Páginas vistas en total

martes, 9 de diciembre de 2008

el general lópez reaccionó. "me ofrecieron una embajada a cambio de mi silencio" preferí la denuncia por amor a mi Patria, sostuvo. Evo comprometido

Los comerciantes de Puerto Evo (Pando) acusados de contrabando de 33 camiones, se reunieron con el Presidente de la República en dos ocasiones para solicitarle un decreto supremo para poder reexpedir su mercadería desde la zona franca de Cobija hasta su población, ubicada en las márgenes del río Abuná. Esto se deduce de una carta enviada a Evo Morales, firmada por Jesús Chambi Mamani, presidente de la Organización Territorial de Base de Puerto Evo y principal acusado del contrabando de 33 camiones en Pando.
La misiva, fechada como recibida en la Presidencia de la República el 26 de junio, hace referencia a un encuentro con Evo en Pando, y otro en Palacio, del cual, además, participaron el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana; el entonces presidente de la Aduana, César López, y la gerente de Normas, Jacqueline Villegas.Para ese entonces, los 33 camiones repletos de mercadería ya se encontraban en Zofra Cobija, puesto que fueron retenidos por más de 45 días, antes de que los contrabandistas los sacaran por la fuerza, el 27 de julio, supuestamente autorizados por Quintana.
Cuando Chambi pasaba con la caravana, explicó al control del Km 18 de Cobija que tenía permiso del ministro.Sobre la reunión en Palacio ya había hablado López, que aseveró que en dicha oportunidad Quintana autorizó el paso de 17 camiones, no de 33. La carta, además, demuestra una antigua relación entre los pobladores de Puerto Evo (ex Montevideo) con gobiernos pasados, ya que obtuvieron un permiso similar en 2001, con Amparo Ballivián.En la carta, en tres ocasiones le piden a Morales que emita el decreto supremo para no pagar impuestos en Cobija, amparados en el artículo 247 del decreto 25870.
Consultado al respecto, el vocero presidencial, Iván Canelas, dijo que no conocía la carta y colgó el teléfono.Por otro lado, López afirmó ayer que el ministro Quintana tenía la potestad de remover al gente de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB) a través de llamadas telefónicas. Añadió que el Gobierno le ofreció un puesto en alguna embajada, antes de hacer pública su denuncia.
López expresó que en reiteradas oportunidades Quintana llamó para pedir la destitución de gerentes regionales, argumentando que no debían estar trabajando con él. Acotó que el ministro no sugería los reemplazos, sino sólo los despidos.Durante la gestión de López fueron removidos al menos siete ejecutivos. Dos de ellos fueron los ex gerentes generales Vladimir Cornejo y Rodolfo Villalba, además del ex gerente jurídico Enrique Jáuregui, que renunció a su cargo. Además está el caso de José Valdivia, que fue destituido por supuestos actos de corrupción (se lo acusa de vender cargos dentro de la institución).López echó, además, a los gerentes regionales de Tarija Marcelo Mendoza Álvarez y de Santa Cruz Alberto Soto de la Vía, quienes fueron sacados de sus cargos sin explicación.
A ellos se suma la dimisión de un titular de Cochabamba. Todos los cambios se produjeron desde la posesión de López en el cargo, en junio de 2007, hasta su relevo, que se dio hace un mes. El general retirado sostuvo que pudo haberse callado para lograr su designación, pero prefirió realizar la denuncia. "Alguien dijo que mi reacción sería porque estoy respirando por la herida; si eso fuese así, ¿no hubiese sido más fácil quedarme callado, ocultar los hechos y aceptar el cargo de funcionario en alguna embajada?", dijo.López mencionó que las estrechas relaciones que existían entre Quintana y su persona se deterioraron precisamente por las denuncias que ensayó y por intentar cumplir con su deber cuando quiso detener el paso de los 33 camiones con mercadería de contrabando en Santa Ana del Abuná el 27 de julio.
Sobre el juicio anunciado por Quintana en su contra, López pidió al ministro que diga la verdad y que reconozca que trató con contrabandistas, en lugar de limpiarse las manos. “Explique por qué encubrió a los contrabandistas de Cobija, por qué usurpó funciones y se entrometió en actividades que no son de su competencia autorizando el paso de los camiones con mercadería”, concluyó.
Comisión decide si llama a ministroDesde las 14:30, los miembros de la comisión multipartidaria se reunirán para evaluar la información recibida y definir el cronograma de nuevos informes orales, especialmente del ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, adelantó el presidente de esta instancia, Javier Zabaleta (MAS). El oficialista afirmó que desconoce la negativa de Quintana de presentarse a declarar y recordó que ellos tienen una carta de esa autoridad solicitando la reprogramación de su presencia en la comisión.
Quintana cambió de actitud el fin de semana, en un programa de Patria Nueva. La autoridad dijo estar dispuesto a someterse a cualquier investigación ‘siempre y cuando se compruebe el delito’; pero una vez fuera y en conferencia de prensa, el titular de la Presidencia indicó que no se presentará a ninguna instancia.
Zabaleta espera que su correligionario cumpla con la reprogramación de la convocatoria y el diputado Arturo Murillo recomendó a Quintana no ‘ponerse nervioso’ y esperar la convocatoria. El senador Roberto Yáñez habló de un decreto en el cual supuestamente el ministro Quintana participa directamente en la administración de los recintos aduaneros. Sin embargo, el documento es de creación de la Dirección de Almacenes de Bolivia, que está a cargo de Hacienda y en el cual la Presidencia forma parte del directorio.
Oposición y Conalcam, tras Quintana
El presidente del Senado, Óscar Ortiz, pidió al presidente Evo Morales que de la cara y defina la situación del ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, que fue acusado por el ex presidente de la Aduana Nacional, general César López, de haber autorizado, en julio, el paso de 33 camiones cargados de contrabando en Pando."Éste es un caso muy grave porque compromete al ministro que ha estado más cerca del Presidente; afecta a la credibilidad del Gobierno en un caso que es un delito penal y sorprende que, después de varios días, el ministro Quintana no haya renunciado a su cargo y se haya sometido a un proceso", indicó.
El jefe de la brigada de parlamentarios de Podemos de Santa Cruz, Pablo Klinsky, advirtió al presidente Evo Morales con iniciarle un juicio de responsabilidades por encubrir las denuncias contra Quintana.El presidente de la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam), Fidel Surco, anunció que no pone las manos al fuego por Quintana, de quien dijo que debería someterse a un proceso investigativo. "La Conalcam defiende el proceso de cambio, y no defenderá posibles irregularidades cometidas por el Poder Ejecutivo", añadió.(texto de el deber, santa cruz, bolivia)

1 comentario:

Luis Eduardo Siles dijo...

El reciente caso de contrabando masivo protagonizado por el ministro mas cercano a Evo Morales y con la confiesa partcipacion de este, no es mas que el ultimo de una serie de indesmentibles hechos de descarada corrupcion que protagoniza el regimen del MAS en Bolivia. Estos incluyen un aumento espectacular en la produccion de cocaina, estimado en 500%, incluyendo el involucramiento de personas muy cercanas a Morales como la hermana de Margarita Teran, el saqueo de las empresas publicas,la extorsion a empresas privadas y negociados de toda indole que se encuentran detallados con cientos de fuentes y referencias en http://nuestroperronegro.blogspot.com/2008/04/la-corrupcion-populista.html