Páginas vistas en total

lunes, 16 de febrero de 2009

se salió con la suya. es que a fuerza de amenazas y grangerías, con los ingentes recursos del petróleo, con un ejército que acompaña sus maniobras ...

se dió modos para quedarse en el árbol, disfrutando de la vaca lechera, mamando de la abundancia. lo peor de todo, a ésto le llaman democracia y le llaman revolución (Centa Reck comenta lo sucedido en Venezuela)

Dios concede la victoria a la constancia", dijo Chávez en su papel de indiscutido rey de los venezolanos. Y no cabe duda que el endiosado capitán no sólo ha sido constante sino un maniático de sus ideas fijas que lo han llevado a enclavarse y atornillarse al sillón de la presidencia de por vida. Algo que le ha faltado a su oposición que ha navegado errática y complaciente frente a este caudillo con vocación para quedarse y apropiarse del poder.
Si algo se puede decir de Chávez, es que como todo viejo lobo de mar, nunca se ha desanimado ni aún ante los peores reveses sufridos, ha puesto de nuevo sus obstinadas ideas, su ideario completo y ha tocado todas las teclas, ha manipulado todos los sitios y finalmente ha acicateando al pueblo, arreándolo, llevándolo a votar a las buenas y malas, tocando puerta por puerta, amenazando a los votantes para que estén presentes o sino tendrían las represalias del partido.
De tal modo que Chávez ha conseguido llevar a la gente a que vote por la enmienda, ha ampliado los horarios de votación a un simple dedazo, esperando a que los electores lleguen hasta los centros electorales y voten por lo que él les exigió que voten. Esa ha sido la razón para que las colas se hayan acumulado y multiplicado incluso fuera de los horarios estipulados para votar.
Chávez en su alegría maníaca, se las dio de cantor, paseó a su pueblo desde citas supuestas de Miguel de Unamuno hasta entonar la canción de Candilejas que cantó cambiándole la letra para recordarle al pueblo que no se iría nunca.
Luego se vanaglorió de haber recibido el mensaje de Fidel, que desde su ataúd eterno le sigue dando las reglas de oro a sus pupilos para que se agarren uñas y dientes del poder.Los jóvenes del movimiento opositor en Venezuela, han hecho todo lo posible por luchar contra un poder que no es sólo la máquina topadora de Chávez sino que además ha contado con una oposición funcional que ha dado margen a que Chávez se quede y haga todos sus caprichos en el país caribeño.
Los jóvenes venezolanos tienen que luchar ahora contra Chávez y contra la oposición parásita del régimen dictatorial, que vive de servirle al régimen y de hacerle dádivas y concesiones.
Para terminar su largo discurso, después de haber ofrecido semana de los enamorados y carnaval como reposo del guerrero, citó al escritor Jorge Luis Borges a quien le atribuyó la frase de que nadie es la patria sino que todos son la patria.
También dijo que este escritor había dicho que la patria no es un día, no es un tiempo, sino que es verdaderamente un hecho perenne, la patria no es el tiempo, es un hecho perdurable, un hecho y un vivir para siempre. Con lo que quiso recordar el rojo rojito Chávez, frente a su pueblo rojo rojito que es el gran resucitador de la patria que estaba muerta, y además se dio un baño de erudición citando autores, mostrando que lee, que es un letrado, que es un consumidor de autores, que para ser tirano moderno no hace falta cambiar el rol ni las estrategias, pero sí está buscando cambiar las pistas para seguir hablando de perpetuidad y de patria en un trabalenguas con las que termino hablando de Bertol Brech diciendo que existe un pueblo que lucha toda la vida, que son los indispensables y las indispensables.
Arengó y arengó frases sueltas, palabras erráticas y perdidas que no tienen otro guión que no sea llegar a perpetuarse frente a los oídos abiertos y bastardeados de su pueblo rendido, de votantes arreados y llevados a corear.
En un magistral papel histriónico le dijo al pueblo que se consagraba íntegramente a su pueblo, que se consumiría de por vida al servicio pleno del pueblo venezolano, siguiendo una cita de San Pablo.
El rojo rojito de Chávez, no dejó así ningún resquicio para justificar que se consagrará y se consumirá en el poder.Los jóvenes que se han despertado en Venezuela tendrán sin duda mucho trabajo, mucho, pero mucho trabajo para hacer oír su verdad.

No hay comentarios: