Páginas vistas en total

miércoles, 26 de enero de 2011

cierto que Karen Arauz no fue la única en padecer de VERTIGO al tratar de seguir la tormenta de cifras tan mal expuestas, con Evo q/no aprendió a leér

Años atrás fui diagnosticada con Vértigo Posicional Paroxístico benigno y pasajero por stress post-traumático. Nunca más me molestó -hasta coincidentemente- el día 23.

Con convicción y pensamiento positivo, tomé la decisión -despojada de toda subjetividad- de escuchar concienzudamente el mensaje-informe de SE. Me costó no distraerme por la masiva marcha de comunidades de todo el país, escoltadas por los Gobernadores oficialistas. Estuve pensando si los escasos cuatrocientos mil bolivianos presupuestados por el Ministerio de Culturas, habrá alcanzado aunque sea para transportar y proveerles de algún alimento a los llegados de todos los rincones de nuestro vasto territorio. Aparte de militantes y dirigentes masistas, llegaron cientos de grupos y conjuntos de música autóctona portando flamantes banderas y estrenando vestimenta. Fue un deleite para los turistas por la inesperada oportunidad de presenciar un espectáculo de una grandiosidad pocas veces visto, incluso para nosotros los bolivianos.

Mientras esperaba la sesión de la Asamblea, conjeturaba cómo se las arreglarían para cubrir los costos del espectáculo vespertino. Sólo el escenario montado en la Plaza Villarroel, era digno de asombro por el sonido, luces, pantallas gigantes y fuegos artificiales que dejaban en claro la gran bonanza por la que atravesamos. La profusión de bebidas alcohólicas le puso a la noche alegría extra. Nada tuvo que envidiar a un concierto de los Rolling Stones en Londres celebrando el cumpleaños de su Majestad la Reina. La administración pública en pleno colmaba la plaza con horas de anticipación. Semejante apoteósico festival con la gigante Diablada Urus incluida, estaba acorde con los logros que seguramente develaría el Presidente del Estado inaugurando su sexto año de gobierno.

Observé festivos a los Ministros, varios de los cuales tomarían otros rumbos, siempre claro que -al decir del Presidente- gobierne obedeciendo al pueblo. Me equivoqué. Solo cambió a tres con instrucción de no enfermarse y que pongan a su familia en el congelador.

Con la intervención del Vicepresidente tuve una sensación de vahído atribuible seguramente al esfuerzo de mantener mi mente abierta. Su remilgado manejo del lenguaje se dirigió hacia una especie de realismo mágico, acercándose más de lo que él mismo desea, a un Estado aparente.

Cuando transcurría la primera hora del informe de SE, mis problemas de equilibrio espacial se empezaron a manifestar inequívocamente. Danza de cifras divididas en dos fases, la primera catastrófica del 2000 al 2005, y la segunda, la de los logros históricos, del 2005 al 2010. La lectura de tan abultados números, confundirían al mismísimo Arquímedes por lo que debieron ponerlos como gentileza a SE, en letras. Tratar de seguir el discurso con lo proyectado en el Power Point, ya era mucho exigirnos a él y a mí.

Siempre con pensamiento positivo, me encandilaron los planes de grandes carreteras, trenes, aeropuertos internacionales, subterráneos, puentes, plantas hidroeléctricas, exploración de múltiples pozos, industrias petroquímicas, producción de litio para el orbe entero y hasta plantas de leche. Increíbles las magnánimas ofertas de campaña a cinco años de gestión. Pensé en la alegría que sentirán los cientos que caminan a las cuatro de la mañana por un puñado de azúcar. En subte la cosa cambiará.

No era ocasión para referirse a lo cotidiano, la canasta familiar, bolsillos y angustias pequeñas.

Las horas parecieron minutos. De lo bueno, breve. La lucha contra el narcotráfico, soberanamente nacionalizada, es un éxito. La droga boliviana que por toneladas se acaba de encontrar en Hong Kong, ha sido con seguridad un mínimo descuido que bien se puede pasar por alto.

Me encantó lo de Atacama. No entiendo la inmediata reacción tan falta del sentido del humor de Piñera. Lo dicho, en solemne ocasión y agencias de noticias internacionales atentas, es perfectamente admisible.

La revelación que los malévolos empresarios han preferido exportar a precio de gallina muerta con tal de fastidiarlo a él, me pareció terrible. Menos mal que pidió se acaben las broncas. Le faltó decirnos quién es el gran camorrero. Porque él, propuso alianzas estratégicas con los productores. Como ésta para mi fue la mejor parte, ojalá nadie lo provoque así esa alianza se materializa y no como ya pasó con varios intentos anteriores.

La magia de la televisión permitía ojear de rato en rato a la audiencia en la Plaza Murillo. Con qué atención y grado de comprensión seguían a SE. El sonido de los pututus a modo de aplauso le daba a todo el entorno un aire misterioso. En algunos canales privados, conocidos analistas no lograban disimular su confusión. Es que era mucha cosa. Hay que ser más que inteligente para digerir la cantidad de información, meridianamente ilustrada y perfectamente hilada.

Tengo la vaga sensación que faltó un poco más de mensaje político. Las cifras podrían haberse publicado en los medios escritos y los técnicos del Gobierno, podían haber pasado semanas enteras en su canal explicándoselas a la población. Sin embargo, me pareció que el Presidente está tan carismático y tan enfocado como siempre.

Mi vértigo posicional paroxístico benigno, reinaugurado al mismo tiempo que el año sexto de este Gobierno, me tiene tan mareada, que me dolió mucho no poder festejar acorde a las circunstancias y a mi buena onda.

[Image]Karen Arauze-mail: eldia@edadsa.com.bo

No hay comentarios: