Páginas vistas en total

miércoles, 29 de octubre de 2008

con singular capacidad de síntesis capobianco nos dibuja el copamiento del poder total que implementa el MAS ahora cooperado por PODEMOS

El trasfondo político del Acuerdo

Guillermo Capobianco Ribera
memocapobianco@gmail.com


El cronograma electoral ha sido establecido hasta abril de 2010.

Será entonces cuando el Proyecto hegemónico del MAS deberá culminar con el copamiento de todos los instrumentos de poder del estado social comunitario aymara - quechua del Presidente Evo Morales.

El Plan de Acción diseñado para el efecto está a medio cumplir pues el Proyecto no termina de consolidarse.

El primer escollo fue la elección directa de siete de los nueve prefectos; cinco de ellos abiertamente opositores que constituyeron el CONALDE, conformaron la Media Luna y ejercieron poder en más de la mitad del territorio de la República.

Dos prefectos –La Paz y Cochabamba- inclinaron la balanza mermando la contundencia del 54% del triunfo electoral del primer indígena que paseó por el mundo su emblemático “jersey” anunciando la Revolución Democrática-Cultural.

El Segundo escollo fue la composición de la Asamblea Constituyente en la que el MAS no logró los dos tercios desencadenando la intentona del oficialismo por imponer la mayoría absoluta en sus Reglamentos y la exclusión de la capitalidad de Chuquisaca como tema de debate.

La heroica lucha por la capitalidad en Sucre y la intensa movilización por los dos tercios y la autonomía en la Media Luna, fueron el punto de inflexión para que el MAS iniciara la implementación de su Plan “B”: La “alianza facilitadora” con PODEMOS en el Congreso de la República.

Fuentes confiables informaron de dos reuniones “discretas”: la primera en Buenos Aires y la segunda en Lima en donde se sentaron las bases de un esquema de gobernabiidad que incluye la elección de miembros del Tribunal Constitucional, la CNE, la Fiscalia General y los miembros de la Corte Suprema.

Ahora el país puede entender la “generosidad” de PODEMOS al facilitar la ampliación de los trabajos de una Asamblea Constituyente moribunda y la espectacular Ley del Revocatorio que le permitió al Presidente Morales restablecer su imagen de triunfo con el 67% de aceptación.

Esa fortaleza le permitió además deshacerse de dos Prefectos – Pepe Lucho y Manfred – y arremeter contra el solitario Leopoldo instalando en Pando – previo discurso de “los gusanos”- un régimen represivo, confinando autonomistas y “refugiando”a 600 pandinos en Brasilea.

Así llegó “El Acuerdo” que “lavó” y habilitó el Proyecto de Oruro, restituyendo algunos valores de la democracia liberal como el de la división y separación de poderes que luego se negó a acatar incumpliendo las determinaciones de la Suprema.

Diseccionó las Autonomías Departamentales centralizándolas en la Plaza Murillo desconociendo los históricos cabildos millonarios y el voto mayoritario de los departamentos de la Media Luna.

El 25 de enero arrasará con el 90% -dicen- y en las generales de diciembre con eso y mucho más para culminar en abril del 2010 copando militar, política y electoralmente a la rebelde ciudad de Santa Cruz de la Sierra; -su objetivo estratégico desde el comienzo- sometiendo a su modelo de desarrollo productivo social-capitalista, a sus líderes y a su institucionalidad cívico corporativa.

No hay comentarios: