Páginas vistas en total

viernes, 24 de septiembre de 2010

Evo camino de convertirse en Caudillo. estudio realizado por Calle el director de Bolpress otrora panigerista del autócrata

Morales había adoptado el lema zapatista „mandar obedeciendo“ en su discurso inaugural del 18 de enero de 2006. Más tarde, cuando se sentía acosado por los sectores derechistas que llegaron a poner en discusión su continuidad en el gobierno, Morales se refugió en la protección de los sectores sociales y hasta consutaba con ellos algunas de sus decisiones políticas.Pero de a poco el entusiasmo por mandar obedeciendo se fue disipando, a la par que figuras claves de la resistencia popular en el periodo neoliberal —como Enrique Mariaca o Andrés Soliz Rada— fueron relegados y luego marginados.
El MAS se fue convirtiendo en un partido refugio de ex politicos de derecha, quienes de racistas y neoliberales, de la noche a la mañana se convirtieron en militantes del cambio y muchos de ellos ahora deciden quien es de derecha y quien no.
Al mismo tiempo, los sectores sociales comenzaron a tomar distancia del gobierno de Morales, mientras otros —campesinos e indígenas— pedían ajustas en las políticas gubernamentales.“Anoche estaba reunido con la Federación de Campesinos de La Paz Túpac Katari, bueno los escuché con paciencia, por supuesto, pero me hacen perder el tiempo. Antes me hacían perder el tiempo intentos de golpe de Estado, referéndum revocatorio, pero ahora esto viene de algunos dirigentes por influencias ajenas a perjudicar. A veces no tenemos tiempo, pero hay que sacarle tiempo al tiempo”, dijo Morales durante un ampliado de la llamada Coordinadora Nacional para el Cambio (Conalcam), organización de la que uno de sus pilares son los campesinos.
Los dirigentes de la organización campesina —que en 2003 convocaron al bloqueo de carreteras, sin el cual el llamado proceso del cambio hoy no sería posible— piden el cambio de varios ministros, pero al considerar Morales que no hay razones para el cambio, los cuestionados funcionarios permanen en sus cargos.Después de los desplantes de Morales, la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) decidió revisar su permanencia en la Coordinadora Nacional por el Cambio, y su apoyo a Morales. “¿Por qué el Presidente nos ataca permanentemente a las organizaciones sociales?, eso puede tener consecuencias; vamos a analizarlo, porque quizá ya no es conveniente estar acompañándole de cerca (a Morales)”, dijo el secretario de Tierra y Territorio de la CSUTCB, Rodolfo Machaca.
El distanciamiento entre las organizaciones sociales y el gobierno es cada vez mayor, y según los todavía seguidores de Morales se origina en la falta de ejecución de proyectos sociales.Entre los dirigentes de organizaciones sociales se volvió a hablar de la persecusión y amedrentamiento. Organizaciones no gubernamentales como Fobomade y el CEJIS fueron acusadas de instigar con la derecha. Ambas organizaciones fueron, hasta hace poco, firmes defensoras del llamado proceso del cambio, pero tuvieron que pedir al Defensor del Pueblo garantías para continuar con su trabajo. El secretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Roberto Coraite denunció haber recibido, en más de una ocasión, mensajes de amedrentamiento en su teléfono celular. “Lo curioso de esos mensajes es que siempre llegan después de que hacemos declaraciones en contra del Gobierno”.La persecución no sólo se limita a dirigentes, sino que incluso llega a involucrar a familiares. “Quieren saber todo de nosotros, nos sentimos perseguidos por el Ministerio de Gobierno”, dijo Rodolfo Machaca, también dirigente de la CSUTCB. El ministerio de Gobierno es ocupado por Sacha Llorentti, ex presidente de la Asamblea de Derechos Humanos de Bolivia, que enfrenta ahora duros cuestionamientos por la represión a una protesta popular en Caranavi que dejó el saldo de dos muertos.
Evo Morales parece estar al margen de esas preocupaciones de los dirigentes de base. En su entorno hay quienes están convencidos que el presidente es merecedor del premio Nobel de La Paz. Morales mismo quiere seguir de presidente, aún después de 2014 y con ese fin ya inició su propia campaña, a la que se sumaron los partidarios del MAS. Como en la historia política boliviana, Evo Morales está camino a convertirse en un típico caudillo.

No hay comentarios: