Páginas vistas en total

sábado, 1 de octubre de 2011

Ni Copa ni Nelson Cox asumen responsabilidad, ni muestran papeles, estos dos son buenos para engañara a las víctimas de la violencia política y como estamos viendo también para provocarla deben irse a su casa


La ministra de Justicia, Nilda Copa, aseguró ayer que no instruyó la represión policial a la marcha indígena el pasado domingo y que solo solicitó al Ministerio Público la investigación sobre el “secuestro” del Canciller del Estado, David Choquehuanca, por parte de los movilizados.
Dijo que personalmente hizo la denuncia en defensa de los derechos humanos por el supuesto secuestro del Canciller en Chaparina, un día antes de la represión policial, y que solo de eso en las últimas horas se estaría tergiversando la información, como si ella habría instruido al alto mando policial la intervención de la marcha.
Sin embargo, según unos documentos la solicitud de intervención de la fuerza pública en la marcha indígena, en caso de ser necesaria, fue solicitada a la Fiscalía por Copa; su viceministro Ricardo Cox y dos funcionarios del área legal del ahora extitular de Gobierno, Sacha Llorentty a soberanía popular.

Todo apunta al Palacio. Sin embargo, dos analistas políticos, Carlos Cordero y Jimena Costa coincidieron en señalar que al gobierno de Morales le falta humildad para reconocer sus errores y políticamente ese ha sido un revés muy significativo.
"Es que resulta increíble que un gobierno que enarboló las banderas del indigenismo ahora ordene reprimir a sus mismos hermanos", dijo Costa.
El viaje de la delegación legislativa a Estados Unidos a explicar sobre la represión al parecer antes que ocurra porque el viaje tarda entre 6 a ocho horas, el envío de los aviones al Beni,la instrucción a los policías, son evidencias incontrastables que se trató de una operación planificada con anticipación, observaron.
La represión se ha llevado a los ministros de Defensa Cecilia Chacón y de Gobierno, Sacha Llorentty y también al director de régimen interior, Marcos Farfán.
El presidente Evo Morales negó haber dado al orden y la tarde del jueves el vicepresidente García Linera dijo que no salió del Palacio, pero que saben quien la dio, solo que a su momento todo se sabrá.
Pero como dicen que el cuchillo para que corte tiene que ser el de la misma casa, el ex viceministro de Tierras, Alejandro Almaraz, aseguró que "por los muchísimos indicios quién ha dado esa orden es Evo Morales"

'Fue Teté'. El cívico provincial Luis Alberto Áñez dijo que el presidente, el vicepresidente y todos los ministros se pasaron de cínicos. "Están en el juego del "yo no fui fue Teté" que repite Homero Simpson en su caricatura.
Asimismo el dirigente indígena Víctor Hugo Velasco señaló que creen que por suerte se les ha caído la máscara y en vez de resultar creíbles resultan rechazados.
Costa dijo que la obsesión de Morales por quedar al margen de una decisión de la que es el máximo responsable político no parece dar los resultados deseados.

¿Se agota el modelo?. El sociólogo Ricardo Paz, dijo a AFP que "estamos viviendo la fase de agotamiento del proyecto de poder del MAS, que tuvo la oportunidad en el 2005 de generar un proyecto nacional (...) pero eligió el camino de construir un proyecto de poder".
El diputado masista Jorge Silva admite errores, pero el presidente de Diputados Héctor Arce afirma que este no es el peor momento del MAS y que sabrá salir airoso del conflicto del Tipnis.
Evidencias que apuntan al Palacio
INFILTRADO.  El 17 de agosto  fue sorprendido entre los marchistas Boris Villegas, director de régimen interior del Ministerio de Gobierno. Fue poco después que agredieran a un periodista de la Red Erbol que cubría la marcha.
¿TODO ORQUESTADO?. A las 12.30 del lunes el presidente de Diputados, Héctor Arce  estaba en EEUU hablando con el jefe de la OEA, José Miguel Insulza,  sobre la represión indígena del domingo a las 17.00.
AVIONES. Dos naves fueron preparadas en el hangar de la FAB por orden ministerial y salieron de la Paz hacia Rurrenabaque  para transportar ahí a los indígenas detenidos después de la intervención de la marcha.
DOCUMENTOS. La ministra de Justicia Nilda Copa y dos abogados del Ministerio de Gobierno aparecen firmando un pedido de intervención a la marcha indígena hecho ante la fiscal de distrito de La Paz, Betty Yañiquez.
PLAN. Adolfo Chávez de la Cidob mostró un plan policial en cumplimiento "de una orden constitucional" para transportar en ocho buses a los indígenas detenidos hasta Rurrenabaque donde luego serían cargados en los dos aviones.
 

No hay comentarios: