Páginas vistas en total

jueves, 7 de junio de 2012

de tumbo en tumbo. de mal en peor. acumula fracasos y fiascos como el de Tiquipaya. que muestran el declive del originario

El gobierno cocalero no da pie con bola en materia de política exterior. A los reiterados fracasos en las diversas cumbres de años recientes (Copenhague, Tiquipaya 2010, Cancún, Viena) se suma ahora el bochorno sufrido en la cumbre de la OEA, donde la administración evista se hizo decir por el continente que el diferendo marítimo con Chile es “asunto bilateral”.
A esa estruendosa derrota sufrida por el régimen debe adjuntarse ahora la inminente concesión de asilo político para el senador opositor Roger Pinto por parte del Brasil, extremo que de confirmarse significará un nuevo veredicto de la comunidad internacional sobre la existencia de persecución contra disidentes en la Bolivia del MAS.

Estos fracasos tienen causas bien delimitadas: por una parte, tenemos un gobierno altamente ideologizado, que antepone las simpatías doctrinales a la hora de elegir alianzas externas. Eso ha ocasionado que se escogiera como aliados internacionales a socios altamente inconvenientes para el interés nacional, como Venezuela o Irán.
Venezuela, que no acompañó las mociones bolivianas ni en Cancún ni en la 42 Asamblea de la OEA. Irán, que amaga con arrastrar al mundo a una conflagración bélica nuclear.
Por otro lado, la administración evista aparece fuertemente condicionada en su política internacional por las prioridades de la principal base electoral masista: el sector cocalero.
De ahí que muchos esfuerzos de la cancillería se pierdan en promover la despenalización de la coca-para-cocaína.
En materia marítima, Morales nunca ha tenido una estrategia clara, realista y viable. Primero se practicaron las “relaciones carnales” con el gobierno Bachelet, pasándose luego a la confrontación retórica con el gobierno Piñera. Todo, sin que se lograra resultado alguno.
Es una nueva muestra de que el instrumento político cocalero, que accedió al poder prometiendo “el oro y el moro” a la ciudadanía boliviana, no está calificado en lo más mínimo para gobernar…

No hay comentarios: