Páginas vistas en total

viernes, 29 de mayo de 2009

Evo ha traicionado a Bolivia, le ha despojado de su sagrado nombre. Ha renunciado a representar a Bolivia, que "ya no existe" por tanto debe irse ya!!

Víctor Vargas Montaño
Cambio de nombre o traición a la Patria?

Si bien el Art. 1 de la nueva Constitución Política del Estado aprobada por el MAS y sus seguidores, contempla que: “Bolivia se constituye en un Estado Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario, libre, independiente, soberano, democrático, intercultural, descentralizado y con autonomías. Bolivia, se funda en la pluralidad y el pluralismo……”. Ello no implica que se haya facultado al poder ejecutivo para que cambie la estructura nominal de la República de Bolivia a sólo criterio personal o político-partidista.

Por otra parte, todo cambio de nombre (así sea de una persona individual) implica un cambio radical de la personería tanto así que jurídicamente deja de ser quien era y pasa a ser otra persona legalmente distinta aunque físicamente siga siendo la misma; lo propio ocurriría ahora si se confirma el absurdo cambio de nombre de nuestro país.

No es un capricho ni una crítica interesada de mi parte, pero, creo firmemente que con el nombre de un país no se debe jugar, esto no sólo afecta el orden interno sino a nivel internacional; tómese en cuenta que todas nuestras relaciones internacionales se han realizado con la República de Bolivia y ninguna con el “Estado Plurinacional de Bolivia”.

Por otro lado, si revisamos el trámite legal que debe hacerse para proceder al cambio de nombre de un ciudadano común, resulta que sólo es posible mediante un proceso ordinario civil, la demanda debe contener una especial argumentación y fundamentación jurídica que hagan posible llegar al convencimiento de la autoridad para que acceda a autorizar el cambio de nombre; para ello, debe además de sus argumentaciones presentar pruebas, certificaciones y un cúmulo de requisitos que permitan acreditar la necesidad del cambio de nombre.

Ahora bien, ¿Cuánto más debería necesitarse para cambiar el nombre de un País?... En primer lugar debe consultarse al pueblo y luego, seguir los pasos legales para que el cambio de nombre sea admitido tanto a nivel interno como internacionalmente. No se trata pues de satisfacer un simple impulso de la “temática” politiquera o de pintarrajear paredes en tiempos proselitistas. ES EL NOMBRE DE NUESTRA PATRIA.

Ésta actitud, jurídicamente no está contemplada, pero en mi criterio el D.S. 0048 de 2009 implica Traición a la Patria, Dn, Juan Evo Morales aún siendo el Presidente de Bolivia, no está facultado legalmente para cambiar el nombre del País ni con esta constitución ni con ninguna otra, caso contrario que revise el Art. 172 en sus 27 numerales de la actual Constitución Política del Estado, con especial énfasis en el numeral 2.

Por otro lado, esta Constitución en su Art. 232 textualmente dice: “La Administración Pública se rige por los principios de legitimidad, legalidad, imparcialidad, publicidad, compromiso e interés social, ética, transparencia. Igualdad, competencia,….”. Principios que no son expresados de ningún modo en el D.S. 0048/2009 puesto que carece de legitimidad, de legalidad, de competencia y de ética; por el contrario, es una clara muestra de infidelidad y menosprecio al pueblo boliviano, es un total irrespeto a Bolivia como República libre, independiente y soberana.

Dicho de otro modo, Dn. Juan Evo Morales con este D.S., ha renunciado directamente ser Presidente de la República de Bolivia cargo al que accedió por la vía democrática y ha preferido nominarse un nuevo Estado “Plurinacional” para ejercer su propio sistema de gobierno de tipo dictatorial, quizá bajo esa creencia está atacando permanentemente al Poder Judicial y tratando de eludir al Legislativo en todo cuanto se le antoja, tanto así que ya no contamos con el Tribunal Constitucional que tanto sacrificio costó al pueblo boliviano su instauración puesto que los gobiernos de turno en aquella época no querían admitir su presencia que de hecho significaba un control muy riguroso a sus apetitos anticonstitucionales, sin embargo, éste gobierno que se autodenomina del pueblo, lo destruyó de forma directa para evitar sus decisiones frente a la arbitrariedad que viene ejerciendo como es este caso de cambio de nombre de Bolivia.

No hay comentarios: