Páginas vistas en total

martes, 20 de enero de 2009

mario panique en hoy bolivia analiza las amenazas de garcía linera en contra de los autonomistas que "seguirán como leopoldo" de qué se trata?

La verdad vuelve a los caminos de Pando y apuntan a Quintana y el Gobierno

Ya no caben dudas, el vicepresidente García Linera haciendo gala de una personalidad que no le queda, volvió a lanzar amenazas en Montero. Ofreció cárcel a quienes se opongan a su propuesta de autonomía en su constitución que pretende hacer aprobar este 25 de enero. Utilizó frases que amedrentan como “si el grupo de fascistas continua intentando una autonomía a golpes seguirán los pasos de Leopoldo Fernández”.
A buen entendedor pocas palabras. ¿Qué quiso decir García Linera con esa frase atemorizante en Montero, quiso decirnos acaso que la violencia que enlutó a más de una familia en Cobija, fue obra planificada por él y ejecutada por Quintana, Becerra y Aguilera, alcalde de Filadelfia?
A dichas deducciones, ahora se suma una nueva figura de esta violenta historia que al parecer Unasur no vio ni escuchó. Se trata del Pandino Blusher Alpire, quien asegura haber sido contratado por Ramón Quintana y Chiquitín Becerra para asesinar al Senador Roger Pinto, además de otras tareas para la compra de armas, encargadas por el actual alcalde Filadelfia, Antonio Aguilera. De ser así, lo dicho en Montero no hace más que reconfirmar que el señor García Linera, alienta este tipo de violencia y además manipula la verdad, por lo tanto, García vendría a constituirse en el autor intelectual de estos hechos.
Y es que la verdad de lo ocurrido en Porvenir y Cobija respectivamente, manipulada a gusto por gente ligada y comprometida con el presidente venezolano frente a la opinión pública nacional e internacional, poco a poco comienza a aflorar y mostrarse a la luz publica luego que mucho que los confinados y exilados en Brasilea Brasil, han tomado contacto con amigos y familiares fuera de aquel infierno. En otros casos han emigrado y se han instalado en otras ciudades del país en busca de por lo menos subsistir, dejando atrás desolación y frustración con familias destruidas, desintegradas y abandonadas a su suerte como consecuencia de persecuciones y amedrentamientos permanentes que el oficialismo continua ejerciendo contra los adversarios políticos, todo comandado por Evo y García Linera.
Pero no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista, los ahora perseguidos por el Gobierno que vivieron de cerca la irracional masacre tanto en Porvenir como en el aeropuerto de Cobija y que no fueron consultados por los investigadores de Unasur y otros organismos del oficialismo, tienen su propia versión de los hechos que contrastan diametralmente con la versión recogida por los personeros de Gobierno.
Hiber Yamabe, por ejemplo, era un funcionario de Aasana en el aeropuerto de Cobija que vivió los momentos más dramáticos de la refriega; todos lo vimos en el video que mostró la Tv nacional gritando con ira e impotencia las consecuencias de esta acción contra un militar que al parecer estaba a cargo responsabilizándolo por lo ocurrido, ese es Yamabe. Cuenta con tristeza y temor como sucedieron los hechos luctuosos del 11 de septiembre del 2008.
“Los disparos salieron desde dentro de las instalaciones del aeropuerto y no como dicen que el Pastor evangélico tenía un arma y que por eso le dispararon desde la faja de aterrizaje, ¡mentira! Porque yo estuve allí y vi todo” y por eso hoy me persiguen, la balacera no tiene sentido racional”, afirma Yamabe.
Sandra Ruiz Urquiza, otra de la personas que también estuvo en el lugar y que más tarde termina siendo perseguida por sus adversarios solo por ser testigo de las atrocidades de militares y civiles al servicio del oficialismo, cuenta que en su calidad de enfermera le tocó estar en las escaramuzas atendiendo a un herido de bala en el hombro derecho, disparo que aún no se sabe de donde salió, dice ella, al percatarse de que este había perdido la vida quiso comprobar su identidad, siendo sorprendida al encontrar en los bolsillos del occiso documentos de nacionalidad venezolana, extranjeros que participaron de la toma de Cobija para el derrocamiento de Leopoldo Fernández.
La enfermera Ruiz relata que “no tuve más tiempo para guardar dichos documentos porque abruptamente apareció un contingente de militares para llevarse el cuerpo”. Cuan grande fue su sorpresa cuando al otro día el mismo muerto era presentado en las noticias como victima de ataques de violentos autonomistas con varias puñaladas en la parte del estómago.
“Ese hecho escapa totalmente a la verdad porque yo lo atendí y solo vi una herida de bala en su hombro derecho, más nada”, sostiene la mujer. “Confieso que esa actitud me sorprendió pero al mismo tiempo me atemorizó” por lo que tuve que huir, señala la señora Sandra Ruiz.
En otro triste episodio, una bebé que por azares del destino le tocó nacer en pleno monte mientras sus padres huían del asedio de sus captores, fue bautizada con el nombre de “Libertad” en alusión a la amenaza de la opresión. La recién nacida que goza de buena salud es hija de una joven madre, esposa del periodista Jairo de la red Unitel, que por haberse prestado a pasar imágenes de los violentos acontecimientos en el aeropuerto de Cobija a los demás colegas de otros medios, fue declarado enemigo del oficialismo y perseguido por lo que tuvo que escapar hasta ponerse a buen recaudo.
Así como estos testimonios que desnudan las verdades sobre los violentos episodios registrados en Cobija, en la pequeña ciudad de Brasilea en calidad de refugiados hay otros 1.600 testimonios que esperan decir su verdad. Pero entonces es bueno preguntarse ¿porqué se quiere acallar la verdad de lo sucedido?¿cual es el pretexto de ocultar la verdad, por qué Gobernantes y oficialismo continúan persiguiendo sin piedad a los opositores sin darles oportunidad de rehacer su vida junto a su familia?
Ante esta triste realidad, cabe formularse algunas preguntas con respuestas que nuevamente pueden abrir el telón de los escenarios y encontrar la luz de la verdad. Las visiones y ambiciones políticas que en la actualidad tienen una fuerte injerencia externa comandadas por el Presidente Chávez, y cumplidas por el MAS no parecen tener límites porque se trata de un proyecto que intenta asegurar el control del poder total y por si fuera poco, por siempre. Lo bueno de todo es que en esta recta final hacia el referéndum por ese mezquino proyecto de Constitución, se avizoran señales de agradables sorpresas que hace tiempo han comenzado a germinar en el patio prohibido, señales que pueden devolvernos la normalidad de las cosas.
Las pretensiones de Evo Morales que dijo “hemos llegado a palacio para toda la vida” y “Hugo Chávez que también dice que se aferrará hasta el 2021”, compromete una reacción general de la población, porque que eso democráticamente, no es viable y debe cambiar.

No hay comentarios: