Páginas vistas en total

sábado, 4 de febrero de 2012

orgulloso de que los gringos le nombres "señal de que soy alguién" y que le llamen "autoritario" sinónimo entre otros de "macho, machote" en lo despectivo

Evo Morales se pone contento cuando Estados Unidos habla de él. Hace unos días, el departamento de inteligencia estadounidense, dijo en un informe que Bolivia, junto con Ecuador y Venezuela están al mando de regímenes autoritarios que debilitan la democracia. Ni bien se conocieron estas afirmaciones, el presidente, quien ha estado bastante callado últimamente  en relación a temas norteamericanos, comenzó a disparar munición gruesa en contra de los gringos. En primer lugar dijo que está orgulloso de que lo llamen así, porque al menos eso indica que él es alguien. Dijo que cada vez que lo llamaban “terrorista” o el “Bin Laden andino” (supuestos calificativos sobre los que no existen registros creíbles) él se ponía contento porque quiere decir que existe y que lo toman en cuenta. Parecido a lo de Madonna cuando afirma “que hablen bien o mal, pero que hablen”. El jefazo sabe que su perfil antimperialista es un factor fundamental para mantener en alto su imagen internacional.  En sus discursos siempre se ufana de haber logrado que ahora se hable de Bolivia. En el mejor de los casos, esto podría llamarse marketing al estilo de las estrellas de rock y en el peor de los casos es complejo colonial puro y duro.

No hay comentarios: