Estado, que declara a Bolivia como un Estado pacifista.

El programa está al margen de la CPE

El constitucionalista Carlos Alarcón señaló que el entrenamiento militar que reciben civiles en las unidades militares del Ejército es irregular porque se encuentra al margen de las disposiciones legales de la Constitución Política del Estado y la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas (LOFA). Para este experto, la preparación de los efectivos militares sólo debe ser para quienes están en servicio o cuando alguien ingresa en la carrera militar. “Ésos deberían ser los únicos casos en los que un ciudadano puede recibir prácticas militares, fuera de eso, imposible, es bastante irregular y contrario a las propias normas vigentes del país”. Señaló que en caso de una emergencia bélica se convoca a los reservistas para que recuerden el manejo de las armas. “(Se los convoca cuanto) el país está en guerra, y ahora no es el caso de Bolivia”.

Opinión

“Es un deber de todo ciudadano cumplir deberes cívicos. Este tipo de actividades, tengo la impresión, tengo la lectura, que se inscriben en eso de la necesidad de las Fuerzas Armadas de ampliar la base de formación cívica, que es su obligación dar a los ciudadanos bolivianos, no hay que interpretarlo de ninguna otra manera, simplemente es la ampliación de la base de instrucción cívica que regularmente cumplen las Fuerzas Armadas en nuestro territorio”.

Álvaro García Linera / Vicepresidente de Bolivia

“Deben explicar este plan, porque nos preguntamos si el objetivo es crear fuerzas paramilitares de apoyo al Gobierno, porque no podemos concebir que los civiles estén recibiendo instrucción militar. No sabemos cuáles son los fines que se tiene. Nos dicen que es para servir a la patria, pero creemos que ése no es el propósito de esta instrucción que están realizando las Fuerzas Armadas, por eso queremos saber qué sucede y deben informar”.

Germán Antelo / Senador opositor

“La población debe aprender a leer, escribir y trabajar, y no a matar. Esta instructiva de entrenar militarmente a civiles contradice el artículo 10 de la Constitución Política del Estado, que declara a Bolivia como un Estado pacifista, que promueve la cultura de la paz y rechaza toda guerra de agresión como instrumento de solución a los diferendos y conflictos. El adiestramiento militar a civiles fuera del servicio militar constituye un riesgo para la sociedad”.

Luis Núñez / Comité pro Santa Cruz

“ Hace más de un año las autoridades acusaron de terroristas a jóvenes vinculados a la oposición cuando entrenaban en prácticas militares, y ahora llaman patriotas a los oficialistas que reciben instrucción militar. Que un grupo de estudiantes vaya a entrenarse, que les enseñen a disparar, me parece terrible, y me parece terrible que los opositores vayan de corte. Antes eran terroristas, ahora entrenando de esa manera son patriotas”.

Ninoska Lazarte / Presidenta Concejo Municipal de Cochabamba

No hay comentarios: